7/13/2012

Cuando las quejas se convierten en un estilo de vida

¿Quién no se ha quejado al menos en una ocasión por algo que le incomodaba? Toda razón es válida: el retraso del vuelo, el mal tiempo, las medidas del gobierno… en fin, la lista podría ser infinita. Sin embargo, después de haber lanzado unas cuantas imprecaciones continuamos con nuestra vida normal y la queja quedó sepultada en el olvido.

Sin embargo, hay personas que hacen de la queja su estilo de vida. Y es que el problema no está en las lamentaciones en sí mismas sino en lo que hacemos con ellas y el valor que le damos. Podemos usar la queja como una válvula de escape ante una situación que nos desagrada pero podemos quedarnos colgados de ella y convertirla en una forma permanente de enfrentar las más diversas situaciones.

Quienes se quejan por todo probablemente tienen varias razones (perfectamente comprensibles, por demás) pero lo importante es no dejarle paso a esta rumiación que no tiene nada de funcional. ¿Qué has resuelto con rezongar (además de ponerte de mal humor y de paso traspasarlo a todos los que te rodean)? ¿Te sientes mejor al poner mala cara? ¿La queja te ayuda a terminar con más rapidez el trabajo? ¿Mejora acaso tus relaciones interpersonales?

El problema es que cuando la queja se instaura como un estilo de enfrentar la cotidianidad, dejamos de apreciar los aspectos más bellos de la vida, dejamos de sentir gratitud y nos encerramos en un círculo de negativismo del cual es particularmente difícil salir.

Lo curioso de todo es que normalmente quienes más se quejan son los que menos motivos tienen. Y es que probablemente las personas más pobres o los más desafortunados, han aprendido bien temprano en la vida que quejarse no sirve de nada, es mejor subirse las mangas y poner manos a la obra si deseas cambiar tu realidad. Una idea muy antigua que inmortalizó Thomas Carlyle que afirma: “Nunca debe el hombre lamentarse de los tiempos en que vive, pues esto no le servirá de nada. En cambio, en su poder está siempre mejorarlos.”

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Cuando las quejas se convierten en un estilo de vida
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones