9/19/2011

Las tiendas eróticas: ¿El emblema de una sexualidad libre?

Con el desarrollo de Internet los sitios web de carácter sexual han proliferado, brindándole la oportunidad a las personas de acceder a tiendas eróticas bajo el anonimato de una pantalla o de mejorar sus conocimientos sexuales sin tener que acudir a una consulta cara a cara con un terapeuta. Por ejemplo, una investigación recientemente realizada por ABC News mostró que el 50% de las 17.000 personas encuestadas visitaban sitios de contenido sexual explícito mientras que el 6% de ellos adquirían juguetes eróticos de los sex shop online.

Pero… ¿qué sucede en las tiendas eróticas localizadas en un entorno físico? ¿Son estas igualmente visitadas?

Un estudio del año 2010 realizado por investigadores de las universidades de Irvine y Louisville mostró que las mujeres aún tienen muchas reticencias para entrar en una tienda erótica. Estos investigadores analizaron 33 tiendas, cada una por 162 horas, durante un periodo de dos años. Así, apreciaron que de las 1.258 personas que entraron a las tiendas, el 83% eran hombres.

De esta forma, a pesar del boom del sexo virtual y pasadas ya algunas décadas desde la Revolución Sexual, los problemas sexuales continúan en aumento. Se pensaba que con la “liberación del sexo” o mejor dicho, con la “eliminación” de los tabúes en relación al sexo, las personas podrían vivir una sexualidad más plena y, por ende, los trastornos como la eyaculación precoz, la disfunción eréctil, la anorgasmia o el deseo sexual inhibido disminuirían su incidencia. Pero no es así.

Obviamente, el estrés al cual estamos sometidos incide en el desempeño sexual pero lo cierto es que los tabúes relacionados con el sexo aún se mantienen en las mentes de muchas personas. Una de las tantas pruebas empíricas que confirma esta idea viene de la mano de un estudio realizado por Charmaine Borg en mujeres con dispareunia y vaginismo. Según los resultados de esta investigación detrás de estos trastornos se esconden principios morales altamente conservadores que mantienen la problemática.

La falta de deseo sexual es otro de los males de la sociedad moderna que afecta por igual a hombres y mujeres. La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia puntualiza que una de cada tres mujeres por debajo de los 59 años sufre de deseo sexual hipoactivo. Muchas veces esta problemática está provocada por la sobrecarga de roles que causa una gran fatiga y cansancio pero en ocasiones existe el elemento común de base es la monotonía. Y es que a veces restringir la creatividad y la fantasía en el ámbito de la sexualidad equivale a matar los deseos. Es esta precisamente la función de los tabúes sexuales.

Así, el aumento de los trastornos de índole sexual y el hecho de que las personas prefieran entrar a una tienda erótica a través de Internet, no porque es más cómodo sino porque les provoca menos vergüenza, significa que los prejuicios sobre géneros y la sexualidad aún no se han eliminado del todo. Evidentemente, se necesita mucho más que una Revolución Sexual y la proliferación de tiendas eróticas para cambiar creencias que se han mantenido a través de generaciones. Si bien estamos dando los primeros pasos.


Fuentes:
Borg, C.; Jong, P. J. & Weijmar, W. (2011) Vaginismus and Dyspareunia: Relationship with General and Sex-Related Moral Standards. The Journal of Sexual Medicine; 8(1): 223-231.
McCleary, R. & Tewksbury, R. (2010) Female Patrons of Porn. Deviant Behavior; 31(2): 208 – 223.
Fisher, W. A. & Barak, A. (2000) Online Sex Shops: Phenomenological, Psychological, and Ideological Perspectives on Internet Sexuality. CyberPsychology & Behavior; 3(4): 575-589.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Las tiendas eróticas: ¿El emblema de una sexualidad libre?
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones