4/24/2014

10 trucos muy sencillos para relajarte rápidamente


El estrés es el enemigo número uno de nuestra sociedad. Corremos de un lado al otro con los minutos contados y, aún así, las 24 horas del día no nos alcanzan. Con este ritmo tan frenético, no es extraño que la ansiedad y el estrés toquen a nuestra puerta. Sin embargo, en ocasiones bastan pequeños cambios en la rutina cotidiana para relajarse y mantener el estrés fuera de casa.

1. Respira profundamente. Busca un lugar tranquilo, donde no te molesten. Cierra los ojos y toma el aire por la nariz, retenlo y después expúlsalo suavemente por la boca. Concéntrate en el sonido que hace tu respiración y en esa sensación de inspiración y expiración. Mientras haces esto no habrá espacio en tu mente para nada más. Lo ideal es que hagas 20 respiraciones, tomes una pausa y vuelvas a repetir el ejercicio, hasta que te sientas completamente calmado. Si lo prefieres, con cada expiración puedes repetirte mentalmente: “estoy relajado, nada me perturba”.

2. Imagina una pared blanca. Busca un lugar donde estés cómodo y sepas que no te van a molestar. Cierra los ojos y visualiza una pared blanca delante de ti, recrea ese color e imagina la pared con todos sus detalles e imperfecciones. Mientras te mantengas concentrado en este ejercicio, en tu mente no habrá espacio para nada más así que podrás tomarte unos minutos de descanso y romper el círculo de los pensamientos rumiativos.

3. Escucha música relajante. Cada persona es un mundo, lo que a algunas las puede relajar, a otras las puede alterar. Tendrás que encontrar la música que te ayude a liberar tensiones. La mayoría de las personas se relaja con música ambiental o new age pero otras prefieren música clásica. Tendrás que encontrar el sonido que te devuelva la calma. La idea es que cierres los ojos y te abandones por completo a la música. Puedes imaginar como las notas musicales te inundan y te hacen sentir relajado, como si fuese el caudal de un río que te despoja de todo el estrés.

4. Disfruta de la naturaleza. El contacto con la naturaleza es una de las actividades más relajantes que existen. Sin embargo, tendrás que poner un poco de tu parte, no se trata de ir a un parque o al mar para continuar pensando en tus problemas sino aprender a disfrutar del entorno. Concéntrate en un aspecto, que puede ser el movimiento de las olas o de las hojas de los árboles. Piensa que formas una unidad indisoluble con la naturaleza y deja que te embargue esa quietud.

5. Toma un baño caliente. No se trata de que te des una ducha rápida sino de que llenes la bañera, pongas música de fondo y disfrutes de un baño con agua caliente, sin prisas. De hecho, se ha demostrado que los baños con agua caliente no solo nos ayudan a eliminar el estrés sino que mejoran nuestro estado de ánimo y nos ayudan a enfrentar la sensación de soledad.


6. Practica tus aficiones. Las citas, los compromisos, el trabajo y la familia nos roban mucho tiempo y a menudo echamos a un lado nuestras aficiones porque vamos priorizando otras actividades. Sin embargo, las aficiones son una increíble fuente de satisfacción por lo que deberíamos dedicarles al menos unas horas a la semana. ¿Te gusta pintar, leer, ver una buena película, bailar, hacer manualidades…? Encuentra un espacio en tu agenda para estas actividades porque no solo te reportan alegría sino que también te ayudan a relajarte y te harán olvidar los problemas.

7. Haz deporte. No tienes que ir necesariamente a un gimnasio, puedes salir a caminar en la naturaleza o incluso practicar yoga en casa. Lo importante es que disfrutes de esta actividad y que te mantengas en forma. Se ha demostrado que cuando practicamos ejercicio físico liberamos dopamina y endorfinas, hormonas que generan una sensación de bienestar y relajación que nos hacen sentir mejor.

8. Recurre a la visualización. Se trata de una de las técnicas más poderosas de la Psicología y es muy sencilla de aplicar, solo necesitas un poco de práctica. Busca un lugar tranquilo y cierra los ojos. Elige una escena que te resulte reconfortante. Puede ser real o imaginaria, recréala en sus más mínimos detalles de manera que te parezca estar allí. Mientras la vives, siente como la tranquilidad y la paz te inundan. Es como si fuese una película en la que tú eres el protagonista y el objetivo es disfrutar.

9. Aprende a estar plenamente presente. A menudo nos estresamos porque estamos en un lugar haciendo algo pero pensamos en los problemas que tenemos que resolver. Esto hace que no seamos capaces de disfrutar los pequeños placeres de la vida. Por tanto, una sencillísima estrategia para aprender a relajarse consiste en estar plenamente presentes cuando disfrutamos de alguna actividad, incluso la más intrascendente, como comerse una naranja. Concéntrate en las sensaciones que te llegan a través de los sentidos, descubrirás una dimensión totalmente nueva de cada una de las actividades que realizas cotidianamente.

10. No te presiones. Si no lo logras a la primera, no te preocupes. Aprender a relajarse es un proceso que conlleva práctica y no todos logran desconectarse con la misma facilidad. No obstante, la buena noticia es que una vez que se convierte en un hábito, podrás relajarte con mayor facilidad y todo te resultará más natural. El secreto está en la perseverancia.


COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

10 trucos muy sencillos para relajarte rápidamente
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones