3/29/2014

Avanzar a paso lento pero seguro


A muchas personas les sucede con frecuencia que cuando necesitan avanzar en determinado proyecto se paralizan y sienten que no pueden continuar. Por eso es común que terminen abandonando ese proyecto que hasta hace solo unos meses iba a convertirse en el gran éxito en sus vidas. Las razones que les han llevado al fracaso suelen ser múltiples: desde no saber cómo continuar hasta no contar con los recursos necesarios o estar agotados por todo el tiempo transcurrido.

Sin embargo, en la base de todas estas causas se puede rastrear un problema común: la inatención y la incapacidad para gestionar el proyecto.

Y es que cuando nos planteamos un objetivo concreto no basta la motivación, la energía y los recursos que tengamos, también es importante saber planificar cada paso y tener bien claro cuál es el enfoque que queremos alcanzar.


3 pasos que te ayudarán a avanzar en tu vida


1. Concéntrate en tu proyecto. Uno de los factores que más te ayudará a alcanzar una meta es mantenerte concentrado en la misma, sin dejar que tareas ajenas te ocupen demasiado tiempo. Y es que de nada sirve tener los recursos, la organización, las energías y el apoyo necesario para emprender nuestro proyecto si no los utilizamos inteligentemente en el momento preciso, algo que sucede con mucha frecuencia cuando no prestamos la debida atención a cada detalle cotidiano. De hecho, mantenernos concentrados en nuestras metas no solo nos ayuda a ser más activos sino que además nos permite ser mucho más rápidos en el momento de dar respuestas y resolver problemas, una habilidad que puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de nuestro proyecto.

2. Cambia tus hábitos. No tener hábitos de vida organizados y productivos puede ser intrascendente para muchas personas pero para aquellas que tienen grandes proyectos puede marcar la diferencia entre el triunfo y la derrota. Y es que desarrollar buenos hábitos de vida y de trabajo nos ayuda a planificar mejor nuestro tiempo y los recursos con los que contamos, a la vez que nos facilita ejecutar las tareas de manera más precisa y sin sufrir un gran desgaste físico y emocional. Por tanto, cambios tan sencillos como levantarse media hora antes, tomar descansos en el intermedio del trabajo o comer alimentos saludables pueden activar todo nuestro potencial para llevar a cabo exitosamente nuestros sueños.

3. Ten paciencia. Si bien es cierto que la rapidez en ocasiones puede abrirnos las puertas a una nueva oportunidad, por lo general, solo hace que caigamos en las redes de la desesperación y la irracionalidad. A veces tomarse el tiempo suficiente para analizar y perfilar una idea puede darnos mayores beneficios que si optamos por actuar rápidamente, sin reflexionar demasiado. Recuerda que cada tarea lleva su tiempo, que no debe ser más ni menos, sino el tiempo justo para hacerla bien y aprovechando las circunstancias del medio, que siempre están cambiando. Por eso, ármate de paciencia y espera el momento justo para emprender cada actividad. Recuerda que no por mucho madrugar, se amanece más temprano.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Avanzar a paso lento pero seguro
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones