Cualquier libro infantil no vale: 2 claves para que el cerebro de los niños se beneficie de la lectura


Aprender a leer es encender un fuego; cada sílaba pronunciada es una chispa”, dijo Víctor Hugo. Hoy la mayoría de los padres son conscientes de que la lectura es una excelente herramienta para potenciar el desarrollo cerebral infantil. Comprenden que el hábito de la lectura se crea desde temprano, por lo que se estima que al 55% de los niños de 3 a 5 años les leen todos los días. 

De hecho, la lectura no solo potencia las funciones cognitivas como la memoria, el pensamiento y la atención sino que también enriquece el lenguaje y contribuye al desarrollo de habilidades sociales potenciando la empatía y la capacidad para resolver conflictos.

Sin embargo, el consejo omnipresente de leer a los niños es bastante genérico. ¿Todos los libros son igualmente beneficiosos? ¿Algunas lecturas son mejores que otras? ¿Cuán importante es el contenido de la historia?

Un grupo de psicólogos de la Universidad de Florida y Massachusetts analizaron todos estos detalles, para brindarles orientaciones más específicas a los padres y que estos puedan elegir lecturas que realmente potencien el desarrollo infantil. 

Es necesario elegir los libros correctos en la etapa correcta


La lectura puede reportar beneficios a una edad tan temprana como los 6 meses de vida. Estos psicólogos analizaron a un grupo de bebés de 6 meses para comprobar cuánta atención prestaban a personajes que nunca antes habían visto. Usaron un electroencefalograma para medir sus respuestas cerebrales mientras los bebés miraban las imágenes de los personajes en la pantalla de ordenador, de manera que los investigadores podían saber si los pequeños eran capaces de identificar y diferenciar a los diferentes personajes. También rastrearon los movimientos de su mirada utilizando una tecnología de seguimiento ocular para ver en qué partes de los personajes se centraban más y cuánto tiempo se mantenían prestando atención.

Luego les enviaron a casa con libros infantiles en los que aparecían esos mismos personajes. En un grupo, los padres les leyeron a sus bebés libros que tenían 6 personajes nombrados individualmente. A otro grupo les dieron los mismos libros, pero en vez de nombrar individualmente a cada personaje, se utilizaban una etiqueta genérica para referirse a todos ellos. El tercer grupo no recibió indicaciones especiales.

Al cabo de tres meses, las familias regresaron al laboratorio para medir nuevamente la atención de los bebés hacia los personajes. Los psicólogos descubrieron que solo aquellos que recibieron libros con personajes etiquetados individualmente mostraron un incremento de la atención en comparación con su visita anterior. La actividad cerebral de esos bebés mostró que podían distinguir entre diferentes personajes individuales. Sin embargo, esos efectos no se apreciaron en el resto de los niños.

¿Qué significa esto?

Estos hallazgos sugieren que los bebés muy pequeños pueden usar etiquetas para aprender sobre el mundo que los rodea y que la lectura compartida es una herramienta muy efectiva para estimular el desarrollo desde el primer año de vida.

Los libros con etiquetas específicas permiten que los niños aprendan más rápido, generalicen ese conocimiento a situaciones nuevas y muestren respuestas cerebrales más especializadas. Y lo más asombroso es que esas ventajas cognitivas sobre los otros niños se mantuvieron incluso a los 4 años, según demostró otro estudio realizado en la Universidad de Nueva York, en el que también se constató que no basta con leer, la estructura del cuento y la interacción con los padres también son esenciales.

Las 2 claves para sacarle el máximo provecho a los cuentos infantiles


Queda claro que todos los libros infantiles no son iguales de beneficiosos para el desarrollo infantil. Los libros que los padres deben leer a los niños durante su primer año de vida deben ser diferentes de las historias que se leen a partir de los dos años o de aquellas que se leen a partir de los 4 años, momento en el que los niños comienzan a prepararse para aprender a leer. 

En otras palabras, para que la lectura sea realmente beneficiosa, hay que elegir los libros correctos para su nivel de desarrollo. Si la historia es demasiado compleja, los niños no podrán sacarle mucho provecho y si es demasiado sencilla y de carácter general, no representará un desafío cognitivo que estimule el desarrollo.

La otra clave para aprovechar al máximo la lectura consiste en interactuar con los niños. De hecho, los investigadores creen que la existencia de personajes diferentes conduce a experiencias de lectura más enriquecedoras, en parte porque estimula la interacción con los padres. Es fundamental que los padres no se limiten a leer sino que sean capaces de guiar a los niños a través de ese fascinante mundo y les hablen más sobre los personajes. 

A medida que el pequeño crece, la lectura compartida cobra mayor protagonismo ya que promueve la reflexión sobre las decisiones y comportamientos de los protagonistas, contribuyendo a consolidar diferentes valores. Se ha constatado que tanto la cantidad de libros, como la calidad de la lectura (entendida como la interacción con los padres), son los principales indicadores para predecir el posterior desarrollo del vocabulario, las habilidades de lectura y la capacidad para escribir.

En resumen: mientras más libros leen los padres a sus hijos, y cuanto más tiempo pasan leyendo y comentando la historia, mayores son los beneficios para los niños, siempre y cuando elijan los libros adecuados.

Libros infantiles perfectos para niños de 0 a 3 años


0 a 1 año – A esta edad los libros deben tener muy poco texto y muchas ilustraciones de colores intensos que llamen la atención de los pequeños. También es conveniente que sean resistentes y fáciles de manipular, de tela o plástico blando, con los cantos redondeados. El texto debe ser breve, claro y simple, con una única palabra por página, con tipografía muy grande. También es conveniente que versen sobre objetos y acciones cotidianas.

1. Retahíla, de Annette Tamarkin

Este precioso cuento tiene forma de acordeón, por lo que se puede puede leer por un lado y por el otro, desplegándolo por completo. Sus tapas se sacan conformando el póster de un tren. Y en el interior tiene solapas con muchas sorpresas bajo cada una de ellas: una mariquita escondida bajo la hoja de una manzana, un pollito bajo el ala de una gallina… Un fantástico universo por descubrir que a los peques les hará mucha ilusión.




2. El mago Martín, de Xavier Deneux



Los peques podrán acompañar a Martín en numerosos juegos. Cuando el personaje dice "Abracadabra" se convierte en un tigre, un astronauta, un mosquetero, un vaquero... Y todo eso con movimiento cuando se accionan las lengüetas de cada página. Más chulo, imposible.


3. La casa desplegable, de Patio Editorial



Es mucho más que un libro, es más bien un juego desplegable que se transforma en una casa de tres dimensiones. Además, incluye un juego de busca y encuentra, para cuando el niño sea mayor, ya que propone una serie de objetos para buscar. Sin duda, se trata de un libro muy completo que permite potenciar la concentración y enriquecer el vocabulario, a la vez que que ofrece mucho juego y entretenimiento.


1 a 2 años – A esta edad ya se pueden introducir libros con rimas y repeticiones sencillas para trabajar la musicalidad del lenguaje. Se pueden elegir historias secuenciadas, con un inicio, nudo y desenlace, pero aún deben estar apoyadas en bonitas ilustraciones que capten su atención. A pesar de que al niño le sigue interesando su entorno cotidiano, a esta edad ya comienza a desarrollarse la fantasía, por lo que se pueden introducir historias con un componente imaginativo. Los cuentos aún deben ser cortos y con conceptos sencillos, pero cada libro debe tener al menos dos o tres palabras nuevas.

1. Nosotros, de Hector Dexet


Puede ser el primer libro sobre el cuerpo humano para los niños. Tiene páginas troqueladas y hasta divididas en tres para formar efectos muy divertidos al pasarlas. Sus ilustraciones están llenas de color, para explicar a los niños ideas básicas sobre cómo funciona el cuerpo humano. Y su tierno final hará que tanto a los padres como los peques se les dibuje una sonrisa en el rostro. ¡Muy recomendable!


2. ¿Dónde están los animalitos?, de Nathalie Choux



Este cuento interactivo le encantará a los peques. No solo podrán conocer los diferentes animales sino también los sitios donde viven, como la la granja, el mar, la selva... Además, podrán divertirse muchísimo mientras intentan encontrar los animales que se han escondido, girando la ruedecilla que hay en cada página. Sin duda, se trata de un libro muy ingenioso y divertido.


3. ¿Hola, amigo!, ¿cómo estás?, de Jo Lodge



Este cuento les encantará a los niños, mientras aprenden algunas emociones básicas como la alegría, la tristeza, la sorpresa y el enfado. Además, cuenta con algunas piezas móviles muy ingeniosas que le confieren efectos a los personajes. Los pequeños podrán usarlo con facilidad, mientras van descubriendo diferentes emociones junto con los animales protagonistas. 


2 a 3 años – A esta edad los niños han adquirido cierto grado de autonomía y comienzan a hacerse “mayores”. Si miramos atrás, nos daremos cuenta de que el nivel de desarrollo alcanzado es impresionante. Por eso, se pueden introducir historias que les ayuden a entender el mundo que les rodea, como libros sobre los colores, abecedarios y cualquier situación que deba enfrentar, como la llegada de un hermanito o el control de los esfínteres para dejar de mojar la cama por la noche. También les encantará los libros de fantasía.

1. Los colores, de Marion Billet

Es un cuento precioso que mezcla sonidos con texturas, de manera que su éxito está garantizado. En cada doble página un color: a la izquierda muchos objetos y animales de dicho color y a la derecha un animal en grande con alguna textura en su cuerpo y un botón para oír el ruido que hace. ¡Es simplemente fantástico!


2. Monstruos patas arriba, de Agnese Baruzzi


Es una historia muy divertida en la que nada es lo que parece ser. Ese interesante efecto se logra con unas ilustraciones muy imaginativas y un curioso mecanismo que al girarlo consigue convertir objetos tan cotidianos como un sombrero, un árbol o una naranja en robots, monstruos, arañas, ogros... y un sinfín de seres extraños a los que cazar. Es un cuento interactivo que os sorprenderá gratamente y os permitirá pasar un rato muy entretenido. 


3. Mi gran imaginario al dedillo, de Xavier Deneux
Con 150 palabras y más de 30 texturas, este libro puede convertirse en la primera enciclopedia infantil para que el niño vaya descubriendo el mundo que le rodea y se apropie de muchísimo vocabulario nuevo. Tiene ilustraciones coloridas y muy atractivas, para que aprenda de manera divertida e interactiva. 




Fuentes:
Pickron, C. B. et. Al. (2017) Learning to Individuate: The Specificity of Labels Differentially Impacts Infant Visual Attention. Child Development; 10.1111/cdev.13004. 
Cates, C. et. Al. (2017) Reading with children starting in infancy gives lasting literacy boost: Shared book-reading that begins soon after birth may translate into higher language and vocabulary skills before elementary school. American Academy of Pediatrics.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Jennifer Delgado Suárez

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

SUBSCRÍBETE, ALIMENTA TUS NEURONAS :)

La Psicología como nunca te la habían contado, directamente en tu correo...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

2 opiniones... Comparte tus ideas

"nombrados individualmente", "etiqueta genérica"? podría explicar a qué se refiere con estos términos?
Gracias

Hola Sonia,
El estudio se refiere a que cada personaje tenía su nombre, en contraste con otros libros donde todos los personajes se englobaban bajo un mismo nombre.

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones