9/26/2011

Cómo hacer un curriculum de trabajo exitoso: Cinco trucos psicológicos

Hoy por hoy, se imprime casi un billón de curriculum al año que después llegan a las empresas con la esperanza de ser tomados en consideración. Como podrán presuponer, es humanamente imposible manejar detalladamente un volumen tan grande de información por lo que los empleadores le brindan a cada curriculum una mirada de 45 segundos. En este tiempo deciden si el curriculum pasa a la segunda fase de selección o no. Aunque quizás el humorista Euler ha captado a la perfección estos cambios con una viñeta muy ingeniosa:


Este proceso de selección instantánea se parece mucho a lo que sucede cuando entramos en un sitio web. Cuando tecleamos una palabra en el buscador, este nos brinda miles de resultados posibles. Por ende, abrimos una ventana, le echamos una mirada rápida y, si no nos gusta, la cerramos y pasamos a otra. No hay una segunda oportunidad.

Por estas razones, muchas personas se preguntan cómo hacer un curriculum de trabajo exitoso. ¿Es preferible un curriculum original o es mejor apostar por lo tradicional? ¿Qué foto insertar? ¿Qué lenguaje y organización brindarle? En este sentido la Psicología brinda algunos trucos:

1. No exageres. Para crear un curriculum de trabajo exitoso es esencial crear una buena impresión en los empleadores. En algunos casos las personas intentan llamar la atención exagerando sus logros; sin embargo, la práctica ha demostrado que es mejor no exagerar y centrarse en los resultados y logros concretos.

En el 1994 Stephen Knouse realizó un experimento muy curioso en el cual creó diferentes prototipos de curriculum y analizó qué impacto tenían en los empleadores. En estos curriculum se variaba esencialmente un aspecto: el nivel de detalles. Es decir, algunos curriculum eran muy concisos mientras otros brindaban mucha información irrelevante relacionada con los estudios y la experiencia de trabajo.

Al final pudo apreciarse que los empleadores detestaban los curriculum exagerados, demasiado prolijos y con información irrelevante para el puesto al cual se aspiraba.

2. Ejemplifica tus competencias. En muchas ocasiones las personas realizan un curriculum simplemente añadiendo los datos educativos y las experiencias de trabajo. Sin embargo, hoy por hoy muchos empleadores se centran en las competencias de trabajo.

Un experimento desarrollado en el año 2000 por investigadores de la Universidad de New South Wales en Sydney demostró claramente este punto. A un total de 62 empleadores se les pidió que evaluaran una serie de curriculum. Lo interesante es que muchos de estos curriculum eran prácticamente idénticos entre sí, excepto por un detalle: en algunos se incluyeron oraciones que demostraban las competencias de los candidatos. Al final pudo apreciarse una clara preferencia de los empleadores por aquellos curriculum donde se dejaban bien claras las competencias profesionales.

Así, para hacer un curriculum de trabajo exitoso se debería considerar la inclusión de frase del tipo: “creación de sitio web que demuestra el conocimiento del lenguaje de programación HTML y el elevado nivel de compromiso con las tareas”. De esta forma se incluye un logro concreto y se sugieren tanto las competencias profesionales como los valores.

3. Añade una foto. Si eres una persona agraciada pero tienes un curriculum promedio, incluir una foto puede ser un plus para obtener el trabajo.

Un estudio realizado en el 2000, en la Universidad de Canterbury en Nueva Zelanda se centró en analizar la influencia del atractivo físico en el momento de la selección de los curriculum. En esta oportunidad se le pidió a 108 personas que imaginasen que eran empleadores y estaban buscando a una persona para cubrir un puesto en su empresa. Entonces se les brindaron diferentes curriculum entre los cuales debían seleccionar.

Pudo apreciarse que cuando el curriculum mostraba experiencia y profesionalidad, el atractivo de la foto no era un factor determinante. Sin embargo, cuando todos los curriculum eran mediocres, las personas tendía a elegir al candidato más atractivo.

En este sentido, vale aclarar que antes de colocar una foto en el curriculum debemos estar seguros de que cumple con las normas culturales ya que existen algunos países donde añadir una foto va contra lo esperado socialmente.

4. Prioriza la experiencia sobre la educación. En muchas ocasiones, quizás guiados por el sentido cronológico o por el orgullo de la educación recibida, configuramos el curriculum en torno a los logros educativos y los diplomas alcanzados. Sin embargo, muchos de los empleadores están más interesados en la experiencia que en la educación. Lo cual es una exigencia bastante lógica ya que todos sabemos que, al salir de la universidad, aún queda mucho por aprender.

La comprobación científica de este hecho llegó en el 1997, cuando se realizó un experimento a nivel nacional en los Estados Unidos en el cual se pudo apreciar que los candidatos que tenían más posibilidades de obtener un puesto de trabajo eran quienes privilegiaban la experiencia laboral sobre la educación.

5. No seas demasiado creativo. En los últimos años, como siempre es más difícil sobresalir, las personas optan cada vez más por diseños creativos de curriculum. Sin embargo, como ya especifiqué en un artículo anterior que versaba sobre la originalidad en el curriculum, el límite de la creatividad y el uso de los colores estará determinado por los límites de nuestra profesión.

En el ya lejano 1984 John Penrose realizó un estudio donde evaluó si el color del papel incidía en la decisión de los empleadores. Al final apreció que el deseo de distinguirse de la masa utilizando papeles de colores era una decisión poco favorecedora y provocaba una mala impresión en quienes debían valorar el curriculum.

Más recientemente, en el 2010, otros investigadores valoraron el impacto de los curriculum con diseños creativos y con diseños tradicionales. Como era de esperar, en algunas áreas como el diseño gráfico o la programación los diseños creativos eran bienvenidos pero en otras áreas esta “explosión de creatividad” no era bien vista por lo que los empleadores preferían elegir quienes presentaban un curriculum con un formato tradicional.

Obviamente, estos son algunos trucos psicológicos para hacer que un curriculum sea más interesante y tenga mayores probabilidades de ser notado pero no debemos olvidar que la esencia siempre se encuentra en la calidad de nuestro trabajo.



Fuentes:
Arnulf, J. K. et. Al. (2010) Impression making by resume layout: Its impact on the probability of being shortlisted. European Journal of Work & Organizational Psychology; 19(2): 221.
Bright,J. E. & Hutton, S. (2000) The Impact of Competency Statements on Résumés for Short-listing Decisions. International Journal of Selection and Assessment; 8(2): 41-53.
Watkins, L. M. & Johnston, L. (2000) Screening Job Applicants: The Impact of Physical Attractiveness and Application Quality. International Journal of Selection and Assessment; 8(2): 76-84.
McNeilly, K. M. & Barr, T. F. (1997) Convincing the Recruiter: A Comparison of Resume Formats. Journal of Education for Business; 72(6): 359-363.
Knouse, S. B. (1994) Impressions of the resume: The effects of applicant education, experience, and impression management. Journal of Business and Psychology; 9(1): 33-45.
Penrose, J. M. (1984) A Discrepancy Analysis of the Job-Getting Process And a Study of Résumé Techniques. Journal of Business Communication; 21(3): 5-15.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Cómo hacer un curriculum de trabajo exitoso: Cinco trucos psicológicos
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

5 opiniones... Comparte tus ideas

A primera vista la viñeta es muy simpática. Después que lo piensas un poco, es tan terriblemente real que te dan ganas de llorar.
Gracias por estos tips, son muy útiles.
Ramona

Ramona,
Tuve la misma impresión que tú cuando vi la viñeta, igual sirve para reflexionar con un toque de humor sobre nuestra situación actual.

La verdad muy cierto todo lo señaladao, por lo que da para pensar, y decir uy me falta experiencia..

Anónimo,
A todos nos falta experiencia en alguna que otra área de la vida (incluso en varias). Lo importante es tener suficiente coraje como para aprender y seguir adelante.
La falta de experiencia nunca debería ser un obstáculo, al contrario. De hecho, en muchas ocasiones los grandes inventores solína conversar con personas sin ninguna experiencia en su campo de investigación porque así se llenaban con perspectivas diferentes y "no viciadas".
Desgraciadamente, en el área laboral, en muchas ocasiones los empleadores no le dan la oportunidad a las nuevas generaciones para que aprendan y demuestren su potencial. Ellos se lo pierden ;-)

buenas por fin alguien que me dice como venderse en un cv,amén

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones