12/09/2013

Masticar nos hace inmunes a la publicidad


La publicidad está por doquier, allí donde miremos hay un anuncio publicitario que nos intenta vender algo. Muchos hemos desarrollado una suerte de apatía que nos “desconecta” de estos anuncios pero lo cierto es que continuamos captando la información que nos transmiten, aunque no en un nivel consciente. Sin embargo, ahora investigadores de la Universidad de Colonia, en Alemania, han descubierto que si masticamos somos inmunes a la publicidad, o al menos a la que se transmite en los cines y la televisión.

¿Cómo llegaron a estas conclusiones?

Muy sencillo, reclutaron a 96 personas para que viesen un filme, obviamente, precedido por una secuencia de anuncios publicitarios de marcas poco conocidas. A la mitad de estas personas se les dieron palomitas de maíz para que comiencen. 

Una semana después, las personas fueron al laboratorio y tuvieron que evaluar una serie de productos, incluidos algunos de los que supuestamente habían visto en las secuencias publicitarias durante la proyección del filme. Curiosamente, las personas que estuvieron comiendo palomitas no mostraron una preferencia por los productos publicitados mientras que la otra mitad sí lo hizo, demostrando que en ellas los anuncios habían sido eficaces.


Para confirmar estos resultados, los investigadores idearon un segundo experimento con 188 personas. Era idéntico al anterior solo que los anuncios publicitarios se referían a instituciones benéficas poco conocidas. Al final, a las personas se les dio una recompensa en dinero y se les dijo que debían donar una parte de este. Les dieron diferentes opciones para que eligiesen y lo curioso fue que quienes no habían comido mostraron una clara predilección por las instituciones que habían visto en los anuncios mientras que quienes habían estado comiendo palomitas no mostraron ninguna preferencia.

¿Por qué algo tan mundano como comer palomitas nos hace inmunes a la publicidad?

Los investigadores piensan que todo se debe a que el acto de masticar nos impide repetir el nombre de la marca por lo que nuestro recuerdo se ve afectado. De hecho, se ha demostrado que cuando vemos una marca nueva, tendemos a repetir su nombre inconscientemente haciendo pequeños movimientos con los labios y este gesto sirve para implantar su recuerdo.

Advertencia: te recomiendo que no utilices esta estrategia para inmunizarte de la publicidad porque probablemente tendrías un problema aún mayor: el sobrepeso y la obesidad :)


Fuente:
Topolinski, S.; Lindner, S. & Freudenber, A. (2013) Popcorn in the cinema: Oral interference sabotages advertising effects. Journal of Consumer Psychology.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Masticar nos hace inmunes a la publicidad
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones