Construir un palacio de emociones: Una técnica para fomentar el bienestar

>> 15 de mayo de 2013


Si escuchasen a alguien decir “me voy a mi palacio feliz” de seguro lo mirarían extraño y hasta pensarían que le falta un tornillo.  Sin embargo, se trata de una técnica con excelentes resultados para combatir la ansiedad, la depresión y para recuperar un estado de ánimo equilibrado.

Normalmente, cuando nos sentimos tristes y deseamos animarnos, pensamos en alguna experiencia del pasado que nos resultó particularmente gratificante. Sin embargo, se ha demostrado que a las personas que padecen de depresión esto les resulta particularmente difícil. De hecho, es un poco complicado para todos, fundamentalmente si no se tiene un poco de práctica.

¿Por qué?

Básicamente porque cuando estas personas intentan recordar momentos felices lo hacen de una manera abstracta; es decir, focalizándose en las causas de la felicidad, su significado y las consecuencias. Obviamente, de esta manera se pierde toda la magia y el potencial positivo del recuerdo.

La buena noticia es que no todo está perdido, la técnica del palacio de los recuerdos o método de loci te ayudará. De hecho esta técnica se conoce desde hace mucho tiempo, los antiguos griegos y romanos ya la utilizaban pero no para fomentar el bienestar sino para potenciar el recuerdo. Sin embargo, en los últimos años los psicólogos la han utilizado para combatir el estrés, la ansiedad y la depresión y se han dado cuenta de que es muy eficaz.

El método es bastante sencillo y se basa en la memoria espacial. Lo que debes hacer es pensar en un lugar donde te sientas realmente bien, como la casa donde vivías cuando eras pequeño o una ruta que disfrutes particularmente. Después toma todas las cosas que quieres recordar y colócalas alrededor de la casa o de la ruta que has elegido. Cada alto en el camino estará relacionado con un objeto que despertará un recuerdo. Mientras más bizarro y surreal hagas todo, mejor será porque el recuerdo se verá potenciado.

Si realizas esto varias veces, crearás un hábito y en los momentos de estrés o cuando te sientas deprimido o ansioso, podrás recluirte en tu palacio de los recuerdos felices, lo cual mejorará cualitativamente tu estado de ánimo potenciando sensaciones de paz, tranquilidad y bienestar.

3 opiniones... Comparte tus ideas:

ANFITRITE Bipolar 15 de mayo de 2013, 14:56  

Hola,

me ha gustado mucho tu publicacion, me parece ademas muy curiosa, no habia escuchado hablar de esta tecnica, voy a ponerla en practica que seguramente me vendra muy bien.

Gracias por compartir.

Un saludo
An.

Juan Pedro Sánchez 16 de mayo de 2013, 8:59  

Muy buen post, Jennifer. Enhorabuena!

La única matización que me gustaría hacer, es en cuanto a usar esta técnica como refugio de estrés. Aclarar que usar la técnica para "parar" o atenuar la ansiedad causada por un estresor o problema percibido, es eficaz, pero no hay que olvidar resolver o afrontar el problema para eliminar o atenuar el estresor, cuidando de no refugiarse en la visualización para evitar o escapar del problema sin resolverlo.
Un abrazo!

Jennifer 16 de mayo de 2013, 10:30  

Juan Pedro,
Gracias por la puntualización.
Esta técnica es para reencontrar la tranquilidad durante cierto periodo de tiempo, ideal para cuando hemos tenido un día muy tensionante y para calmar la ansiedad.
Sin embargo, siempre es importante trabajar sobre las causas de los problemas porque solo así podremos eliminarlos.

Los contenidos de este blog no son una verdad absoluta y no suplantan el ejercicio profesional. Algunas realidades personales pueden no verse reflejadas.

  © Intextos 2009-2014 | Diseño de F. Ruini | Aviso Legal | Publicidad

Back to TOP