Consecuencias psicológicas de la psoriasis: El impacto que va más allá de la piel


Una separación de pareja difícil, la pérdida del trabajo, cambiar de ciudad o la muerte de una persona querida son algunos de los detonantes más habituales de la psoriasis, una enfermedad estrechamente vinculada al estrés y la angustia emocional.

Durante ese periodo turbulento, la persona nota algo extraño en las uñas o la piel, pero normalmente no le confiere mayor importancia pensando que desaparecerá. Sin embargo, en poco tiempo la afección se extiende a otras zonas del cuerpo. Cuando acude al médico y le diagnostican psoriasis, se abre ante sí una nueva etapa con la que tendrá que aprender a lidiar. 

¿Qué es la psoriasis?


La psoriasis es un problema de la piel en el que se acorta el ciclo de vida de las células, que normalmente es de entre 21 y 30 días. En la psoriasis, el ciclo es de apenas 7 días, lo cual hace que se acumulen células inmaduras en la capa superficial de la piel, que adquiere un color rojizo y desarrolla un aspecto escamoso.

La psoriasis afecta al 2,3% de la población mundial, en España hay un total de 1.080.000 casos diagnosticados. Se trata de una condición crónica que puede desaparecer durante algunos periodos de tiempo, pero luego volver a brotar. Sin embargo, su impacto va más allá de la piel. 

Dado que la psoriasis suele ser una condición visible, afecta prácticamente todas las áreas de la vida. Un estudio realizado recientemente en la Universidad de Nápoles reveló que el 55% de las personas con psoriasis tienen expectativas limitadas sobre su progreso profesional y casi un cuarto de ellas han tenido que abandonar algún empleo debido a este problema.

Especialistas de la National Psoriasis Foundation de Estados Unidos entrevistaron a más de 4.000 personas con psoriasis y descubrieron que:

- El 66% reconoció que la psoriasis afectaba su capacidad para disfrutar de la vida.

- El 63% admitió que la enfermedad tenía un gran impacto en su bienestar emocional.

- El 60% confesó que representaba un gran problema en su vida cotidiana.

La enorme carga emocional de la psoriasis


- Estrés. La psoriasis suele ir acompañada de un gran estrés, al cual se le añade la presión social por tener una buena apariencia física. Ese nivel de tensión mantenido a lo largo del tiempo termina provocando nerviosismo e irritabilidad, así como problemas de concentración e incluso trastornos del sueño.

- Vergüenza y aislamiento social. Un estudio realizado en la Universidad de Columbia desveló que el 19% de las personas que padecen psoriasis han tenido experiencias personales de rechazo social. Muchas de esas experiencias les han llevado a cambiar algunos de sus hábitos y evitar aquellas situaciones que conllevan una mayor exposición del cuerpo, como ir a la playa, la piscina y el gimnasio. Como resultado, estas personas pueden terminar aislándose, para evitar los sentimientos de vergüenza y rechazo.

- Baja autoestima. En una sociedad donde los estándares de belleza demandan un cuerpo y una piel perfectos, los cuales a menudo también son considerados como indicadores de éxito y hasta de valía personal, es comprensible que quienes padecen psoriasis se sientan avergonzados, una sensación reforzada por el estigma social que rodea a muchas de las enfermedades dermatológicas. Como resultado, su autoestima suele verse profundamente afectada, llegando a sentirse inferiores.

- Mayor riesgo de sufrir trastornos mentales. Un estudio realizado en la Universidad de Nueva York descubrió que la psoriasis, más que cualquier otra enfermedad de la piel, está relacionada con la aparición de trastornos psicológicos. Investigadores de la Universidad de Pensilvania analizaron a unos 150.000 pacientes con psoriasis y descubrieron que el riesgo de sufrir depresión y ansiedad se eleva en un 39 y 31% respectivamente. Estas personas, en especial los hombres, también tienen más probabilidades de recurrir al alcohol como mecanismo de afrontamiento. 

- Problemas sexuales. Aproximadamente el 35% de las personas que padecen psoriasis afirman que no se sienten atractivas, lo cual tiene serias repercusiones en su vida sexual. Según un estudio realizado por Acción Psoriasis, el 20% de las personas afectadas reporta dificultades en sus relaciones sexuales, lo cual también se debe a que las lesiones cutáneas son habituales en la zona genital.

El problema del que nadie habla


Un estudio realizado en la Wake Forest University reveló que las consecuencias psicológicas de la psoriasis pueden equipararse con las que experimentan las personas que sufren cáncer, enfermedades cardíacas y artritis. De hecho, estas personas son mucho más vulnerables a desarrollar depresión, un problema que a menudo conduce a ideaciones suicidas.

Aunque nadie habla de ello, puesto que sobre el suicido se sigue manteniendo una especie de pacto tácito social, lo cierto es que el 10% de los pacientes con psoriasis reconocen haber acariciado la idea del suicido en algún momento de sus vidas. Por eso, en ese colectivo aumenta en un 44% el riesgo de quitarse la vida. De hecho, el 84% de las personas jóvenes suelen responder al diagnóstico de la enfermedad con intensos sentimientos de ira y frustración.

Sin embargo, lo más interesante es que las consecuencias psicológicas de la psoriasis no dependen exclusivamente de la severidad del padecimiento. Investigadores de la Universidad de Harvard descubrieron que influye mucho la estigmatización social, el nivel de estrés y los problemas laborales. Esto significa que, independientemente de la intensidad del padecimiento, la aceptación social puede obrar milagros, facilitando la vida a estas personas y creando un entorno en el que se sientan cómodas.

Por eso son tan valiosas iniciativas como #AclaraLaPsoriasis, impulsada por la asociación Acción Psoriasis y Novartis, con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre los efectos de esta enfermedad y ayudar a quienes la padecen. En sus respectivos sitios web podrás encontrar información más detallada sobre las causas, síntomas, efectos y tratamientos de la psoriasis.



Vivir con psoriasis


Quienes padecen psoriasis sienten que esa condición siempre se encuentra presente, determinando todos los aspectos de su vida, por lo que encontrar un tratamiento efectivo para reducir los síntomas visibles puede tener un impacto muy positivo en su autoimagen y autoestima.

La sensación de control que se logra al gestionar la psoriasis es fundamental para superar los sentimientos de impotencia, vergüenza, ira e incluso para sentirse más atractivos físicamente. Por eso, es importante que si tienes psoriasis, no te resignes a “padecer” esta enfermedad.

Afrontar la psoriasis con una actitud positiva y proactiva no solo mejorará tu calidad de vida sino que incluso puede mejorar las lesiones. Un metaanálisis desarrollado en la Universidad de Sheffield comprobó que la psicoterapia enfocada en cambiar los patrones de pensamiento negativos y revertir malos hábitos como rascarse las zonas afectadas, también contribuye a aliviar los síntomas físicos.

La buena noticia es que, aunque no existe una cura definitiva, en los últimos años los tratamientos para la psoriasis han avanzado mucho, de manera que pueden eliminar temporalmente las lesiones o lograr una gran mejoría de las mismas, reduciendo la inflamación y aclarando las lesiones. Existen diferentes tipos de tratamientos en dependencia de la gravedad de la psoriasis, el estilo de vida y/o la presencia de otras enfermedades. Puedes pedir una cita con psicólogos, dermatólogos y/o sexólogos para conocer cuál es el tratamiento que mejor se adapta a tu caso.

Si conoces a alguien que padece esta enfermedad, es importante que seas consciente de que el apoyo social es crítico para superar las consecuencias psicológicas de la psoriasis. Esta afección no es contagiosa, por lo que no hay ninguna necesidad de estigmatizar a quien la padece. La comprensión y aceptación de todos pueden marcar una diferencia significativa en la vida de esa persona.

Este post forma parte de la campaña “Aclara la psoriasis”, fruto de la colaboración entre Acción Psoriasis y Novartis.


Fuentes:
Ayala, F. et. Al. (2014) The impact of psoriasis on work-related problems: a multicenter cross-sectional survey. J Eur Acad Dermatol Venereol; 28(12): 1623-1632.
Rieder, E. & Tausk, F. (2012) Psoriasis, a model of dermatologic psychosomatic disease: psychiatric implications and treatments. Int J Dermatol; 51(1): 12-26.
Lavda, A.C. et. Al. (2012) A meta-analysis of the effectiveness of psychological interventions for adults with skin conditions. Br J Dermatol; 167(5): 970-979.
Kohli, S. et. Al. (2010) The risk of depression, anxiety and suicidality in patients with psoriasis: A population-based cohort study. Arch Dermatol; 146(8): 891–895.
Sampogna, F. et. Al. (2007) Impairment of sexual life in patients with psoriasis. Dermatology; 214(2): 144-150.
Rapp, S.R. et Al. (1999) Psoriasis causes as much disability as other major medical diseases. J Am Acad Dermatol; 41: 401-407.
Poikolainen, K. et. Al. (1994) Smoking, alcohol and life events related to psoriasis among women. British Journal of Dermatology; 130(4): 473-477.
Ginsburg, I. H. & Link B. G. (1993) Psychosocial consequences of rejection and stigma feelings in psoriasis patients. International Journal of Dermatology; 32(8): 587-591.
Kimball, A. B. et. Al. (2005) The psychosocial burden of psoriasis. Am J Clin Dermatol; 6(6): 383-392.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Jennifer Delgado Suárez

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones