10/18/2013

Necesitamos más espacio vital cuando estamos ansiosos

Comparte

Que la ansiedad es una mala compañera lo sabemos todos pero ahora un nuevo estudio arroja nuevas luces sobre el tema al descubrir que las personas ansiosas necesitan más espacio vital a su alrededor.

El espacio vital, para aquellos que no lo sepan, es el sitio que ocupamos a nuestro alrededor y que necesitamos para sentirnos cómodos. Como podrás suponer, la cantidad de espacio vital que necesitamos varía de una cultura a otra en dependencia de cómo se comprenda el contacto. Así, en las culturas latinas el espacio interpersonal aceptado socialmente es más pequeño que en las cultura anglosajona, por ejemplo. 

No obstante, en sentido general, las personas necesitan entre 20 y 40 centímetros de espacio vital para no sentirse amenazadas, para estar cómodas. Sin embargo, ahora un estudio desarrollado por investigadores del University College de Londres ha desvelado que cuando sufrimos ansiedad, necesitamos más espacio vital a nuestro alrededor.


Para llegar a estas conclusiones, los investigadores analizaron a un grupo compuesto por 15 personas jóvenes. El experimento consistió en aplicar un estímulo eléctrico en un nervio de la mano para hacer que las personas pestañeasen. Este reflejo, conocido como “mano-parpadeo”, no se controla de manera consciente y se ha demostrado que se hace aún más intenso cuando la mano se estimula estando dentro del espacio vital de la persona.

Así, los investigadores se limitaron a estimular las manos de los participantes desde diferentes distancias (a 4 cm, 20 cm, 40 cm y 60 cm). Obviamente, cada persona tenía que completar un test para evaluar sus niveles de ansiedad.

Después de monitorizar las respuestas los científicos descubrieron que las personas que padecían de ansiedad percibían los estímulos como más peligrosos y necesitaban un mayor espacio vital a su alrededor para sentirse cómodas.

¿A qué se deben estos resultados?

Podemos hipotetizar que las personas ansiosas son mucho más sensibles ante los estímulos del entorno y por eso tienden a reaccionar con mayor rapidez incluso antes de que se haya invadido su espacio vital. También puede deberse a que la ansiedad nos vuelve más aprehensivos y eso nos haría reaccionar de manera exagerada ante los estímulos.

De una forma u otra, este estudio nos sirve para mantener las distancias; es decir, si tienes que tratar con personas que padecen de ansiedad, será mejor que no te acerques demasiado, así evitas que se sienta incómoda y no se desata la reacción de ataque-huída que normalmente se desencadena cuando sentimos que invaden nuestro espacio vital.


Fuente:
Iannetti, G. & Sambo, C. (2013) Better safe than sorry? The safety margin surrounding the body is increased by anxiety. The Journal of Neuroscience; 33(35): 14225-14230.

Rincón de la Psicología ~ 8:00

2 opiniones... Comparte tus ideas:

  1. Buenas Noches, despues de haber estado en una etapa de depresion he quedado con miedo ya han pasado 7 meses aproximadamente y aveces en las noches siento sensaciones feas, como ansiedad, miedo a volver a sentirme deprimida

    ResponderEliminar
  2. Vanessa,
    Después de haber pasado por una experiencia como la depresión es bastante normal que tengamos miedo a recaer.
    Te aconsejo que antes de dormir hagas ejercicios de relajación o respiración, te ayudarán a sentirte más tranquila.
    No obstante, si crees que el problema es demasiado grande como para resolverlo por ti misma, te aconsejo que visites a un psicólogo.

    ResponderEliminar

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya de la mejor manera posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!