1/28/2013

Cómo disminuir el dolor con la imaginería


La mayoría de las personas que sufren dolores agudos tienen una o varias imágenes mentales que asocian con el displacer. Ahora un nuevo estudio realizado en la Universidad de Cambridge ha demostrado que estas imágenes se pueden manipular para provocar un alivio casi instantáneo.

En el experimento participaron 73 personas con una edad promedio de 45 años, que se encontraban en un centro de rehabilitación de Vancouver. Todas afirmaban que tenían en su mente ciertas imágenes relacionadas con el dolor. Después de haber sido entrevistados sobre su dolor y estado psicológico, se les pidió que seleccionase la imagen más potente y angustiosa relacionada con el dolor.

Como era de esperar, concentrarse en estas imágenes desagradables hizo que aumentase su percepción del dolor y la angustia. A continuación, después de un intervalo de seis minutos en el cual hablaron de otros temas (para distraerles de las imágenes), a la mitad de los participantes se les pidió que pensasen en una forma para no ver la imagen que les causaba dolor. Por ejemplo, un hombre que padecía de dolor en las articulaciones afirmaba que una de las imágenes que más sufrimiento le causaba era verse a sí mismo corriendo y siendo perseguido por un gran perro. La imagen se varió ligeramente, en vez de estar siendo perseguido por un perro, el hombre corría en una pista de atletismo y era aclamado por la multitud.

Lo interesante es que después de haber variado las imágenes, el nivel de dolor percibido disminuyó drásticamente. De hecho, el 49% de los participantes afirmó que no sentía ningún dolor. Los investigadores afirman que estos resultados fueron extraordinarios ya que se produjo una rápida disminución del dolor y su efecto perduró en el tiempo. Por si fuera poco, la ansiedad, la tristeza y los sentimientos de indefensión también se hicieron menos acusados.

Vale aclarar que no es la primera vez que se trata el dolor con la imaginería. De hecho, en el pasado se ha demostrado que tan solo imaginar el rostro de la persona amada puede reducir el dolor que percibimos. También se conoce que imaginar escenas relajantes puede incidir en nuestros signos vitales provocando una disminución del ritmo cardiaco y de la presión arterial.

Sin lugar a dudas, se trata de una estrategia muy eficaz y, sobre todo, totalmente natural para combatir el dolor sin tener que sufrir los efectos adversos de los medicamentos.


Fuente:
Philips, C. & Samson, D. (2012) The rescripting of pain images. Behavioural and Cognitive Psychotherapy; 40 (5): 558-76.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Cómo disminuir el dolor con la imaginería
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones