2/04/2014

¿Cómo tu diálogo interior afecta la relación de pareja?


Nuestro diálogo interior prácticamente no descansa, es como si fuese un disco que se repite al infinito durante gran parte del día. Sin embargo, aunque somos conscientes de su existencia, muy pocas veces cuestionamos su contenido, asumimos que la mayoría de nuestros pensamientos son ciertos y sacamos conclusiones en base a ellos. 

Este diálogo interior suele agudizarse en situaciones de estrés, como por ejemplo, cuando enfrentamos una discusión de pareja. En estos casos, después de que la pelea ha terminado, nos quedamos pensando en las cosas que dijimos y las que desearíamos haber dicho, en las cosas que dijo el otro y en sus implicaciones ocultas.

Vale aclarar que esta suerte de “conversación” que mantenemos con nosotros mismos no es necesariamente negativa. Reflexionar sobre lo ocurrido puede ayudarnos a identificar los errores e incluso nos permite liberar la tensión acumulada. Sin embargo, para que nuestro diálogo interior sea realmente constructivo, es necesario que seamos críticos con las ideas y que asumamos cierta distancia emocional. 

Desgraciadamente, después de una discusión de pareja, no solemos asumir una postura crítica sino que damos rienda suelta a un monólogo que puede llegar a ser muy peligroso para la relación ya que solemos focalizarnos en los aspectos negativos, magnificando sus consecuencias. De hecho, en muchos casos ese diálogo interior no comienza después de la discusión sino mientras esta tiene lugar. ¿Pueden esos pensamientos afectar la relación de pareja e incidir en el curso de la pelea?


Los pensamientos negativos generan frustración


Un estudio muy interesante realizado en la Universidad de Texas ha descubierto que cuando las personas se sienten insatisfechas en su relación de pareja suelen pasar más tiempo ensimismadas en un diálogo interior marcado por la ira y la frustración. Al contrario, las parejas más felices son capaces de sintonizar sus pensamientos en positivo.

En la investigación participaron 71 parejas que habían mantenido una relación durante al menos de tres años. Cada miembro de la pareja se encontraba en habitaciones separadas y hablaban a través de un chat de un tema conflictivo. Se les dijo que tenían 10 minutos para llegar a una solución. Mientras discutían, los psicólogos les pidieron que verbalizasen sus pensamientos (no necesariamente lo que le escribían a la otra persona sino lo que estaban pensando en el momento de escribir).

Antes del experimento, cada persona rellenó un cuestionario donde se evaluaba su nivel de satisfacción con la relación de pareja. Al finalizar, los investigadores pudieron apreciar que cuando una persona piensa en poner excusas para huir de su responsabilidad o negar su papel en el conflicto, independientemente de lo que escriba, el otro se siente más infeliz. ¿Por qué?

No se trata de transmisión telepática sino simplemente de que ambos han creado un estilo comunicativo disfuncional que hace que el otro se sienta mal y se focalice, a su vez, en sus pensamientos negativos. Es como un círculo vicioso en el cual cada persona se va alejando del tema del conflicto para centrarse cada vez más en sus emociones negativas y su diálogo interior. Esto hace que se desvirtúen del problema y, además de no llegar a una solución, genera mucha frustración y rabia.

Los investigadores piensan que la clave del problema se encuentra en nuestra comunicación no verbal. Es decir, aunque no expresemos lo que estamos pensando, enviamos pequeñas señales de desagrado, insatisfacción e ira, las cuales son captadas por la otra persona y desatan a su vez una respuesta negativa. De esta manera se genera un círculo vicioso donde ambos salen perjudicados y la relación de pareja se resiente.

¿Qué significa todo esto?

Que en una discusión de pareja, no solo importa lo que dices y cómo lo dices sino también lo que piensas porque ese diálogo interior está mediatizando tu comunicación extraverbal.

¿Cómo gestionar tu diálogo interior en una discusión de pareja?


En una relación de pareja debe primar la confianza y la sinceridad, lo cual implica que puedes compartir lo que piensas; solo tendrás que encontrar la manera adecuada de hacerlo. De hecho, en las sesiones de terapia de pareja a menudo encontramos que ambas personas sienten y piensan lo mismo pero no se atreven a ponerlo en palabras y dejan el conflicto latente. Por tanto, la mejor manera para gestionar ese diálogo interior es expresarlo.

No obstante, antes de expresar tus ideas cerciórate de:

- No culpes al otro: vuestro objetivo es buscar una solución, no hallar culpables.

- Explica cómo te sientes: así tu pareja podrá ponerse en tu lugar y comprender mejor tus reacciones.

- No hagas generalizaciones: no utilices palabras como “siempre” o “nunca” porque generan una reacción muy negativa.

- Asume tu cuota de responsabilidad: reconoce tus errores e indica qué estarías dispuesto a hacer para enmendarlos.

- Ofrece una posible solución: así mostrarás que estás dispuesto a comprometerte con el cambio.

Vale aclarar que hay ocasiones en que la relación de pareja está muy dañada porque ambos llevan mucho tiempo aplicando un estilo de comunicación disfuncional. En esos casos es recomendable pedir ayuda especializada. Por ejemplo, en el Centro de Psicología Psicoadapta, en Madrid, realizan terapia de pareja. En estas sesiones ambos aprenderéis a relacionaros de manera más asertiva, usando la comunicación como una herramienta para uniros y no como un arma que os separe.


Fuente:
Vangelisti, A. L. et. Al. (2013) Couples' Online Cognitions during Conflict: Links between What Partners Think and their Relational Satisfaction. Communication Monographs; 80(2): 125-149.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

¿Cómo tu diálogo interior afecta la relación de pareja?
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

6 opiniones... Comparte tus ideas

Hola Jennifer
Gracias por tu artículo creo que nos haz quitado la idea de la mente a muchas personas que como yo creía que estábamos locas al platicar con uno mismo. Llevo ya cinco años con pensamientos negativos hacia mi esposo, el motivo es q cuando trataba de decirle lo q sentía me contestaba q todo estaba en mi cabeza, q alucinaba demasiado y su silencio y apatía a nuestra relación hizo q pensara q me estaba volviendo loca. Ya q no tengo con quien desahogarme, puesto q solo convivo con su familia. trabajo y atiendo a mis hijas y la casa. Anoche después de leer el artículo le eh dicho que fue mi culpa por guardarlo todo en mi cerebro y no explicarle que en realidad nos estábamos deteriorando como pareja, pero creo que fue ya muy tarde, pues el cree q yo voy a cambiar de idea mañana o pasado, y lo pensé y pensé tan negativo a el por cinco o seis años q ya estoy programada para una nueva vida y dejar esta tortura mental.

Laura,
Muchas veces no encontramos las palabras adecuadas para expresar lo que sentimos y nos vamos aislando. Es algo que sucede.
No obstante, me atrevería a decir que el pilar fundamental de una relación de pareja es la comunicación, si ambos no pueden expresar sus temores e inquietudes sintiéndose apoyado por el otro, la relación corre un serio riesgo de deteriorarse.
Me alegra que el artículo te haya sido de utilidad.

Este es mi mayor problema. Tuve un problema hace unos 7 meses con mi pareja. El estivo viviendo lejos unos 6 meses y antes de regresar me pidio.un.tiempo para definir sus sentimientos porq estaba confundido. El sigue lejos.. pero me ha dicho que el entendio despues.de un tiempo.separados que.deseaba estar.conmigo y dwsde.entonces.ha movido cielo y.tierra para demostrarme que me ama, tanto que al regresar me propondra matromonio. Mi dialogo interno me recuerda todas las razones que el tuvo par decirme eso. Y me anticipa que terminaremos mal y.por cualquier cosa que haga obdeje de hacer sirnto que no me quiere. Siento que mi cabeza me esta saboteando toda la vida! No se que.hacer!

En ocasiones las personas se asustan con la perspectiva del compromiso y necesitan dar un paso atrás para reflexionar. Durante ese tiempo pueden darse cuenta de que realmente lo que desean es esa relación de pareja, como en tu caso.
Es difícil acallar al diálogo interior pero cada vez que te sorprendas pensando en aspectos negativos, esfuérzate por resaltar todas las cosas positivas que ha hecho y cuánto se ha esforzado.
Recuerda que la incertidumbre es humana.

Me gustan mucho tus artículos.
Son claros, amenos y ayudan a mucha gente.

Gracias por colaborar para que tengamos un mundo mejor! :)

Adriana,
Al menos lo intento :)
Creo que todos deberíamos poner nuestro granito de arena, en nuestro pequeño ámbito de actuación y según nuestras fuerzas, para construir el mundo que deseamos.

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones