4/15/2013

¿La personalidad puede cambiar?


Probablemente esta es una de las preguntas más antiguas que las personas se han planteado. Y durante años los psicólogos han dado la misma respuesta pesimista: la personalidad no cambia.

Esto era cierto hace tres décadas pero en los últimos años una señal de alarma ha hecho que los psicólogos revaloren esta posición. De hecho, se ha apreciado que las personas no dan las mismas respuestas en los cuestionarios de personalidad en diferentes etapas de su vida. Pero… ¿esta es una medida significativa y verídica del cambio de personalidad?

Esta misma pregunta se la plantearon investigadores de la Universidad de Warwick. Ni cortos ni perezosos, se dedicaron a analizar los datos de 8,625 personas. Para ello, se aplicaron cuestionarios a lo largo de dos años. Ya sabemos que es un periodo relativamente corto si lo comparamos con toda una vida pero precisamente por eso, los investigadores estaban interesados en ver si en un periodo de tiempo tan breve, habían ocurrido cambios en su personalidad.

¿Qué encontraron?

Hallaron que, efectivamente, la personalidad de algunas personas había sufrido un cambio durante esos dos años. Y estas transformaciones estaban vinculadas fundamentalmente a cambios en el estado civil, el empleo y el nivel de ingresos económicos.

En otras palabras, cuando cambian las condiciones a nuestro alrededor, sobre todo aquellas que nos resultan más significativas, nuestra personalidad también cambia en aras de adaptarse a nuestro entorno.

Una puntualización imprescindible sobre la inmutabilidad de la personalidad


Este estudio demuestra que nuestra personalidad no es una instancia inmutable sino que puede cambiar a lo largo del tiempo y en dependencia de las transformaciones que sufra nuestro entorno. Eso sí, debemos tener presente que hablar de la personalidad como un gran constructo puede dar lugar a equívocos. Es decir, la personalidad es una gran macrocategoría que incluye desde nuestros pensamientos hasta nuestras emociones, actitudes y formas de comportarnos.

Por ende, en vez de hablar de cambios en la personalidad, en sentido general, lo más correcto sería hacer referencia a  ciertas transformaciones que ocurren al interno de esta, debido a las cuales, una persona puede comportarse de forma más o menos extrovertida y ser más o menos abierto a las nuevas experiencias.

Obviamente, el kid de la cuestión radica en que cuando ocurre uno de estos cambios, casi siempre genera una serie de transformaciones en cascada. Porque si aprendemos a ser más abierto ante las nuevas experiencias, casi inevitablemente, estaremos potenciando la extroversión, estaremos asumiendo una actitud más relajada ante la vida, dejaremos de ser tan críticos para con los demás…

Entonces, la respuesta a la pregunta que titula el artículo es que la personalidad puede cambiar pero siempre y cuando se den las condiciones para ello. Además, en ocasiones se trata de cambios pequeños que no generan reacciones en cadenas sino que se circunscriben a determinadas áreas.


Fuente:
Boyce, C. J. et. Al (2013) Is Personality Fixed? Personality Changes as Much as “Variable” Economic Factors and More Strongly Predicts Changes to Life Satisfaction. Social Indicators Research; 111(1): 287-305.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

¿La personalidad puede cambiar?
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

3 opiniones... Comparte tus ideas

Es el eterno dilema del ser humano ¿Nuestro ambiente nos cambia o nosotros cambiamos nuestro ambiente? En lo personal creo que si existe la correcta conexión entre el individuo y el ambiente ambas se pueden afectar mutuamente.

En efecto, estamos estrechamente vinculados al medio, este incide en nuestras peculiaridades psicológicas y, a su vez, nosotros incidimos en este. Es una relación en dos sentidos, como puntualizas.

La personalidad no cambia, es el ser que madura, crece, psicologicamente, fisicamente, entre otros. Sin embargo otros se quedan relegados, por lo que tendemos a decir: Tu nunca cambias, (no madura).
La Personalidad es como la huella digital, no se la puede cambiar. En nuestra sociedades se tiende a expresar lo siguiente: Cómo ha cambiado, naturalmente ha madurado, y su madurez ya no encaja con los que no han crecido o madurado.

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones