4/13/2016

Si sueles llegar tarde, es probable que seas más creativo


Todos hemos llegado tarde a una cita en alguna ocasión. Sin embargo, hay personas que se pueden catalogar como “impuntuales crónicos” pues siempre llegan tarde, un día sí y otro también. Si eres una de ellas, he aquí una buena noticia: la falta de puntualidad puede estar relacionada con la creatividad y el optimismo. De hecho, un estudio realizado por psicólogos de la Universidad Estatal de San Diego ha desvelado que las personas que siempre llegan tarde suelen ser más creativas.

La personalidad tipo B se encuentra en la base de la impuntualidad


En realidad, se han realizado muy pocos estudios científicos sobre la impuntualidad. Sin embargo, una investigación reciente ha analizado a 181 trabajadores de Nueva York para intentar entender las causas de sus llegadas tarde. Estos psicólogos han descubierto que las personas impuntuales comparten un factor común: una personalidad tipo B.

Es decir, son personas que no suelen correr de un lado a otro como si su reloj biológico fuera más deprisa que el del resto de los mortales sino que prefieren tomarse su tiempo y rara vez les veremos tensos o impacientes. Estas personas disfrutan mucho de sus ratos libres y de la calma, no sienten la necesidad de llenar sus horas con múltiples tareas ni de ser extremadamente productivos.

Es precisamente esa tranquilidad la que les permite tomarse su tiempo para analizar los problemas y encontrar mejores soluciones, por lo que también suelen ser más creativos que los demás. De hecho, son personas que no se agobian por las pequeñas cosas, no se preocupan por los detalles, sino que son capaces de concentrarse en la imagen global, lo cual amplía considerablemente su universo de posibilidades y les permite encontrar soluciones más ingeniosas ante los problemas.

En práctica, el hecho de llegar tarde a las citas está condicionado por las características de personalidad, las cuales, a su vez, también son las principales responsables de que algunas personas sean más creativas que otras.

Una percepción distorsionada del tiempo


Más allá de las características de personalidad, todo parece indicar que las personas impuntuales tampoco son capaces de evaluar el paso del tiempo con precisión. En práctica, siempre estiman que tienen más tiempo a su disposición o que terminarán las tareas con mayor rapidez, por eso suelen llegar tarde.

De hecho, se ha apreciado que quienes tienen una personalidad tipo A estiman que un minuto pasa en 58 segundos, mientras que las personas con personalidad tipo B estiman que un minuto pasa en 77 segundos. Esto nos indica una diferencia de 17 segundos, la cual, sumada a varias horas, puede provocar un retraso considerable en su día a día. En práctica, es como si su reloj biológico fuera más lento.

Consejos para impuntuales


Aunque la impuntualidad esté vinculada a la creatividad, lo cierto es que en muchas culturas llegar tarde se percibe como una falta de respeto hacia quien espera. De hecho, llegar con retraso suele desencadenar un bucle de negatividad. En primer lugar, la persona que llega tarde transmite una imagen negativa porque la impuntualidad se considerada sinónimo de desorganización y poca profesionalidad. Como consecuencia, esa persona suele perder la credibilidad.

Por otra parte, los retrasos condicionan de manera negativa el encuentro con la otra persona, generando en esta la sensación de enfado que no es positiva para la relación, ya sea personal o profesional. Por eso, es mejor aprender a ser puntuales. He aquí algunos consejos para lograrlo:

1. Apuesta por la organización. Algunas personas son impuntuales por falta de organización. Cuando llega el momento de salir de casa no encuentran las llaves o el móvil, por lo que pierden unos minutos preciosos. Por eso, el primer paso para ser puntual es ser organizado, tanto en la casa como en la oficina. También te será de gran ayuda llevar una agenda en la que planifiques tu día. 

2. Detecta en qué pierdes el tiempo. En muchas ocasiones nuestros malos hábitos son los que nos hacen llegar tarde. Para recuperar tiempo de tu vida, tendrás que detectar esos hábitos que se convierten en agujeros negros a través de los cuales se escapa el tiempo. Luego, solo tendrás que asegurarte de que esos malos hábitos desaparezcan, desarrollando en su lugar hábitos más eficaces. 

3. Planifica un margen de error. Algunas personas llegan tarde porque siempre van contra reloj. Sin embargo, debes tener en cuenta que en el camino puedes encontrar un atasco o la reunión puede retrasarse más de lo que habías previsto. Por eso, siempre es conveniente contar con un margen de maniobra de 15 minutos. Si llegas más temprano, puedes aprovechar esos minutos para relajarte o preparar el encuentro.

4. Acostúmbrate a llevar reloj. Si tienes problemas para estimar el tiempo que te llevará realizar cada tarea, la mejor manera para no llegar con retraso consiste en mirar cada cierto tiempo el reloj. Otra buena estrategia consiste en activar las alarmas del móvil, como forma de recordatorio.

5. Valora el tiempo. En realidad, el tiempo es la única posesión valiosa que poseemos. Por tanto, es mejor que no lo desperdiciemos y que no hagamos que otras personas lo desperdicien por nuestra culpa. Valorar el tiempo en su justa medida te permitirá tomar conciencia de lo importante que es la puntualidad. 


Fuentes:
Conte, J. M. et. Al. (2001) Individual Differences in Attentional Strategies in Multitasking Situations. Human Performance; 14(4): 339-358.
Conte, J. M. et. Al. (2001) Incremental Validity of Time Urgency and Other Type A Subcomponents in Predicting Behavioral and Health Criteria. Journal of Applied Social Psychology; 31(8): 1727-1748.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Si sueles llegar tarde, es probable que seas más creativo
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones