La trampa del odio y el rencor

>> 28 de marzo de 2013


A una consulta de Psicología a menudo llegan personas que dicen odiar o sentir rencor hacia su ex pareja, el hijo o el padre que le abandonó, los políticos, los curas, los extranjeros… En fin, la lista de personas que se pueden odiar es prácticamente infinita.

Muchas veces estas personas tienen una razón de base, de una u otra forma, se han sentido abandonados o engañados y esto ha despertado ese sentimiento negativo tan fuerte. Lo curioso es que todos ellos piensan que al odiar, le están haciendo daño al otro. No se dan cuenta de que se están haciendo daño a sí mismos.

El rencor y el odio son dos sentimientos muy profundos que se arraigan y terminan desequilibrando nuestra mente y cuerpo. Porque cualquier sentimiento negativo que experimentemos, sobre todo si está presente durante años, termina pasándonos la cuenta y volviéndose contra nosotros.

El odio y el rencor, a la larga, es un profundo resentimiento y se basan en la necesidad de decir algo que jamás se ha podido expresar (o al menos no con la intensidad que la persona desearía). La persona, de cierta forma, se siente defraudada y comienza a generar dentro de su mente una serie de ideas negativas contra ese enemigo. Con el paso del tiempo, estas ideas aumentan su intensidad y pueden provocar numerosos problemas, desde la ansiedad hasta enfermedades psicosomáticas (de hecho, incluso hay escuelas de pensamiento que afirman que el odio profundo es una de las causas del cáncer, pero esto aún no se ha demostrado científicamente).

De una forma u otra, lo cierto es que ir por la vida cargado de odio y rencor es como tener que llevar siempre un pesado fardo a nuestra espalda que no nos deja ser del todo felices. Entonces, además de albergar sentimientos negativos, te estás negando la oportunidad de ser feliz. En resumen, lo veas por donde lo veas, estos sentimientos no generan nada positivo. Por eso lo mejor es trabajar para canalizarlos y eliminarlos de una vez y por todas.

¿Cómo eliminar el odio y el rencor?


1. Habla con la persona que te ha ofendido y cuéntale cómo te has sentido. En el caso de que no puedas hacerlo, puedes utilizar la técnica de la silla vacía. En práctica, te colocas delante de una silla e imaginas que allí se encuentra esa persona. Dile todo lo que piensas. Te aseguro que se trata de una técnica con un elevadísimo poder catártico, te sentirás muchísimo mejor cuando termines.

2. Acepta la imperfección. Tanto las personas como las organizaciones son imperfectas y no siempre pueden satisfacer todas tus necesidades y expectativas. Es importante aprender a vivir con eso.

3. No te conviertas en juez. Detrás del odio y el rencor casi siempre se esconde un juicio y la sensación de que eres mejor que la otra persona (la que cometió el error). En realidad, todos somos diferentes. Aprender a juzgarnos solo a nosotros y no ir por la vida vistiendo la toga del juez no solo te ayudará a eliminar estos sentimientos negativos sino que te hará mucho más feliz.

4. Acepta que todo cambia. El mundo está en continua transformación y las personas con él. Quizás no te has dado cuenta de que esa persona ha cambiado, solo porque estás demasiado imbuido en la imagen que te has construido de él y que ya no se corresponde con la realidad.

5. Aprende a dejar ir. En la vida nos pueden pasar muchas cosas que consideramos injustas. A veces, lo mires por donde lo mires, es difícil encontrarle el lado positivo. En esos casos, lo mejor es dejar ir el rencor y el odio. 

16 opiniones... Comparte tus ideas:

Leilani Nevarez C. 22 de abril de 2013, 16:19  

Hola,

Primero que nada me gustaría felicitarlos por su blog, soy aspirante para la licenciatura de Psicología en la UNAM y realmente encuentro muy interesantes la variedad de temas que aquí se abordan.
En especial, lo que comentan aquí acerca de las emociones negativas, estoy totalmente convencida de que cuando se mantienen por mucho tiempo, pueden desencadenar importantes y graves enfermedades en el cuerpo humano, si bien a lo largo de la vida es imposible no tener nunca estos sentimientos, hay que procurar siempre tener un equilibrio positivo, ésto me recuerda un libro de la autoría de Louis Hay llamado "Sana tu cuerpo" donde explica de una forma sencilla las causas mentales y el trasfondo emocional de cada una de las enfermedades, así como distintos métodos para erradicarlas.
Saludos y felicidades nuevamente por su blog

Jennifer 22 de abril de 2013, 17:28  

Leilani,
Ante todo, gracias por tus críticas tan positivas.
El libro que comentas es muy interesante, de hecho, en otro artículo del blog he hecho referencia a él ya que, aunque no comparto al 100% su filosofía, creo que puede ser de gran utilidad para nuestra vida cotidiana.
Un placer contar contigo, suerte en la carrera.

Anónimo 15 de agosto de 2013, 0:16  

hola soy una mujer de 31 años y desde hace 5 años no eh podido superar el odio que me causa ver a la ex de mi esposo pero tomare en cuenta sus consejos profesionales este odio solo me a traido cansancio y muchas lagrimas el veneno del odio lo siento en mi sangre como si lla de alli no pudiera salir pero lo intentare por mis hijos y por mi grasias

Jennifer 15 de agosto de 2013, 10:18  

En efecto, acarrear un odio así durante años es extremadamente dañino.
Pon en práctica esos pequeños consejos, verás cómo poco a poco tu vida comienza a llenarse de positividad.

Ferdinand Lja 22 de octubre de 2013, 19:39  

Nunca he sido bueno manejando eso del oído y el rencor... Desde mi adolescencia me a perturbado tanto la idea de odiar a alguien que me ha hecho daño al punto de querer verlo muert@... En fin todo eso quedo en mi pasada pubertad y ahora con 20 años saliendo de una relación la cual muy problemática... aunque el motivo de la ruptura fue esta falta de confianza y exceso de celos de mi parte... el darme cuenta que ella lo toma muy a la ligera, se divierte con sus amigos, tiene nuevos pretendientes. Mientras yo undido en mi cama, si no es leyendo para distraerme es escribiendole con tanto desprecio. La ame bastante a pesar de todos los problemas que tuvimos pero en este punto no puedo dejar de sentir tanto dolor, rencor, aborrecimiento por esa persona que tanto quise... no encuentro la forma de cambiar esto y hemos intentado hablar pero me cuesta creer en lo que ella diga, me decepciona tanto el amor que me cuesta tanto poner en practica sus consejos.

Jennifer 23 de octubre de 2013, 9:27  

Ferdinand,
Recuerda que todos no enfrentamos los hechos de la misma manera pero eso no significa que no nos duelan o que no sean importantes. Hay quienes se encierran en casa y se sumen en su dolor y otros prefieren salir para intentar mitigarlo.
Por otra parte, cuando una relación termina, es normal que se pase por un periodo de resentimiento e ira. Es tan solo una fase que pasará.
Intenta no pensar obsesivamente en ello, he aquí dos técnicas para acallar el diálogo interior que te ayudarán.

Irene Bautista 25 de noviembre de 2013, 16:37  

Hola, buen día, tengo 19 años y muchos podran decir que soy joven para estar, por decirlo así, llena de rencor y miedo y hasta a veces desconfianza por cualquiera que me rodeé, hace algunos años tuve un "novio" que siempre en todo momento, a pesar de ser algo de secundaria, me hacia menos, me hablaba "bonito" pero siempre habia algo que ocultaba, salía con otras niñas y llego a casi restrgarlas frente a mi, luego mi padre abandono a mi madre por otra mujer, de esto hace 7 años y aún me duele admitirlo. Esas situaciones y otras más como maltrato en la escuela por mis compañeros, han hecho que al día de hoy una relación importante se este fracturando y volviendo frágil. Tengo arranques de ira, a veces comienzo a empujar y a querer no dejar ir a la persona, siento impotencia pero siempre dentro de mi esta el miedo a que me rechacen por mis miedos, esos arranques por algo tonto que parezca,busco que "se quede" y me siga oyendo aunque he visto que da el efecto contrario y siempre he sabido que esta mal, el día de hoy decidí esto, buscar la manera de perdonar y tal vez perdonarme por otros actos que he cometido. Me aterra perdonar y el no lograrlo, todo lo que dice el texto me encanto, espero de nuevo sentirme fuerte y feliz, espero sonreir sin miedo y poder ser feliz con quien me rodea.

Jennifer 26 de noviembre de 2013, 14:50  

Irene,
Desgraciadamente,no hay edad para el odio y el rencor. A veces los golpes que nos da la vida, nos hacen albergar mucha ira y resentimiento hacia los demás. Sin embargo, eso solo consigue dañarnos.
Existen numerosas técnicas para dejar ir estos sentimientos negativos pero mi recomendación es que te pongas en manos de un psicólogo. Recuerda que nosotros no estamos solo para atender a los "locos" sino para ayudar a las personas a vivir mejor, a encontrar su camino y ser felices.

tutito 21 de diciembre de 2013, 10:10  

Siento odio y rencor por mi hermano, teníamos una bonita relacion de familia, el esta en proceso de divorcio y encontro una mujer de la cual se enamoro como un loco, por consejo de su nuevo amor nos saco de su vida de un día para otro, y a sus hijas también, el solo vive para su nuevo amor, yo estoy de acuerdo en que el tiene derecho a rehacer su vida, el problema de todo es la forma en que lo esta haciendo. He sido el paño de lagrimas de mis sobrinas, y debido a todo esto siento odio por el por todo el sufrimiento que ha causado lo cual a mi me ha afectado en mi vida familiar. Mi sobrina menor ha estado probando las drogas y mi hermano dice que no puede ayudarla yo trato de hacer lo que puedo ya que no puedo hablarle mucho porque ellas hablan frances y yo español.

Jennifer D. 21 de diciembre de 2013, 12:21  

Tutito,
Cuando una persona nos decepciona, es normal que experimentemos sentimientos encontrados. Por una parte, continuamos queriéndole pero, por otra, le culpamos por lo que ha hecho.
Mi consejo es que no te canses de hablar. Todos cometemos errores, sobre todo cuando estamos cegados por las emociones. No le pelees ni le recrimines, solo habla de tus sentimientos y de lo que está experimentando tu familia.
Es importante que no le eches la culpa sino que le transmitas el mensaje de que vosotros le necesitáis emocionalmente.

Jennifer Delgado 13 de febrero de 2014, 17:30  

Mariela,
Por lo que comentas, tu pareja intenta manipularte emocionalmente. En ese caso, te recomiendo este ebook sobre la manipulación.
No obstante, en el blog también podrás encontrar varios artículos sobre el tema de la manipulación y la dependencia emocional, con consejos prácticos.

GioBlog 28 de febrero de 2014, 1:48  

hola hace un año aproximadamente comense a sentir algo parecido al odio por mi suegra es una mujer sufrida engañada y con sentimientos reprimidos percivo yo ella tiene cosas buenas pero es bien entrometida sisañosa es como mosquita muerta se hace la buena pero por dentro es calculadora manipula las cosas a su favor hasta para saber algo sencillo a causado problemas con mi esposo que la quiere mucho y le dice que si vive solo conmigo jamas loo ira a ver y que si no estoy en casa ella se siente bien porque puede decir lo que sea a nuestra hija siento en ocaciones que la odio y otras veces quiero tener amor para con ella quiero perdonarla pero no se como hacerlo

Jennifer Delgado 28 de febrero de 2014, 12:38  

GioBlog,
Intenta centrarte en los aspectos positivos de la persona, eso te ayudará a relacionarte con ella. No obstante, mantente atento a la manipulación.
Este ebook ¡Cuidado! Manipulador a la vista podría serte de ayuda.

Aida Taracena 1 de marzo de 2014, 14:42  

Hola . Hace unos meses unaa compañeras de instituto comenzaron a meterse conmigo porque no quise cambiar un examen que llevana fijados dos meses . El profesor dijo que nonlo cambiaba pues había una compañera que no quería . Prácticamente me echo a los leones y encima había compañeros que tampoco querían cambiarlo . Asi comenzaron mis dos meses de terror . Siempre oyendo comentarios , me cerré en mi misma , mis compañeros ni me preguntaron como estaba , es más ahora me piden ayuda en los deberes y tuvieron la cara de decirme tus problemas no son mis problemas . Mi tutora me dijo que me aguantara y que sobreviviera . Finalmente se solucionó con la intervención de la orientadora .¿ Pero ahora que? Me cerré en mi misma y ahora estoy sola , sin amigos , para mis compañeros soy persona non gratta . Segun ellos la unidad de la clase me la cargué yo . Soy incapaz de superar el odio que siento hacia todo ellos . Todos se llevan genial con esas chicas y ellas tan felices después de lo que me hicieron. El odio me consume y no sé si cambiarme de colegio.

Jennifer Delgado 4 de marzo de 2014, 15:44  

Aida,
Es normal que te sientas sola y excluída. Sin duda alguna, el profesor manejó muy mal el asunto pero, desgraciadamente, no se puede regresar en el tiempo así que toca asumir las consecuencias.
Al menos en España, existen centros que ayudan a estudiantes que sufren acoso escolar, puedes informarte si hay alguno en tu ciudad y pedirles ayuda.

Los contenidos de este blog no son una verdad absoluta y no suplantan el ejercicio profesional. Algunas realidades personales pueden no verse reflejadas.

  © Intextos 2009-2014 | Diseño de F. Ruini | Aviso Legal | Publicidad

Back to TOP