10/20/2011

¿Cómo se lee la firma? Los aportes de la Grafología

Nuestra escritura es como una huella dactilar, única e irrepetible. No obstante, dentro de todo lo que podemos escribir, lo que más ha llamado la atención a psicólogos (y no) es la firma. Existen millones de personas en el mundo y cada una de ellas tiene su propia firma, aunque algunas puedan resultar muy parecidas; no llegan a ser idénticas ya que la firma puede comprenderse como nuestro signo de identidad en el mundo de la escritura. La firma es una auto-imagen que sirve de sello de identificación y afirmación del propio “Yo” frente al entorno. Por ende, no es extraño que los grafólogos hayan centrado su atención en desvelar los secretos de las firmas.

No obstante, antes de hacer referencia a algunos aspectos generales sobre el análisis de las firmas, debo puntualizar que la grafología no es una ciencia exacta, de hecho, hay incluso quienes se cuestionan si es una ciencia y prefieren referirse a ella como un método o técnica. Esto significa que todos los datos que se recojan de un análisis grafológico deben ser contrastados con otras informaciones.


¿Cómo se lee la firma? Algunos detalles a considerar

Aunque no se pueden extraer conclusiones generalizadoras a partir del análisis exclusivo de una firma, en general los grafólogos establecen algunos lineamientos que pueden servir de base para comprender las firmas:

- Firmas muy complicadas: Un refrán popular afirma: “perro que ladra no muerde” y esta reflexión también se aplica a la firma que, cuando tiene trazos demasiado complicados puede indicar un carácter pobre, sentimientos de insignificancia e inferioridad, una gran vanidad e incluso la tendencia a engañar a otras personas. No obstante, debe realizarse una salvedad y es que en ocasiones quienes deben firmar documentos muy importantes optan por una firma complicada para que existan menos posibilidades de ser falsificada.

- Firmas muy sencillas: En el otro extremo encontramos personas cuya firma sobresale por su simplicidad pero que son bien legibles, lo cual puede indicar que no existe la necesidad de sobresalir ni de llamar la atención. Se puede tratar de una persona muy equilibrada que prefiere la transparencia en las relaciones interpersonales pero también podría ser la firma de alguien con bajo nivel cultural que no maneja adecuadamente el lápiz (en este caso deberíamos analizar la seguridad y rapidez de los trazos).

- Firmas con predominio de curvas: casi siempre se refiere a personas con un trato suave y con mucha imaginación.

- Firmas con predominio de ángulos rectos: indica una persona con un carácter más bien duro pero muy prácticas y con gran capacidad de compromiso y esfuerzo.

- Firmas donde se realiza el trazo antes de las letras: es una práctica común en personas altamente organizadas y con una gran capacidad para anticipar el futuro.

- Firmas resaltadas por un zigzag: indica una persona de temperamento fácilmente excitable que suelen comprometerse en las más diversas actividades con mucha pasión.

- Firmas donde se resalta el nombre: cuando sobresale nítidamente el nombre sobre el resto de la firma se puede pensar en una persona que ha sido, es y continúa siendo importante en la esfera de las relaciones interpersonales y, sobre todo, familiares.

- Firmas donde resalta el apellido: la persona prefiere identificarse no por quien es en realidad sino por su rango o su rol social. Puede tratarse de individuos que deseen reconocimiento profesional y esta es la imagen que desean brindar al mundo.

- Firmas tachadas por la rúbrica: obviamente, tachar la propia firma con una serie de garabatos indica una persona que tiene un bajo concepto de sí mismo y una baja autoestima. Las causas pueden ser físicas como una discapacidad o simplemente radicar en comportamientos que se consideran inadecuados como el alcoholismo o la prostitución.


Análisis más profundos para leer las firmas

En sentido general, nuestra atención debe dirigirse fundamentalmente allí donde se aprecie una mayor presión o elaboración de la firma ya que de esta forma la persona (de manera inconsciente) está señalando un aspecto que le resulta importante.

Existen otros aspectos a analizar como la claridad y legibilidad. Esta suele expresar la confianza de la persona en su propia auto-imagen y en el concepto que tiene de sí mismo. Este concepto será tanto más equilibrado y realista, cuanto más se parezca la firma al texto y cuantas menos desproporciones presenten las mayúsculas en relación a las minúsculas. Al contrario, la ilegibilidad en la firma (excepto en el caso de quienes tienen que firmar numerosos documentos al día) supone una falta de voluntad de identificación. El sujeto muestra un Yo evasivo, engañoso y falso.

La ubicación de la firma en el papel también es importante y se relaciona con la toma de posición frente al mundo. Esta posición o actitud, puede ser de acercamiento, si la firma se ubica a la derecha y próxima al texto. Puede expresar retirada, desconfianza, reserva o introversión, si la firma se distancia del texto y se ubica a la izquierda.

La dirección que adopta la firma es otro factor a considerar. Esta puede tener una dirección horizontal indicando serenidad, estabilidad, equilibrio entre ambición y realización. Puede ser ascendente, reflejando una ambición no satisfecha probablemente porque la persona no ha llegado a situar su auto-imagen en el rango que desearía. Y, finalmente, puede ser descendente, en cuyo caso, puede tratarse de una situación frustrante o depresiva o de una enfermedad que mine las fuerzas, las esperanzas e ilusiones.

Obviamente, existen otros muchos factores a considerar para leer las firmas pero estos son a grosso modo los elementos esenciales. Aún así, vuelvo a recalcar que juzgar exclusivamente una firma es como desconectar la personalidad de su entorno o valorar a una persona por su aspecto físico.


Fuentes:
Vels, A. (2000) Grafología de la A a la Z. Barcelona: Herder.
Xandró, M. (1994) Grafología experimental. Barcelona: Herder.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

¿Cómo se lee la firma? Los aportes de la Grafología
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

2 opiniones... Comparte tus ideas

Gracias por el articulo, me encanto es muy explicativo, quisiera ademas, que publicaran mas informacion sobre la GRAFOLOGIA, ya que es una tecnica -corrijame si me equivoco- en el estudio personalidad mediante la escritura.

Gracias, nuevamente.

José,
Primeramente, ¡bienvenido al blog!
La grafología puede comprenderse como una técnica o método, en dependencia de cómo se utilice. Y si, esencialmente, se utiliza para evaluar la personalidad.
Este artículo es muy explicativo al respecto: Grafología ¿Especulación o ciencia exacta?.
Desgraciadamente, la grafología es tan amplia y son tantos los estudios y detalles a considerar que sería imposible retomarlos en el blog. No obstante, si deseas profundizar en esta técnica, te recomiendo visites Google Libros e insertes la palabra "grafología", te aparecerán decenas de libros y manuales.
Suerte!

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones