15 Frases sobre la paz interior que te iluminarán


La paz interior es uno de los mayores tesoros, aunque también uno de los más elusivos. Cuando alcanzamos un estado de paz interior, es como si de repente los planetas se alinearan, sentimos que cada cosa está donde debe estar porque nos liberamos de las expectativas y nos sentimos a gusto con nosotros mismos. Es un estado de equilibrio y bienestar en el que tenemos el control de nuestras emociones y pensamientos. 

Por desgracia, en una sociedad que enaltece la acción constante, que nos convierte en adictos a la preocupación y que nos hiperestimula, es difícil encontrar momentos de introspección que nos permitan desarrollar la serenidad. Por eso, no es extraño que terminemos frustrados, agobiados, estresados y ansiosos, aunque no siempre sepamos muy bien por qué. Estas frases sobre la paz interior de escritores, filósofos, psicólogos y maestros budistas arrojan luz sobre cuál podría ser el camino para hallar el estado de serenidad y tranquilidad que todos necesitamos. 

Reflexiones de paz interior para alcanzar la serenidad 


1. “Por cada minuto que pasas enfadado, pierdes 60 segundos de paz interior” – Ralph Waldo Emerson 

Cuando nos sentimos enfadados o frustrados, estamos tan llenos de esas emociones, que no nos percatamos del daño que nos hacen. Pensar que cada vez que alimentamos esas emociones “negativas” dejamos escapar una oportunidad para sentirnos bien, nos ayudará a recobrar la perspectiva, minimizar su impacto y recuperar el equilibrio mental

2. “Solo alcanzarás la paz interior cuando aprendas a perdonar en vez de juzgar” – Gerald Jampolsky 

No podemos sentirnos en paz si arrastramos el fantasma del odio y el rencor. Tampoco podemos estar en paz si juzgamos y criticamos continuamente, convirtiéndonos en jueces todopoderosos a los que nada les parece bien. Cambiar esa actitud, ser más tolerante y flexible, sin sentir la necesidad de criticar a cada paso, nos ayudará a encontrar una nueva serenidad. 

3. “La paz interior es el resultado de reentrenar tu mente para que procese la vida como es, no como te gustaría que fuera” – Wayne Dyer 

Esta frase sobre la paz interior se enfoca en la aceptación, un paso esencial para alcanzar la serenidad. En vez de negar la realidad, debemos aprender a superar la frustración cuando las cosas no van como nos gustaría, replantearnos el camino que hemos elegido, reajustar nuestras expectativas y seguir adelante. Aceptar que las cosas no siempre siguen el rumbo que queremos es esencial para estar en paz.

4. “La paz interior proviene de la satisfacción de saber que has hecho todo lo que has podido para convertirte en la mejor persona que puedes ser” – John Wooden 

Un ingrediente fundamental de la paz interior es estar bien consigo mismo, sentirse satisfechos con lo que hemos logrado y el camino que hemos recorrido. No significa regodearse en la autocomplacencia sino hacer todos los días todo lo posible por crecer un poco más, para que podamos convertirnos en nuestra mejor versión. 

5. “No permitas que los comportamientos de los demás destruyan tu paz interior” – Dalai Lama 

La paz interior es una conquista que debe ser protegida. Debemos recordar que nadie puede hacernos sentir mal sin nuestro consentimiento. Por eso, Dalai Lama nos anima a afrontar con ecuanimidad los comportamientos y actitudes potencialmente molestos de los demás. Cuando tenemos las riendas de nuestras emociones, somos nosotros quienes decidimos cómo actuar, no dejamos que las personas manipulen nuestros hilos emocionales.

6. “La paz interior comienza cuando decides que no permitirás que las personas o las circunstancias controlen tus emociones” - Pema Chodron 

La paz interior no es un estado que se alcanza por un golpe de suerte, es una decisión consciente de proteger nuestro equilibrio psicológico. Eso significa aprender a responder en vez de limitarnos a reaccionar. Saber detener a tiempo los primeros impulsos para impedir que sean las circunstancias o las personas que nos rodean quienes dicten nuestro estado de ánimo.

7. “Aprender a ignorar lo que no vale la pena es un excelente camino para hallar la paz interior” - Robert J. Sawyer 

A veces, para proteger nuestra paz interior, debemos aprender a ignorar, que no significa someterse ni soportar humillaciones o abusos sino ser lo suficientemente inteligentes como para saber qué guerras merece la pena luchar y cuáles es mejor dar por perdidas porque en esa aparente derrota radica nuestra ganancia. Aprender a ignorar lo que no vale la pena significa dejar de enfadarse por todas esas cosas intrascendentes que no hacen sino empeorar nuestro estado de ánimo. 

8. “Nadie puede darte la paz interior, excepto tú mismo” – Ralph Waldo Emerson 

Un buen marinero no se curte en un mar calmo. Lo mismo vale para la paz interior. La serenidad no proviene de fuera, no se encuentra en las circunstancias sino que es un estado interior que se cultiva a través de hábitos que nos ayuden a vivir de manera más equilibrada. 

9. “Si no encuentras la paz en ti mismo, no podrás encontrarla fuera” – Marvin Gaye 

Quienes no pueden perdonarse, se critican continuamente o no se sienten a gusto consigo mismos, no podrán encontrar el equilibrio necesario para sentirse en paz. Una condición sine qua non de la serenidad es hacer las paces consigo mismo, con nuestro pasado, defectos, errores y malas decisiones. 

10. “Si te sientes deprimido, estás viviendo en el pasado, si te sientes ansioso, estás viviendo en el futuro. Si te sientes en paz, estás viviendo en el presente” - Lao Tzu 

La filosofía budista considera que las culpas del pasado y las preocupaciones del futuro nos arrebatan la serenidad. Al contrario, vivir en el “instante eterno” con una actitud mindfulness es el camino para desarrollar la paz y el equilibrio. Implica centrarse en el aquí y ahora, enfocarse en lo que estamos haciendo y disfrutar de ello sin que las nubes del pasado o el futuro enturbien ese estado de bienestar actual. 

11. “Si buscas la paz, deja de luchar. Si buscas la paz interior, deja de luchar contra tus pensamientos” - Peter McWilliams 

Esta frase sobre la paz interior nos brinda una pista sobre cómo alcanzar la serenidad: dejando de luchar contra nuestros pensamientos y emociones. Eso no significa sucumbir ante ellos y dejar que dicten nuestros comportamientos sino aceptarlos y comprenderlos, en vez de intentar reprimirlos. En ese momento ocurre una paradoja porque esas emociones y pensamientos que antes nos incordiaban de repente pierden su fuerza y se desvanecen. 

12. “Conténtate con lo que tienes y regocíjate con las cosas tal como son. Cuando te des cuenta de que no te falta nada, el mundo entero te pertenecerá” - Lao Tzu 

La filosofía budista nos anima a reducir nuestras necesidades, expectativas y deseos, sintiéndonos satisfechos con lo que tenemos. Si logramos ser felices con menos, podremos desligarnos de las presiones sociales y ser más libres. Dejaremos de perseguir obsesivamente posesiones o metas que se muestran elusivas y encontramos la serenidad. En ese momento recuperamos la fuerza para alcanzar los sueños que nos harán felices de verdad.

13. “La paz interior no proviene de tener lo que quieres sino de recordar lo que eres” - Marianne Williamson 

La paz y la serenidad no nacen de las posesiones materiales, estas solo brindan una sensación de seguridad ilusoria que incluso genera inmediatamente el miedo a perderlas. La auténtica paz proviene de estar en contacto con nuestro “yo”. Es un estado de congruencia entre nuestras necesidades y deseos y nuestro comportamiento y actitudes. 

14. “La paz interior es una condición mental en la cual has aceptado lo peor” - Lin Yutang 

Este escritor chino no nos anima a asumir un espíritu derrotista sino a prepararnos para la vida, para que no alimentemos expectativas irreales. "Lo inesperado tiene efectos más aplastantes, sumándose al peso del desastre", advirtió Séneca. Se trata de aceptar la existencia de la adversidad y contemplar la posibilidad de que las cosas no salgan como las habíamos planeado. 

15. “No puedes encontrar la paz evitando la vida” – Virginia Woolf 

La paz interior se encuentra en ese punto en el que dejamos de tener miedo a la vida y sus problemas y nos atrevemos a ser felices y hacer lo que nos gusta, asumiendo todos los riesgos y responsabilidades que ello conlleva. De hecho, alcanzar ese estado de serenidad no implica abstraerse de la vida y vivir en una burbuja sino imbuirse más en ella, disfrutando de cada paso del camino. 

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Jennifer Delgado Suárez

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

SUBSCRÍBETE, ALIMENTA TUS NEURONAS :)

La Psicología como nunca te la habían contado, directamente en tu correo...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones