4/12/2013

Cómo crear algo nuevo a partir de lo viejo

En muchas ocasiones nos devanamos los sesos intentando buscar una solución cuando en realidad la respuesta está justo frente a nuestras narices. El problema es que no la vemos, no somos capaces de encajar todas las piezas de la manera adecuada. En Psicología esto se conoce como “fijación funcional”.

La fijación funcional es cuando estamos tan acostumbrados a pensar en un objeto o situación de una manera determinada que no logramos salirnos de ese marco. Por ejemplo, si ahora mismo te pregunto para qué podrías usar una cuchara probablemente la primera respuesta que viene a tu mente es para comer. Y es lógico que así sea porque es lo que haces todos los días. Solo cuando te esfuerzas un poco más logras ver las otras funcionalidades, más allá del significado que le has dado durante años.

Esto significa que para encontrar soluciones creativas debemos escapar de las formas de pensar tradicionales, de los significados ya establecidos y dejar que la imaginación y la fantasía remonten vuelo junto al pensamiento.

Para valorar tu fijación funcional, te invito a que intentes resolver este problema:

Tienes dos anillos de acero y tu objetivo es unirlos. Para lograrlo tienes una vela grande, una caja de cerillas y un cuchillo. ¿Cómo lo harías?

Pues bien, la clave del problema está en recordar que dentro de la vela hay una cuerda. Usando el cuchillo puedes extraer esta cuerda y atar los dos anillos. Claro, encontrar la solución es tan difícil porque cuando nos dicen en la misma frase las palabras “vela” y “cerilla” pensamos inmediatamente en prender la vela.

Afortunadamente, hay una forma muy sencilla para escapar a la fijación funcional y consiste en dividir el problema en sus componentes. Por ejemplo, en el problema anterior, te habría bastado con darte cuenta de que la vela está compuesta por la cera y la mecha. En este punto, probablemente habrías tenido el insight.

Ahora quizás te estás preguntando si esta estrategia para crear soluciones originales también se aplica a la vida práctica y no solo a los problemas con aros y velas. Pues bien, la respuesta es positiva. Sin importar cuál es el problema al que te enfrentas, siempre debes dividirlo en otros pequeños problemas porque así será más fácil de resolver puesto que tendrás mayores probabilidades de encontrar relaciones que antes te habían pasado desapercibidas.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Cómo crear algo nuevo a partir de lo viejo
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

2 opiniones... Comparte tus ideas

Excelente artículo, me ha gustado mucho el ejemplo de los anillos y la vela, en gran medida el recrear situaciones supone poner también nuestra creatividad a trabajar, al cerebro le gstan los retos.

Un saludo

Julia,
Gracias a ti por dejarnos tus impresiones. También a mi me encantan esos problemas de agilidad mental, son todo un reto que nos permite mantener nuestras neuronas en acción.

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones