1/06/2014

¿Cómo eliminar la ansiedad anticipatoria?


La anticipación es una manera un tanto contenciosa de relacionarnos con el mundo. Cuando éramos pequeños y esperábamos nuestros regalos, ya sea por Navidad o por nuestro cumpleaños, la anticipación nos generaba un estado de expectación positiva. Sin embargo, en la misma medida en que hemos crecido, hemos realizado una asociación negativa y la anticipación nos genera ansiedad porque a nuestra mente acuden decenas de pensamientos negativos. 

¿Y si no satisfago sus expectativas? ¿Y si no lo logro? ¿Me dejará? Las dudas sobre nuestro desempeño comienzan a ocupar el espacio que antes llenábamos con ideas positivas y, obviamente, esto genera mucha tensión. Es lo que en Psicología se conoce como “ansiedad anticipatoria”. 

Lo curioso es que prácticamente cada evento futuro está acompañado por esta ansiedad. Esto sucede porque nuestro cerebro va más allá y anticipa posibles desastres, calamidades, errores y problemas que pueden surgir en el camino. De cierta forma, es normal y forma parte del proceso de sopesar los pros y los contras de las situaciones pero cuando esta forma de pensar se convierte en un hábito, entonces tenemos un problema.

Cinco pasos para enfrentar el miedo a lo incierto 


La mayoría de las veces ponemos en marcha este mecanismo de forma inconsciente pero la buena noticia es que podemos ponerle coto de manera consciente. ¿Cómo eliminar la ansiedad anticipatoria? He aquí algunos pasos que te ayudarán: 

1. Interrumpir el círculo vicioso de las emociones negativas. Prácticamente cada pensamiento que tenemos genera una emoción por lo que no es difícil comprender que si llenamos nuestra mente de ideas catastrofistas, terminaremos muy ansiosos y con los nervios a flor de piel. Por tanto, el primer paso para interrumpir la ansiedad anticipatoria es descubrir las emociones que estas generan y calmarlas. Toma un respiro profundo y relájate. Cuando retomas el control sobre tus emociones puedes ir un paso más allá y analizar la situación racionalmente. 

2. Detectar los pensamientos negativos. ¿Qué estás pensando? Si te sirve de ayuda, escribe esas ideas en un papel. Te asombrarás al darte cuenta de que te centras más en las cosas que pueden salir mal que en los aspectos positivos. Esa es la causa de la ansiedad anticipatoria. 

3. Desmonta cada uno de los pensamientos. Una vez que has descubierto esas ideas negativas, tómalas una a una e imagina cuál sería el peor escenario que podría ocurrir. ¿Qué puedes esperar en el peor de los casos? ¿Cómo te sentirías? A menudo el peor de los escenarios no es tan malo como supones, lo que sucede es que estás magnificando las consecuencias en tu mente y por eso te da tanto miedo. 

4. Cambia el foco de atención. Para eliminar la ansiedad anticipatoria necesitas cambiar la actitud, lo cual significa que deberás centrarte en los aspectos positivos. Ya conoces las cosas que podrían salir mal, toma medidas al respecto y, después, llénate de positividad. No estoy diciendo que con el pensamiento positivo podrás lograr lo que deseas pero sin duda alguna será más fácil. 

5. Acostúmbrate a la incertidumbre. En realidad, la vida es bastante incierta y, mientras antes lo asumas, mejor será. Para eliminar la ansiedad anticipatoria es fundamental que aprendas a vivir con la incertidumbre sin sentirte incómodo, hacer que esta forme parte de tu vida. Una buena estrategia es concentrarse en el aquí y el ahora intentando controlar la tendencia a suponer lo que pasará en el futuro.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

¿Cómo eliminar la ansiedad anticipatoria?
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

2 opiniones... Comparte tus ideas

básicamente prepárate para lo peor y espera lo mejor ;P

No todo se reduce a eso pero sin duda es esencial moderar nuestras expectativas y el pensamiento catastrofista :-)

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones