2/08/2012

Diferencias entre eficiencia y eficacia: Una perspectiva inusual

En el lenguaje popular a menudo utilizamos indistintamente los términos eficiencia y eficacia. Probablemente parte de la responsabilidad la tiene la Real Academia Española que afirma que la eficacia es la “capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera” mientras que la eficiencia es la “capacidad de disponer de alguien o de algo para conseguir un efecto determinado”. Y es que estas definiciones son un tanto confusas.

Sin embargo, en términos gerenciales las diferencias entre eficiencia y eficacia son mucho más obvias. Se dice que una persona es eficaz cuando logra los objetivos que se propone. Sin embargo, el concepto de eficiencia va mucho más allá; la eficiencia expresa la relación entre los recursos empleados para llevar a cabo determinados proyectos y los logros alcanzados. Por ende, una persona será más eficiente en la misma medida en que pueda lograr un mismo objetivo con menos recursos.

Es decir, la eficacia enfatiza en el logro de resultados a través del establecimiento de objetivos. La eficiencia se focaliza más en los medios utilizados para lograr esos resultados y en el ahorro (ya sea de recursos materiales como psicológicos).


La perspectiva de Drucker

Peter F. Drucker, conocido como el padre del management, afirmó en una ocasión que: “La eficacia es hacer las cosas correctas; la eficiencia es hacer las cosas bien”. Para comprender mejor este concepto les propongo que intenten responder a este problema:

“Imagina que eres el nuevo director de ventas de una empresa que se dedica a producir dentrífico. Para poder llevar a casa tu paga te han pedido que aumentes en un 20% las ventas de dentífrico. ¿Cuál será la mejor estrategia para alcanzar tu objetivo?

- Invertir más en publicidad.

- Reducir el precio de cada tubo de dentífrico.

- Aplicar alguna técnica del neuro-marketing funcional.”

Si se te ha ocurrido otra salida original para aumentar las ventas, ¡pues mucho mejor!

Pues bien, la solución que encontró esta empresa (que por demás es una conocida multinacional) fue aumentar de unos pocos milímetros el diámetro de la boca del tubo de dentífrico. Antes que se pregunten el por qué de esta decisión tan insólita, se las explicaré: aumentar el diámetro de la boca del tubo compulsa a las personas a usar más dentífrico por lo que el dentífrico se terminará más rápido. Un pequeño truco psicológico.

En este caso, un director de ventas que pensara solo en términos de eficacia probablemente hubiera optado por una solución tradicional, como invertir más en publicidad. Sin embargo, si pensamos en términos de eficiencia, debemos abrir la mente y buscar soluciones originales que impliquen un ahorro de recursos.

De esta forma, si pensamos como personas eficaces, probablemente lograremos nuestros objetivos pero después de haber pagado un enorme coste psicológico (entiéndase tiempo invertido, aumento del estrés, disminución en la calidad de las relaciones interpersonales). Sin embargo, si abrimos la mente y pensamos en términos de eficiencia lograremos alcanzar nuestros objetivos de una forma más original y con un menor coste. Sin lugar a dudas el cambio de perspectiva bien vale la pena.


Fuente:
Christensen, C. M. et. Al. (2005) Marketing Malpractice. The Cause and the Cure. Harvard Business Review; 2-13.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Diferencias entre eficiencia y eficacia: Una perspectiva inusual
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

2 opiniones... Comparte tus ideas

La solución está en los límites de lo ético...por lo que me parece cuestionable.

Iván,
El problema que normalmente confrontamos la mayoría de las personas en el momento de buscar soluciones creativas es que nos cerramos de antemano. Es decir, en vez de dejar fluir las ideas libremente, sin pasarlas por ningún tamiz, inmediatamente comenzamos a descartar opciones.
Al contrario, cuando estamos buscando soluciones creativas, debemos dejar que la mente divague y solo en un segundo momento, cuando tenemos muchas ideas, podemos aplicar el tamiz (que puede ser de índole ética, económica o de cualquier otro tipo).
Realmente la solución no es un engaño al consumidor si lo analizamos desde la perspectiva que no existe publicidad engañosa (tan común en nuestros días) y no se ha reducido la cantidad de producto.
El consumidor, al percatarse que sale más dentrífico, simplemente puede regular la presión sobre el tubo.
Aunque claro, tu posición es muy respetable y comprensible.

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones