7/06/2013

Cuando el miedo a la muerte nos impide vivir

El ser humano siempre ha mantenido una relación muy peculiar con la muerte, cargada como está de un halo de misterio e incertidumbre, no es extraño que le tengamos cierto temor. Sin embargo, hay ocasiones en que el miedo a la muerte se convierte en una obsesión que no nos deja vivir, existen personas que evitan todo lo que esté relacionado con este tema pero, a la misma vez, piensan constantemente en ello.


Delimitando lo racional de lo patológico


Por regla general, el límite entre lo racional y lo patológico en cuestiones psicológicas es bastante difuso. En ocasiones basta poner un poco más de énfasis en lo que pensamos, sentimos o hacemos cotidianamente para caer en lo patológico. Por supuesto, el miedo a la muerte no escapa a esta realidad.

Me atrevería a afirmar que todos, en mayor o menor medida, sentimos un poco de miedo por la muerte. Se trata de algo completamente natural ya que este fenómeno está cargado de incertidumbre: podemos imaginar lo que sucede pero no tenemos la certeza. No obstante, la mayoría de nosotros podemos lidiar con ese temor y normalmente no se interpone en nuestra vida cotidiana.

Sin embargo, hay personas que le tienen tanto miedo a la muerte que no pueden vivir. Esta gente se pasa la mayor parte del tiempo preocupada y angustiada por la perspectiva de su muerte. Como resultado, suelen tomar medidas extremas para evitar todo tipo de accidentes, están constantemente atentas a su salud y, si por casualidad se enteran de la muerte de alguien cercano, su angustia se agudiza notablemente. 

En ocasiones incluso llegan a evitar determinadas tareas o asistir a algunas citas porque piensan que implican un riesgo para su salud. Obviamente, esto hace que se aíslen y, a la larga, les impide disfrutar de la vida.


Estrategias para enfrentar el miedo a la muerte


- Acepta la muerte como algo natural: El primer paso para resolver cualquier problema consiste en aceptar que existe. Por tanto, no niegues la muerte, acéptala como parte de la vida. Hay cosas que no puedes cambiar y la muerte es una de ellas. Sin embargo, sí puedes cambiar la forma en que la enfrentas y, sobre todo, la manera en que vives tu vida. Puedes irte apagando lentamente o puedes decidir aprovechar al máximo cada momento.

- Busca motivos que te inspiren: Muchas veces, el miedo a la muerte se convierte en la antesala de la depresión y la persona comienza a perder todas las motivaciones y deseos. Para evitar que te suceda esto, busca continuamente tareas que te motiven y que te hagan levantarte cada día con deseos de vivir. ¿No crees que la mejor estrategia para evitar el miedo a la muerte consiste en buscar excusas para vivir? 

- Cuando te sientas angustiado, cambia tu foco de atención: Eliminar el miedo a la muerte no es algo que ocurre de la noche a la mañana, requiere tiempo y esfuerzo. En ese proceso seguramente tendrás altas y bajas, o sea, días en los que ni siquiera recordarás que la muerte existe y otros en los que esta idea volverá a rondarte. En los días que te sientas angustiado por el miedo a la muerte, busca algo que hacer, y si ya estás haciendo algo, simplemente cambia de actividad. La idea es que entretengas tu mente para que el miedo desaparezca.

- Comparte tus temores con alguien de confianza: Expresar lo que sentimos nos ayuda a sentirnos más relajados y confiados. Por tanto, busca a alguien con quien te sientas cómodo y háblale sobre tus temores. Después te sentirás más tranquilo y tus niveles de ansiedad habrán disminuido.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Cuando el miedo a la muerte nos impide vivir
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones