7/02/2012

La aceptación: ¿Acto de resignación o de coraje?

¿Cuántas veces hemos escuchado a las otras personas decirnos que tenemos que aceptar? Se presupone que debemos aceptar los errores de los otros y los nuestros, la impotencia para cambiar muchas cosas que desearíamos fuesen diversas, el hecho de que tenemos ciertos límites… En fin, siempre habrá una persona en el mundo que nos afirme que debemos aceptar algo, incluso, de vez en cuando el tono con el cual nos hace llegar esta idea nos da a entender que no sólo debemos resignarnos sino además, sentirnos satisfechos. Algo que, obviamente, nos resulta del todo insensato.

Es por ello que me ha resultado interesante la definición de la aceptación brindada por Guardini: “no se trata de un pasivo y débil padecer todo, sino que se trata de ver la verdad y de disponerse a considerarla, resueltos naturalmente a la fatiga y, si es necesario, a la lucha por ella”.

Tradicionalmente comprendemos la aceptación como un fenómeno relacionado con el tolerar lo mal hecho, con la mediocridad y el conformismo pero lo cierto es que aceptar algo (independientemente de lo que sea) es un acto de coraje que implica que hemos finalmente comprendido la realidad y nos decidimos a lidiar con ella. Aceptar una situación implica no sólo comprender una idea desde el punto de vista cognitivo sino también compartirla desde la perspectiva emocional.

Así, la aceptación genuina presupone el hecho de aceptar las cosas por lo que son pero también por lo que no son. Y esta frase no se trata de un simple juego de palabras sino que realmente encierra un sentido muy profundo ya que usualmente aceptamos el fenómeno porque nos sentimos incapaces de cambiarlo pero este acto implica que asumimos una actitud pasiva donde no estamos del todo satisfechos con la elección que hemos hecho.

Al contrario, cuando aceptamos un hecho, con las implicaciones que el mismo tiene para nosotros, estamos asumiendo una actitud activa ante la vida. De esta forma, la aceptación genuina nos brinda la posibilidad de ver el mundo con otros ojos y de desempeñar un papel activo ante el mismo. Cambia nuestra posición, de víctimas pasamos a protagonistas.

Por supuesto, el proceso de aceptación suele ser largo y no es para nada sencillo porque en muchas ocasiones implica un cambio en nuestro sistema de valores, en aquellas creencias que dábamos por ciertas y que le daban un orden lógico a nuestra vida. Sin embargo, según palabras de Guardini: “El principio de cualquier propósito y conquista moral está en el reconocer aquello que es; incluyendo los errores y los defectos. Solamente si decido lealmente llevar el peso de mis defectos, alcanzo la seriedad y sólo en un segundo tiempo puedo entonces comenzar el trabajo para la superación”.


Fuente:
Guardini, R. (2001) Virtù: temi e prospettive della vita morale. Brescia: Morcelliana.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

La aceptación: ¿Acto de resignación o de coraje?
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

2 opiniones... Comparte tus ideas

mis respetos y admiración por sus artículos, son respuestas a tantas interrogantes y ansiedades que no se canalizar, éste en particular me ha ayudado enormemente. Que gran herramienta ha llegado a mis manos. muchas gracias y que la luz de la sabiduria resplandezca siempre.

Hola Julia,
Gracias a ti por dejar tus impresiones. Comentarios como el tuyo son una motivación para continuar escribiendo :)

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones