6/23/2011

Los trastornos del contenido del pensamiento

Los trastornos del contenido del pensamiento son considerados alteraciones del juicio que trasforman las diversas ideas del pensar en razonamientos generalmente ilógicos e incoherentes. Pueden presentarse en cualquier persona, aunque generalmente aparecen en pacientes con algún antecedente psicopatológico de base.

Entre los trastornos del contenido del pensamiento más comunes se encuentran las ideas delirantes, que constituyen juicios erróneos y morbosos con un carácter afectivo muy marcado. En este trastorno se presenta una falsa imagen de un fenómeno o situación siendo bastante común que aparezca en cuadros psicóticos.

Dentro de estas ideas delirantes puede encontrase además las ideas delirantes primarias o las ideas delirantes secundarias. Las primeras se atribuyen a una percepción real de un significado anormal, como por ejemplo cuando la persona observa en una calle un coche rojo e interpreta que es una señal de que pronto todo estará ensangrentado. Mientras que las ideas delirantes secundarias son aquellas que se estructuran a partir de alteraciones perceptuales (alucinaciones, pseudoalucinaciones, trastornos de la conciencia, o de la afectividad) y que pueden relacionarse con ideas de daño, persecución, referencia o grandeza.

Entre los trastornos del contenido del pensamiento también son bastante usuales las ideas fijas. En este caso se trata de ideas que aparecen de manera repetitiva en la mente de la persona después de haber sufrido un hecho de gran impacto afectivo. Generalmente suelen presentarse en pacientes neuróticos, con trastornos afectivos o en casos de estrés grave.

Por otra parte, también existen las ideas obsesivas. En este caso son ideas indeseadas que se presentan de forma insistente, a pesar de los intentos de la persona de luchar contra ellas. En su mayoría suelen ser absurdas y pueden acompañarse de rituales que generan una enorme angustia. Pueden presentarse en cualquier persona, aunque son más comunes en las personalidades obsesivas-compulsivas.

Finalmente, dentro de los trastornos del contenido del pensamiento también se hallan las ideas sobrevaloradas, que casi siempre surgen a partir de situaciones reales que son sobrevaloradas por la persona ya que su juicio se encuentra parcialmente “interferido” por estados emocionales o por creencias y concepciones religiosas, éticas, políticas y sociales.

Es válido destacar que casi siempre los trastornos del contenido del pensamiento son un síntoma que refiere una problemática mayor y casi nunca son un problema en sí mismo por lo que el psicólogo o psiquiatra deberá profundizar en la causa de base.



Fuentes:
APA (1995) DSM IV: Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Barcelona: Masson.
Hamilton, M. (1986) Psicopatología clínica. Signos y síntomas en Psiquiatría. Madrid: Emalsa.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Los trastornos del contenido del pensamiento
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones