Ser madre es como tener dos trabajos y medio


Ser madre es un trabajo a tiempo completo. Aunque quizá esta afirmación se queda corta, al menos según un estudio realizado por Welch. Los investigadores concluyeron que en realidad ser madres equivale a tener dos trabajos y medio. 


El “trabajo” más difícil y bonito del mundo 


Los investigadores analizaron el día a día de 2.000 madres estadounidenses cuyos hijos tenían entre 5 y 12 años de edad. Esas mujeres trabajaban además fuera de casa. Descubrieron que esas madres trabajaban una media de 98 a 100 horas cada semana. Normalmente se levantaban a las 6:23 de la mañana y terminaban las tareas domésticas a las 8:31 de la noche. 

Si tenemos en cuenta que una jornada laboral media es de 39 horas semanales, no es difícil sacar las cuentas. Las madres trabajan más de dos jornadas completas a la semana. 

De hecho, las madres entrevistadas se lamentaban porque tenían muy poco tiempo libre para ellas. Les quedaba poco más de una hora al día. Muchas sacrificaban sus pasiones, salir con las amigas o incluso el cuidado corporal y el descanso para dedicarse a su trabajo y al cuidado de su familia. Algunas reconocían que ni siquiera podían descansar durante todo el día, aunque estuvieran enfermas y que tomarse una ducha larga a solas era una utopía. 

Con ese ritmo, no es casualidad que más de un 40% refirieran sentirse extenuadas. De hecho, cuatro de cada diez madres confesaron que sentían que su vida era una serie interminable de tareas, los siete días de la semana durante los 365 días del año, sin descanso. Algunas afirmaban que cuando terminaban su jornada laboral, comenzaba otra en casa. 

Otras reconocían que era complicado compaginar la vida familiar para que todo fluyera sin dificultades. Un dato interesante es que el 72% de las madres contaron que los miembros de la familia eran muy exigentes y cada cual exigía un menú diferente. 

De hecho, en la literatura científica ya se está hablando del burnout parental. Se trata de un agotamiento físico y emocional debido al exceso de atención que pueden demandar los hijos y las tareas del hogar. Hoy se estima que el síndrome de burnout en madres y padres afecta aproximadamente al 14% de los padres. 


Sus principales signos son: 


- Agotamiento físico y emocional 


- Distanciamiento emocional de los hijos 


- Sensación de incompetencia como padres 


Cuidarte es esencial, para ti y para los tuyos


Las madres no cuidan a sus hijos por un suelo, es evidente. Lo hacen porque los aman, porque quieren lo mejor para ellos y porque les satisface. De hecho, la mayoría de las madres consideran que los abrazos de su familia es la mejor manera para demostrarles su agradecimiento. 

No cabe dudas de que esas tiernas manos alrededor del cuello por la noche pueden hacerles olvidar la fatiga diurna, pero también es importante que las madres se cuiden. El exceso de responsabilidades y el agotamiento pueden terminarán pasándote factura, tanto a nivel psicológico como físico. También afectará tu relación de pareja e incluso con tus hijos ya que cuando estás cansada reaccionas con mayor irritabilidad. 

De hecho, es mejor poner el parche antes de que caiga la gotera. Un estudio realizado en la Universidad Católica de Lovaina reveló que muchas madres no se daban cuenta de la magnitud de las responsabilidades y tareas que asumían hasta que no era demasiado tarde. Estar ahí, siempre y para todos, puede ser extenuante, por lo que debes asegurarte de no cruzar la línea roja que afecte tu salud. 

Recuerda que la mejor manera de hacer felices a tus hijos y a las personas que amas consiste en ser feliz tú misma. Por eso, si te sientes sobrecargada, es conveniente que pidas ayuda. Todos los miembros del hogar, incluidos los niños, deben colaborar en las tareas domésticas, según sus posibilidades. No tienes por qué cargar con todo el peso tú sola. 

Tener tiempo para ti no es un lujo, es una necesidad. Ese tiempo te permitirá desconectar del estrés cotidiano, reencontrar tu equilibrio y relacionarte con las personas que más quieres con una actitud más relajada. Así todos podréis disfrutar del tiempo juntos. 


Fuentes: 
Hubert, S. & Aujoulat, I. (2018) Parental Burnout: When Exhausted Mothers Open Up. Front Psychol; 9: 1021. 
(2017) The Biggest 'lifesavers' For American Moms. En: SWNS Digital.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Jennifer Delgado Suárez

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

SUBSCRÍBETE, ALIMENTA TUS NEURONAS :)

La Psicología como nunca te la habían contado, directamente en tu correo...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones