11/14/2012

Déjà vu: La sensación de vivir algo que ya hemos vivido


Estás totalmente inmerso en una actividad, cuando de repente te asalta una sensación extraña. Sientes que ya has vivido esa situación, aunque eres consciente de que es imposible porque en realidad es completamente nueva. Sin embargo, tienes una extraña sensación de familiaridad e incluso puedes predecir lo que ocurrirá en los segundos siguientes. Este fenómeno se conoce como déjà vu, aunque en el campo de la psicopatología tiene otro nombre: paramnesia.

El déjà vu es una experiencia mucho más común de lo que podríamos imaginar. Se estima que aproximadamente 2/3 de la población mundial ha experimentado el fenómeno de lo "ya vivido" en algún momento a lo largo de sus vidas. De ellas, un 44% lo ha experimentado unas nueve veces o más. Curiosamente, la incidencia del déjà vu disminuye con la edad, aumenta con el nivel escolar y es más común en las personas que viajan y que tienen creencias liberales.

Las personas suelen experimentar este fenómeno cuando están inmersas en actividades relajantes o en compañía de amigos, aunque se ha apreciado que el déjà vu suele estar precedido por una etapa de fatiga o estrés. La experiencia en sí es relativamente corta, dura entre 10 y 30 segundos, y es más frecuente que ocurra en las tardes y durante los fines de semana.


Un pequeño "cortocircuito" en el cerebro similar a una crisis epiléptica


Las explicaciones al déjà vu son muchas, algunas incluso caen en el campo de la parapsicología refiriéndose a las premoniciones, otras lo consideran un fenómeno paranormal e incluso hay quienes hacen referencia a una breve visita a un universo paralelo.

Sin embargo, los especialistas intentan buscar una explicación a este fenómeno escudriñando el cerebro humano. Por eso, una de las teorías principales considera que el déjà vu está relacionado con formas específicas de epilepsia, que serían las responsables de la disfunción del sistema nervioso.

De hecho, en los estudios se ha apreciado que las personas que sufren epilepsia del lóbulo temporal medial suelen tener déjà vu justo antes de la crisis. Este tipo de epilepsia afecta el hipocampo y la corteza parahipocampal, ambas estructuras desempeñan un papel importante en la memoria a corto y largo plazo, siendo las encargadas de valorar la familiaridad con una situación determinada. En práctica, valoran si estamos viviendo una situación nueva o si, al contrario, es algo que ya conocemos.

Estos resultados han llevado a los neurocientíficos a considerar el déjà vu como una especie de pequeño "cortocircuito" que nos hace confundir una situación nueva con otra que ya hemos vivido. En ese momento las neuronas transmiten señales al azar, impregnando de la sensación de familiaridad una situación que en realidad es nueva.

Un error del sistema debido a estructuras cerebrales más pequeñas


Ahora un estudio realizado por investigadores de la República Checa y Reino Unido ha arrojado nuevas luces sobre este asunto al hallar una correlación entre la paramnesia y algunas zonas del encéfalo.

Según estos investigadores, las estructuras encefálicas que se encuentran en el cerebro de las personas que experimentan la paramnesia son menores, en comparación con quienes no la han experimentado jamás. En práctica, se trata de unas estructuras de tamaño muy pequeño situadas en los lóbulos temporales medios del encéfalo (la zona en la cual se originan los recuerdos).

Este estudio descubrió además que, mientras más episodios de paramnesias experimentaban las personas, más pequeñas eran sus estructuras encefálicas.

En el estudio se analizaron a 113 personas sanas a los cuales se les realizaron diferentes pruebas neurológicas como la resonancia magnética. La única diferencia radicaba en que la mitad de las personas estudiadas habían presentado episodios de déjà vu y la otra mitad jamás los habían vivido.

Los neurocientíficos afirman que probablemente el déjà vu se debe a un “error del sistema” que estaría provocado por un gran nivel de excitabilidad en el hipocampo. Esta diferencia en el nivel de excitabilidad estaría determinada precisamente por estas estructuras encefálicas. En resumen, que la experiencia de lo ya vivido no se trataría de un extraño fenómeno paranormal sino de una forma peculiar de neurogénesis cerebral.

Un fallo en la codificación de los recuerdos


Otra de las teorías más aceptadas hace referencia a que el déjà vu no es más que un error de la memoria, debido a que los recuerdos no se encuentran adecuadamente contextualizados. En un experimento llevado a cabo en la Universidad de Colorado les enseñaron a las personas una serie de imágenes. Después de haberlas visto, les mostraron otras escenas totalmente diferentes, pero algunas tenían una distribución bastante parecida a las anteriores. Por ejemplo, en la primera foto se apreciaba un callejón entre un edificio y una valla y en la segunda imagen el callejón se encontraba entre un tren y una estación.

Los resultados fueron sorprendentes: las imágenes equivalentes generaron la sensación de ya haber visto esos lugares, a pesar de que eran completamente nuevos. En práctica, lo que sucede es que tenemos gran facilidad para recordar los objetos, pero no somos muy hábiles memorizando su configuración. Esto hace que un escenario con una configuración similar despierte la sensación de familiaridad.

Lo que sucede es que oímos campanas pero no sabemos dónde suenan. Y activamos recuerdos similares, pero no idénticos, que son los que generan el déjà vu. Esto se debe a que en muchas ocasiones almacenamos nombres, lugares, hechos y palabras en nuestra memoria de forma tan difusa que terminamos conectándolos con experiencias nuevas.

En práctica, muchos de nuestros recuerdos están fragmentados, y son precisamente esos elementos sueltos los que se conectan con situaciones nuevas y generan la sensación de haber vivido algo, dando lugar al equívoco. De hecho, es curioso porque en un déjà vu tenemos la sensación de familiaridad pero no somos capaces de determinar con exactitud cuándo ocurrió el hecho, más bien tenemos una sensación parecida al sueño.

Obviamente, desde esta teoría, cualquier cosa puede convertirse en un disparador de los recuerdos, desde un aroma hasta una disposición específica de las cosas en el espacio o una simple frase.


Fuentes:
Brázdil. M. et. Al. (2012) Unveiling the mystery of déjà vu: The structural anatomy of déjà vu. Cortex; 48(9): 1240-1243.
Martin, C. B. et. Al. (2012) Déjà vu in unilateral temporal-lobe epilepsy is associated with selective familiarity impairments on experimental tasks of recognition memory. Neuropsychologia; 50(13): 2981-2991.
Cleary, A. M. et. Al. (2009) Can déjà vu result from similarity to a prior experience? Support for the similarity hypothesis of déjà vu. Psychonomic Bulletin & Review; 16(6): 1082-1088.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Déjà vu: La sensación de vivir algo que ya hemos vivido
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

4 opiniones... Comparte tus ideas

De niña fui diagnosticada con epilepsia del lóbulo temporal, es la que provoca "ausencias" además de las sensaciones del "ya visto" (sentir que ya vivimos una experiencia que en verdad es nueva) y del "no visto" (sentir que algo ya conocido es totalmente nuevo, no lo recuerdas).
Recibí medicación muy fuerte durante muchos años, hasta que los EEG salieron normales, pero las sensaciones las sigo teniendo. Solo quería contarles que son reales, estas convencido de haber estado en ese lugar y tus recuerdos son muy fuertes, pero también niegas rotundamente haber conocido personas, lugares o cosas que en verdad sí conoces de antes. Me gustaría mucho creer que son capacidades paranormales, pero el conjunto de trastornos me lleva más a creer que es una patología.
Saludos.

El déjà vu se debe a múltiples factores pero estoy convencida de que en todos los casos hay una explicación neurológica de base.
Me gustaría puntualizar que lo sobrenatural o paranormal no es más que aquellos fenómenos para los cuales la ciencia aún no ha encontrado explicación pero en realidad, si ocurren, son perfectamente naturales o normales, lo que varía es la frecuencia estadística con que se manifiestan.

Una duda que tengo es que en el articulo pone que la mayoría de las personas lo han tenido al menos una vez en la vida. Mi "problema" es que los suelo tener con demasiada frecuencia. Me suceden cosas muy a menudo que recuerdo haberlas soñado hace mucho tiempo, pero el periodo de tiempo es muy largo, desde una semana hasta un año después.
Lo siento, pero no me ha quedado muy claro si tendría que ver con esto o si es normal que lo tenga con demasiada frecuencia.
Gracias, y saludos.

Cada persona es un mundo, las estadísticas son solo eso, estadísticas. Hay quienes han experimentado este fenómeno solo una vez en la vida y a otros les ocurre con frecuencia, sin que ello signifique que existe un problema.
De hecho, conozco varias personas que experimentan este fenómeno con asiduidad.

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones