Trastorno oposicionista desafiante: Sus causas, síntomas y tratamiento

>> 15 de abril de 2011

El trastorno oposicionista desafiante implica un patrón recurrente de conducta negativista, desafiante, desobediente y hostil dirigida hacia las figuras de autoridad. Si bien este trastorno tiene una relevancia clínica importante, es muy poco lo que se conoce al respecto; probablemente porque muchos especialistas lo consideran como una variante o manifestación del trastorno de conducta. En este sentido debe puntualizarse que padecer el trastorno oposicionista desafiante incrementa el riesgo de desarrollar un trastorno disocial de la conducta y de manifestar una personalidad antisocial en la edad adulta pero no debe identificarse con el trastorno de conducta propiamente dicho.

Se estima que el trastorno oposicionista desafiante tiene una prevalencia poblacional que varía entre el 2 y el 16%. Casi un 75% de los casos están relacionados con un trastorno de déficit de atención e hiperactividad, tanto es así que entre el 40 y el 60% de los niños que tienen diagnosticado un trastorno de déficit de atención e hiperactividad terminan desarrollando un trastorno oposicionista desafiante.

Generalmente los niños con un trastorno oposicionista desafiante suelen identificarse desde la temprana edad de los dos o tres años ya que sus conductas resultan muy disruptivas, llegando incluso a crear problemas familiares.

El Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales especifica cuáles son los principales síntomas del trastorno oposicionista desafiante:

- Un patrón de comportamiento negativista, hostil y desafiante que se extiende por lo menos durante seis meses y en el que están presentes cuatro o más de los siguientes comportamientos:

1. Se encoleriza e irrumpe en pataletas

2. Discute con los adultos

3. Desafía activamente a los adultos o rehúsa cumplir sus demandas

4. Molesta deliberadamente a otras personas

5. Acusa a otros de sus errores o mal comportamiento

6. Es susceptible o fácilmente molestado por otros

7. Colérico y resentido

8. Rencoroso o vengativo

- Se evidencia un deterioro clínicamente significativo en la actividad social o académica

- Los comportamientos no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno psicótico o de un trastorno del estado del ánimo.

La diferencia esencial entre el trastorno oposicionista desafiante y otros tipos de patologías disociales estriba en que estos niños no violan las leyes o los derechos fundamentales de los demás. De la misma forma, el niño no roba y no manifiesta comportamientos destructivos, de crueldad o de intimidación. La presencia definitiva de cualquiera de estas formas de comportamiento excluiría su diagnóstico.

¿Cuáles son las causas del trastorno oposicionista desafiante?


La causa precisa de este trastorno no se conoce pero existen dos grandes teorías que intentan explicar el por qué de su aparición. La teoría del desarrollo sugiere que las dificultades inician cuando los niños tienen entre uno y dos años y medio de edad fundamentalmente debido a que presentan dificultades para aprender a separarse y hacerse autónomos de la persona a la cual se encuentran ligados emocionalmente. Así, los “malos comportamientos” serían una prolongación de las cuestiones normales del desarrollo que no han sido resueltas adecuadamente en los primeros años de vida.

Por otra parte, la teoría del aprendizaje indica que las características negativas del trastorno oposicionista desafiante son actitudes aprendidas que no son sino un reflejo de los efectos de las técnicas de refuerzo negativo empleadas por los padres y las figuras de autoridad. Así, se piensa que el empleo de refuerzos negativos incrementa la frecuencia e intensidad de los comportamientos opositores en el niño, que de este modo logra llamar la atención de los adultos y obtiene la interacción deseada.

Particularmente considero que una teoría no tiene por qué excluir la otra y además, deben comprenderse otros factores causales como la personalidad o el temperamento del niño (normalmente más fuerte y enérgico que el de sus coetáneos) y el desarrollo de sucesos estresantes como el divorcio entre los padres, los problemas familiares o las enfermedades.

De hecho, existen varios especialistas que señalan que un temperamento fuerte se encuentra en la base del trastorno oposicionista desafiante, los sucesos estresantes pueden actuar como un desencadenante del trastorno mientras que las actitudes de los padres y el control que ejercen sobre el comportamiento rebelde de los niños son el factor clave para dar lugar a las conductas disruptivas y desafiantes.

Cuando este trastorno no se resuelve, en la adolescencia suelen aparecer graves problemas escolares debido a que los niños son particularmente resistentes y desagradables, presentando dificultades tanto en las relaciones con los profesores como con los amigos.

Vale aclarar que en muchos casos el tratamiento del trastorno oposicionista desafiante implica no sólo la psicoterapia sino también la farmacología, utilizándose los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y otros medicamentos como el metilfenidato, la atomoxetina y en casos excepcionales la risperidona.

Si nos referimos a los tratamientos conductuales, uno de los programas más generalizados es el Defiant Children, donde se contempla la intervención de los padres mediante una serie de pautas muy bien estructuradas y sistematizadas dirigidas a que el niño adquiera un abanico de conductas positivas que le ayuden a alcanzar el éxito en el colegio y en sus relaciones sociales.

Otro tipo de acercamiento terapéutico al trastorno oposicionista desafiante es el Collaborative Problem Solving, donde se comprenden las conductas disruptivas como comportamientos inflexibles y explosivos. En este caso se parte de la idea de que la conducta del niño se debe a un retraso en el desarrollo de habilidades cognitivas concretas por lo que el programa se focaliza en que el pequeño aprenda a regular las emociones, desarrolle la tolerancia a la frustración y la habilidad para resolver problemas.


Fuentes:
Rigau-Ratera, E. et. Al. (2006) Tratamiento del trastorno de oposición desafiante. Revista de Neurología; 42 (2): 83-88.
APA (2002) DSM-IV-TR: Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Barcelona: Masson.

68 opiniones... Comparte tus ideas:

Esther 17 de octubre de 2011, 18:27  

Un artículo estupendo. Que además me llega de muy cerca, ya que en estos momentos lo padezco con mi hijo, asociado a otros trastornos y síndrome.
Es algo muy duro de llevar.

Espero no te importe, que lo comparta en mi blogs. Gracias.

Jennifer 18 de octubre de 2011, 16:08  

Esther,
Gracias por tus apreciaciones y por compartir lo que escribo con otras personas (siempre que cites adecuadamente este blog como fuente, no tengo ningún problema en que cites algunos de mis artículos).
Ya imagino que es difícil educar un niño con necesidades educativas especiales. Estuve un tiempo trabajando en un proyecto con niños autistas y cuando regresaba a casa estaba exhausta pero sin lugar a dudas la satisfacción del aprendizaje y de los pequeños pasos bien valieron la pena.
Un saludo

Anónimo 22 de noviembre de 2011, 3:13  

jennifer esta muy bueno tu articulo pero me gustaria saber mas sobre alternativas de tratamiento no me queda mas que felicitarte y me gustaria saber si tienes alguna especialidad en la psicologia gracias

Jennifer 4 de diciembre de 2011, 15:04  

Gracias a ti.
Apenas tenga tiempo escribo un artículo profundizando en el tratamiento de este trastorno. La Psicología es muy amplia y muchas veces mi atención se ve atraída por las investigaciones más recientes y curiosas que por los aspectos más tradicionales de la ciencia.
Respondiendo a tu pregunta, me gradué como Lic. en Psicología e hice un Máster en Psicopedagogía.

Eskyra 7 de enero de 2012, 23:23  

Jennifer: Me queda muy claro lo que por tanto tiempo estuve tratando de comprender, gracias a tu articulo. Ojalá pudieras ampliarnos mas la forma en que debemos tratar a estos chicos, pues tengo una hija adoptiva con este problema, y la relación esta sumamente deteriorada entre nosotras, ademas de que tiene inmadurez cereblal en la parte frontal derecha y occipital. Ya esta medicada con Tradea, desde hace un mes. Pero aun así su conducta es muy difícil de entender para mi. Gracias.

Jennifer 28 de enero de 2012, 17:13  

Eskyra,
No sé si el médico te habrá explicado que los problemas en el lóbulo frontal normalmente conducen a este tipo de comportamientos ya que la persona no es tan capaz como las otras de seguir las órdenes o de controlar sus impulsos violentos.
Deberás esperar un poco a que el medicamento comience a hacer su efecto, de seguro notarás el cambio.

Anónimo 8 de febrero de 2012, 15:07  

Estimada Jennifer; muy bueno tu artículo.
En mi caso tengo un adolescente de 17 años que presenta cada uno de los sintomas descritos en el trastorno oposicionista desafiante, pero además es mentiroso, grosero, roba dinero, ha destruido su dormitorio y el de su hermano en dos oportunidades cuando se enoja, es muy flojo, no hace deporte y es mediocre en los estudios, es egocentrico, egolatra y egoista, además de tremendamente irresponsable.
Con estos muchos nuevos sintomas ¿lo puedo asociar a algún tipo de trastorno?
Muchas gracias.

Hans

Jennifer 12 de febrero de 2012, 10:49  

Hans,
Normalmente los trastornos de conducta se comienzan a apreciar desde la infancia. Es extraño que aparezcan inesperadamente en la adolescencia y, si fuera así, habría que profundizar en el medio social en la búsqueda de posibles causas de estos comportamientos.
Desde la distancia y con tan pocos datos es prácticamente imposible dar un diagnóstico ceretero. No obstante, por los síntomas que mencionas, parece más un trastorno disocial. Aunque puntualizo que para hacer referencia al mismo, los síntomas deben haber comenzado a manifestarse no después de los 10 años.

Anónimo 14 de febrero de 2012, 17:44  

hola amigo disculpa jenifer por intervenir pero esas conductas q nombras de tu hijo mas bien parecen de un joven q esta experimentando ciertas disociasiones problablemente estan frecuentando grupos de personas inadecuadas a mi criterio seria que lo vigilaras mas no valla a ser que este consumiendo alucinojenos o algun tipo de droga ya que presenta violencia.

Jennifer 15 de febrero de 2012, 11:35  

Anónimo,
Gracias por puntualizar otras posibilidades. De hecho, es imposible realizar un diagnóstico con tan poca información, solo se pueden lanzar conjeturas.
Como ya he dicho, la clave estaría en el tiempo en el cual se llevan manifestando estos comportamientos. Si se han manifestado desde la niñez y en la adolescencia se han recrudecido, podríamos pensar en una psicopatología infantil.
Al contrario, si se trata de síntomas totalmente nuevos, podría abrirse un mundo de posibilidades: desde la simple crisis de la adolescencia hasta el consumo de drogas, como bien apuntas.
Por eso lo ideal es visitar a un psicólogo que pueda valorar cara a cara el caso.

Anónimo 16 de febrero de 2012, 20:12  

Estupendo tu artículo Jennifer, y me aclara dudas a lo que la psicóloga de mi hijo ha diagnosticado "conducta oposicionista desafiante", pero en el caso de mi hijo éste recién ha empezado a los 13 años ya que hasta antes era brillante en los estudios, ahora nos odia tanto a mi como a su madre ya que lo paramos vigilando, incluso ha llegado a agredirnos; para saliendo de la casa y le gusta reunirse con chicos mayores que él, dejando de lado a sus amigos de sus edad, le hemos descubierto que ya está tomando licor y que tiene amigos tipo vagos,me gustaría que me pudieras alcanzar alguna suguerencia ya que la psicóloga que lo atiende, me indica que hay que negociar pero mi hijo no quiere, se ha vuelto un tirano, yo me he enfrentado con él y me odia aún mas, el es hijo único, gracias

Anónimo 17 de febrero de 2012, 4:47  

Jennifer; Efectivamente siempre su conducta fue así, solo que con el tiempo se ha ido incrementando. De pequeño tenía un temperamento dificil y ahora su conducta es mas radical y rígida con el paso del tiempo. El siempre ha sido de relaciones dificiles, particularmente en la familia y ha ido a varios psicologos y psiquiatras, pero no responde a nada ni reconoce sus errores. Respecto a la droga, he tenido sospechas, y pese a que estoy seguro que ha probado la marihuana le he hecho test de drogas vía orina y felizmente me han salido negativos. En cuanto a sus amistades, tiene a sus mejores amigos de colegio, que son los mismos del barrio, que no son negativos, conozco a sus padres y rendimiento escolar de ellos, pero lo que sí he notado, que cualquier actividad que realiza, ya sea en la iglesia, en escasos deportes que ha practicado ( ya no los practica)o pequeños trabajos ocasionales, siempre termina relacionándose con malos elementos (aunque la actividad sea muy buena siempre encuentra a los peores que participan) finalmente he optado por alejarlo de esa actividad cuando detecto esta situación. Otro antecedente: hace ya dos años aproximadamente que dejó de pedir disculpas, ya ni siquiera se molesta en ello. Mi esposa ya está desesperada y a el le da exactamente lo mismo, en definitva no sabemos que hacer. le hemos quitado internet, permisos, dinero, etc, etc, pero sigue igual y peor. anteriormente y por sugerencia de psicologos hemos llegado a acuerdos escritos con él, pero termina sin cumplir nada, aveces sospecho que todo es por flojera, claro, esta situación a él le acomoda, nadie lo manda a comprar, no se sienta en la mesa a comer y come después lo que él quiere, no pasea a la mascota, no la alimenta, no riega el pasto, no se toma los medicamentos, finalmente no contribuye en nada.
Agradezco tu voluntad por leer mis largos mensajes y darme respuestas.
también agradezco a la persona anonima que aportó con sus antecedentes.
Muchas gracias.
Hans

Anónimo 21 de febrero de 2012, 12:35  

Jennifer, mi hija esta diagnosticada con este transtorno asociado a hiperactividad, deficit atencional y transtorno especifico de lenguaje de tipo mixto, tiene 4 años y es hija unica,esta con farmacos y otros apoyos, me gustaria saber si tienes mayor información de este tema en particular, debido a que voy a tener otro hijo y quisiera saber como evitar un retroceso en su tratamiento o como sacar partido de este evento para ayudarla. De ante mano Gracias

Anónimo 7 de marzo de 2012, 23:19  

es super complicado mi sobrino tiene deficit atencional. hiperactividad severa, transtorno del control del impulso y trastorno oposicionista y es super dificil tratar con el.. y en los colegios no lo toleran... y no sabemos como ayduarlo

Pilar 11 de marzo de 2012, 11:33  

Hola.Levo esta cruz sóla,deseo que alguien comparta conmigo el sufrimiento.Mi hijo 20años padece DEFICIT DE ATENCIÓN ,HIPERACTIVIDAD IMPULSIVIDAD además de TRASTORNO DE CONDUCTA DESAFIANTE OPOSICINISTA.Al no ser consciente de su trastorno es imposible tratamiento o terapia admitida por él.El día a día para mí es un infierno ya que las situaciones de violencia se repiten constantemente y la única alternativa que tengo es acudir a la policía.Tampoco hay especialistas que den soluciones y recurrir a las consejerias es completamente inútil.Si alguien que viva en Asturias me puede aydar o compartir este dolor por favor ponte en contacto conmigo.

Jennifer 15 de marzo de 2012, 20:20  

Hola a todos,
Realmente es muy difícil poder brindarles orientaciones específicas ya que no conozco los detalles de cada caso.
No obstante, viendo que son tantas las personas que comparten este problema y no saben qué hacer, acabo de escribir un artículo con siete consejos prácticos para manejar el niño con trastorno oposicionista desafiante.
Espero encuentren algunas de las respuestas que andaban buscando.

susana 22 de octubre de 2012, 16:22  

Jennifer, mi hijo de 7 años ha sido diagnosticado por psicodagoga y neurologa con este trastorno, estamos trabajando a full, con terapia familiar (psicologas) y mi hijo con psicopedagoga, todo en conjunto, por suerte no tiene nada en lo neurologico pero si conductual y emotivo, lo más problemático es en casa y en la escuela, está practicando la disciplina de karate, hace un año y mejoró mucho, aunque el tema puntual es en casa.... donde estamos modificando paulatinamente el trato hacia él. No es fácil, es muy desgastante, pero por fin estamos encaminados.... confío en que saldremos adelante como familia, pero lo primordial es mi hijo. Las escuelas no saben demasiado de este trastorno y no ayudan a que el niño no sea rechazado por sus compañeritos y asi no se ayuda al tratamiento, ya que el niño necesita que su AUTOESTIMA se eleve y ser dia a dia mas seguro de si mismo. Agradeceré continúes informándonos con tus artículos. muchas gracias.

Jennifer 23 de octubre de 2012, 11:44  

Hola Susana,
Muchas gracias por compartir tus experiencias. Sin dudas son un aliciente para otros padres que se encuentran en tu misma situación.
Lo que dices es cierto, en sentido general en las escuelas hay muy poco conocimiento sobre los trastornos que pueden sufrir los niños y simplemente los tildan de "malcriados".
Por otra parte, es lógico que debido al vínculo emocional, en la casa sea más difícil manejar al pequeño pero mostrarse firme, aunque duela, es la mejor forma de garantizarle un futuro.

José Miguel 23 de noviembre de 2012, 22:56  

Hola Jennifer:

Excelente tu post, yo tengo un hijo de 7 años que a partir de este año a empezado a oponerse a todo lo que le indiquemos yo y su madre. El es mi primer hijo y ha reinado en casa po 5 años hasta el nacimiento de su hermana. Mi pequeño esta diagnosticado con TDAH y hasta el momento solo esta recibiendo terapias conductuales y de deficit de atención. Sin embargo las psicologas nos han dicho que probablemente el neurólogo lo tenga que medicar. Espero que eso mejore su conducta porque esta situación desgasta un poco. Tendrás alguna información sobre programas de entrenamiento para padreas. Así podremos afrontar mejor esta situación.

Anónimo 26 de noviembre de 2012, 17:12  

Hola Jennifer, leí tu artículo y me pareció muy interesante, sólo me gustaría saber porque mencionas que la risperidona es la última opción en los fármacos que pueden ser administrados en este transtorno, me gustaría saber si tiene algún efecto secundario importante. Gracias por tu respuesta y saludos

Anónimo 30 de noviembre de 2012, 11:03  

Hola Jennifer, me ha gustado mucho el articulo, mi hijo de 10 años lo pacede, me rompe cosas, pega , insulta no acepta las ordenes , es desesperante, solo lo hace en casa, no acepta ninguna norma,
podías explicarnos algunas pautas a seguir los padres, hoy he estado con un psicologo y nos ha dicho que ignorarlo en esos momentos y luego establecer consecuencias no es útil, que lo mejor es parar de inmediato el comportamiento en el acto, "utilizando la fuerza", no estoy deacuerdo con ello, pero la otras soluciones que me han dado tampoco funcionan. El ambiente en caso es insostenible, todo gira alrededor de él.

Jennifer 2 de diciembre de 2012, 10:17  

José Miguel,
Normalmente la psicóloga que esté atendiendo a tu hijo también te debe brindar orientaciones sobre cómo comportarse con él en la casa.
En este artículo abordé el tema a grosso modo, espero te sirva de ayuda: Tratamiento del trastorno oposicionista desafiante: Consejos Prácticos.
Suerte!

Jennifer 2 de diciembre de 2012, 10:25  

Anónimo #20,
La primera alternativa para tratar este trastorno es la terapia conductual. Si el caso es muy grave, se echa mano a los medicamentos.
La risperidona, en comparación con otros antipsicóticos, causa elevados niveles de prolactina en sangre, con las consecuencias que esto conlleva. En el pasado se usaba mucho e incluso se continúa usando pero hay otros medicamentos que tienen menos efectos adversos.

Jennifer 2 de diciembre de 2012, 10:27  

Anónimo #21,
En este enlace puedes leer algunas de las pautas a seguir: Tratamiento del Trastorno oposicionista desafiante.
Tampoco yo estoy de acuerdo con la violencia física, eso sí, es importante aplicar castigos de forma férrea y hacerle notar al niño que el control lo llevan los padres.
Suerte!

Anónimo 7 de diciembre de 2012, 1:14  

Hola!El hijo de mi novio le han diagnosticado este sindrome,tiene 10 años ya.Le han recetado medicamentos.El niño vive con su mama y su padrastro.Sinceramente no veo cambios en su conducta;aunque conmigo jamas se porto mal.Veo si actitudes que a veces me asustan,hay comentarios que hace que la verdad me dejan helada cuando habla de terceros y ya he notado varias veces que miente.Segun èl no quiere ni le interesa tener amigos;ya que para el no sirven y la escuela no le importa.¿Esto sera peor cuando crezca?

Jennifer 7 de diciembre de 2012, 10:26  

Es difícil predecir la evolución de este problema. A veces remite con el paso del tiempo, sobre todo cuando se llega a la juventud.
No obstante, es mejor atajarlo a tiempo porque en la adolescencia puede ser incontrolable.
También es importante que el diagnóstico no confunda el Trastorno Oposicionista Desafiante con un Trastorno de Personalidad Disocial.

dulcimar 7 de diciembre de 2012, 23:26  

De verdad a mi también me toca muy de cerca todo esto porque mi hijo menor esta con la misma conducta TOD y es muy estresante puesto que el papa que no vive con nosotros pero vive al lado, no me permite que los logros del niño se afiancen, o sea el niño mejora y cuando esta con el, empeora,es un ciclo, y no se que mas hacer, ya que me han sugerido que me mude pero no tengo adonde, ya que soy extranjera, son muy pocas las actividades que a el le gustan por eso es difícil retirarle esas, y tampoco veo que cosas sencillas podríamos hacer juntos que mejoren nuestra comunicación... o sea, escucho sugerencias... es real que para los padre( los que nos preocupamos porque el padre por ejemplo no acepta esto, dice q el niño no tiene nada...)) para los que si queremos, es muy estresante...ok muchas gracias- escucho sugerencias

Prof. Nancy Oconitrillo Madrigal 11 de diciembre de 2012, 5:00  

Hola a todos comparto la frustración de algunos de no saber como ayudar a nuestros, ya que existe poca información de este trastorno. En mí caso mi hijo tiene síntomas desde los 3 años y a venido en aumento. Tengo problemas en la escuela por que indican que es un vago e ir respetuoso. En fami lia mi madre lo entiende muy poco y mi padre pelea costa te por las actitudes de mi hijo. Me duele mucho por que cuando hablo con mi hijo se muestra dolido por lo que realizo en los momentos de enojo, pero insiste en que no se controla.
Comporta esto por que solo los que viven con un hijo así nos podemos entender.

Jennifer 17 de diciembre de 2012, 12:21  

Dulcimar,
En efecto, la permisividad es algo extremadamente nocivo para trata el trastorno oposicionista desafiante. Mi consejo es que hables con el padre y se lo expliques. El hecho de que uno sea firme con los hijos no significa que se les quiera menos sino todo lo contrario. El padre debería entenderlo.
Suerte!

Jennifer 17 de diciembre de 2012, 12:23  

Nancy,
Tienes razón, vivir la experiencia en primera persona debe ser particularmente difícil.
Me alegra mucho que hayan encontrado en este sitio un espacio para compartir sus vivencias.
Quizás sea una buena idea que tu niño practique algún deporte que demande una gran actividad física. Muchas personas que tienen problemas para controlar su ira encuentran en esta actividad una válvula de escape.

Anónimo 18 de diciembre de 2012, 12:46  

Hola les cuento mi expieriencia con mi hija de 10 años que padece este transtorno, desde muy pequeña ella manifestó una conducta tremendamente desfiante y disrruptiva lo que le causó problemas en su colegio, inicialmente fue diagnosticada por la sicóloga con un trantorno llamado "transtornos adaptativos con alteración de la conducta" y recibió psicoterapia por un año luego el naurólogo diagnosticó "dismadurez de la personalidad" y recibió medicamentos para esto.El punto es que el mal diagnostico de este transtorno lleva a perder tiempo importante para su evolución.... Bueno hoy en día estoy tratando a mi hija con medicina cuántica y es allí donde dieron con el diagnóstico adecuadoy he tenido mejores resultados que con las terapias anteriores, gracias por compartir sus experiencias ya que uno siente que está sola en esta dificultad.

Anónimo 6 de febrero de 2013, 16:10  

Hola, llegue a este espacio buscando algo que pueda ayudarme con mi hijo. Leo el comentario de Hans del 17 de febrero del 2012 y es como leer un resumen de mi experiencia, tengo más hijos y la convivencia a veces me da temor por los más chicos, aunque tiene días buenos, donde me gana la esperanza, pero son pocos. Solemos vivir como Hans cuenta, a tal punto que se fue de casa a la de su padre, el cual lo saco de su casa a los 6 meses, de ahí a casa de su tía, pero ya no puede estar ahí, ella ha sido una santa, y mi segundo esposo no quiere que vuelva a casa, y lo entiendo, hemos vivido tranquilos de una forma desconocida para nosotros hasta ahora, pero es mi hijo y a pesar de todo lo amo y no se que más hacer. Esta medicado, tratado con psiquiatra, estuvo en colegio pupilo, pero fue expulsado y no se que más hacer para ayudarlo. Agradezco se le pueda pasar mi email a Hans, mylifeinmypurse@gmail.com o se me oriente que más puedo hacer. La última recomendación fue internarlo en una clínica para trastorno de personalidad de La Plata Argentina, porque va camino a eso, pero no tengo como cubrir el gasto, me han dicho que es muy cara, y la internación es mínimo de 3 meses para ver si funciona el tratamiento, aunque me han avisado que el pronostico no es muy bueno. Gracias desde ya. Alexandra mama de Ciro, Uruguay.

tabata 7 de febrero de 2013, 13:05  

Quiero comenzar dándote las gracias por el magnifico artículo me ha aliviado y he visto reflejado el problema que tanto tiempo tengo con mi hijo,quisiera comentarte un poco mi caso y saber tu opinión, mi hijo tiene 11 años y llevo con este problema desde primero, al principio pensaba que el problema fue al tener un hermano lo cual lo recibió negativamente, si tengo que decir que la relación con su hermano es muy buena lo quiere y lo cuida mucho, el problema es su comportamiento en el colegio y con los amigos , su actitud es siempre de chinchar y molestar lo que resulta con algunos niños acaben pegando le, en primero empezó que hacia las cosas pero tirando de la cuerda así lo expresaba la profesora muy inteligente con mucha capacidad pero exasperando a todo el mundo ahora a ido a mas según el es que nadie le cree y que todos le echan la culpa a él pero que el no hace nada yo me doy cuenta que tiene problemas para relacionarse, el profesor actual me dice que esta todo el rato chinchando que no para y que esta todo el rato llamando la atención, si el niño está con el profesor el niño trabaja y es encantador pero evidentemente eso no puede ser todo el rato y empieza con los problemas.
Muchas gracias de antemano y espero tu opinión.

Anónimo 14 de febrero de 2013, 9:37  

Muchas gracias por este artuculo . Mi hijo padece este trastorno . ¿es eficaaz la medicación ? ¿pueden salir los chicoos que la padecen ? Pueden el día de mñana tener un vida normal ? Me preocupa el futuro de mi hijo . De momento es menor de edad y podemos hacer algo , medicos , comprensión en la familai y despues....

Jennifer 14 de febrero de 2013, 13:33  

Anónimo #31,
Muchas gracias por compartir tus experiencias. Sin lugar a dudas, un mal diagnóstico puede ser fatal porque estaríamos tratando un problema que en realidad es un síntoma de otro, por ende, no atacaríamos la base.

Jennifer 14 de febrero de 2013, 13:36  

Alexandra,
En realidad, el pronóstico de este trastorno no es malo, todo depende de si existen otros problemas de base que empeoran el cuadro.
Considero que, dado lo que cuentas, un tratamiento internado en una clínica es una buena alternativa. Obviamente, debes tener en cuenta que no se trata de un trastorno que se elimina de una vez y por todas, siempre va a estar ahí, solo que mitigado.

Jennifer 14 de febrero de 2013, 13:38  

Tabata,
Por los pocos apuntes que haces, no creo que tu niño sufra del trastorno oposicionista desafiante y creo que también podríamos descartar la hiperactividad. Más bien creo que está intentando llamar la atención hacia sí y ese ha sido el camino que ha encontrado.
Te recomiendo que lo lleves a un psicólogo porque haciendo las pruebas adecuadas se puede tener un diagnóstico certero y trabajar sobre su base.
Suerte!

Jennifer 14 de febrero de 2013, 13:40  

Anónimo #34,
Es posible mitigar los síntomas más evidentes del trastorno oposicionista desafiante, ya sea con medicación o con terapia. En el futuro, estas personas pueden llevar una vida normal.
Una buena parte del éxito de los tratamientos dependen de cuán temprano se realicen y del compromiso de la familia para seguir las normas dictadas por el terapeuta.

Anónimo 19 de febrero de 2013, 3:34  

soy sol y mi hijo de 9 años a sido diagnosticado con opocisionismo desafiante. le receteron riperidona, pero yo por ahora no quiero medicarlo estoy probando con terapia para ver si mejora. esto me tiene agotada tanto fisica como mentalmente. se me hace dificil entender como ese niño dulce y tranquilo se comporta de la manera que lo hace ahora.

Anónimo 19 de febrero de 2013, 12:55  

Soy Eli, mi hijo de 9 años tiene este comportamiento desde que nacio, cuando no esta enojado es lo mas dulce que existe en el mundo, despierto, inteligente y de gran corazon. Desde los 3 años que bamos de un psicologo a otro, estudios etc.... nunca nadie me hablo de tod !!!!! leyendo tu ariculo querida Yeniffer me entero que esto que pasa tiene nombre !!! te pido por favor escribas seguido, y nos des una guia de ruta a seguir... los psicilogos de por aqui veo estan bastante desinformados o preocupados por otras cosas... me siento estafada, y lo peor de todo es el tiempo que me han hecho perder para ayudar a mi hijo y a toda la familia. Mil gracias !!!!

Natalia 24 de febrero de 2013, 15:20  

Jennifer, buenos dias. Gracias por tu espacio!
Estoy preocupada por mi ahijado y realmente me resulta muy dificil abordar este tema con sus padres.
El pequenin tiene 3 años y desde hace 1: sufre de ataques de panico (llora, tiembla y se paraliza ante situaciones que no lo ameritan como por ejemplo el roce de la hoja de una planta), "gruñe", escupe, pega indiscrimanadamente a adultos (familiares o desconocidos) y niños, parece disfrutar al pellizcar o hacer daño fisico, insluta (no con palabrotas, pero dice fea/o o sos caca...)grita, presenta una risa extraña muy automatica (parece un delfin), pasa del llanto a la risa, etc. Vive confrontando a su mama, la desafia y la agrede permanentemente y esto esta generando una problematcia familiar. El niñito no tiene problema de aprendizaje alguno y en el jardin, segun las maestra de sala de 2 del año pasado, se porta bien. Crees que puede tratarse de este trastorno? Nuevamente muchas gracias por este espacio tan valioso. Saludos cordiales.

Anónimo 28 de febrero de 2013, 6:47  

Yo cuido niños, y uno de ellos a sido diagnosticado con odd, la mama emplea muchos de tus consejos y consejos del siquiatra pero nada funciona, ella esta exahusta y preocupada por el futuro del niño, en elgun momento de la vida esto se controla o viven normal?

Anónimo 1 de marzo de 2013, 1:41  

Hola. muy util toda la onformacion y comentarios alrespecto.
Tengo un hijo de 6 anios y presenta TOD, el esta actualmente en terapias y esta tomando Risperidona desde hace un anio.
Las terapias estan casi por concluir debido a su avance. Pero hace dos semanas que el ninio esta presentando cambio brusco y muy dificil en casa, escuela y de vez en cuando en lugares publicos.
Es muy fuerte la situacion y me descontrola que estamos casi como al principio.
El estilo de crianza se ha modificado al mismo tiempo que se empezo a manejar terapias y medicamento. En escuela es muy constante la comunicacion y los maestros igual que los papas estamos desconcertados de la nueva etapa que esta atravezando nuestro hijo.
Mi pregunta es la siguiente: el medicamento es el correcto? sera ncesario cambiar psicologa?
Su neorologo me indica que es correcto que el ninio este tomando risperidona. La verdad que nos confunde este cambio radical.
gracias.

Jennifer 3 de abril de 2013, 17:42  

Anónimo #39,
No conozco los detalles de tu caso pero en ocasiones los medicamentos se recetan para facilitar la terapia, no los tomará de por vida sino que son tan solo un periodo de transición.
Debo aclarar que no soy una partidaria de los medicamentos sino que siempre intento apostar por las terapias naturales pero también reconozco que hay casos en los cuales son positivos.

Jennifer 3 de abril de 2013, 17:45  

Eli,
Desgraciadamente, la mayoría de los psicólogos salimos con una formación general y después nos especializamos. Lo ideal es llevar al pequeño a un psicólogo especializado en niños y mejor que mejor si se ha especializado en trastornos de conducta.
He escrito este otro artículo sobre las pautas para tratar el trastorno oposicionista desafiante. Espero te sea de ayuda.

Jennifer 3 de abril de 2013, 17:47  

Natalia,
Los síntomas que refieres son muy extraños, no estoy segura de que se trate de un trastorno oposicionista desafiante.
Mi recomendación es que lo lleven a un psicólogo, este podrá valorar el caso con mayor detalle, llegar a un diagnóstico y a partir de este, darle orientaciones a seguir para mejorar la convivencia en casa.

Jennifer 3 de abril de 2013, 17:48  

Anónimo #42,
Lo ideal sería controlar a estos niños cuando aún son pequeños porque cuando llegan a la adolescencia pueden convertirse en un gran problema.
No obstante, hay algunos casos que remiten con el paso del tiempo.

Jennifer 3 de abril de 2013, 17:49  

Anónimo 43,
Los problemas de índole psicológica no son como muchas de las enfermedades físicas. Es decir, no se suelen eliminar de una vez y por todas sino que suelen reaparecer, sobre todo ante periodos de estrés o cambios. Te aconsejo que converses con el niño buscando algún problema que pueda haber desatado este cambio de comportamiento.

Carmen 22 de abril de 2013, 3:26  

Que difícil y doloroso.... mi hijo tiene cumplidos 12 años; tiene casi 5 años tomando Metilfenidato (TDAH), Risperidona (Trastorno Oposicionista Desafiante) y Sertralina (Trastorno de ansiedad); desde los 8-9 años a tenido explosiones de carácter incontrolables donde me agrede fìsica y verbalmente; apenas hace dos días se molestó conmigo porque le puse un castigo de escribir unas tablas de multiplicar, comenzó a retarme que no las haría y yo no cedí, creo lo orillé sin querer a explotar diciéndole que si las iba a hacer y que no estaba a discusión... se me lanzó a los golpes pero esta vez ya no pude contenerlo como antes (aprox. 4 meses de situación similar anterior donde no se controla), de plano me agarro a golpes, con puño cerrado, con patadas..... ya no pude contenerlo.... estoy muy dolida y asustada, creo que el si se puede controlar por que no es como el dice que pierde el control.... en que depende el poder prevenir esto?? en que se salga con la suya para no obedecer lo que le digo?? en yo no obligarlo y entonces que el sienta que tiene el control de la situación por miedo a que me agreda??? me encantó el artículo, gracias

Jennifer 22 de abril de 2013, 10:25  

Hola Carmen,
Por lo que comentas, tu hijo debe tener seguimiento del psiquiatra. Quizás es el momento de cambiarle la medicación. En muchas ocasiones el cuerpo desarrolla una resistencia (sobre todo a los psicofármacos) y entonces se deben cambiar porque dejan de ser eficaces.
Habla con el médico que lo suele tratar y coméntale que no está haciendo progresos.

Patita 14 de mayo de 2013, 17:00  

Hola mi nombre es Patricia, primero que todo quisiera darte las gracias por este artículo, ya que me ha dado matices de lo que padece mi hijo, el cual tiene 6 años 11 meses y hace algunos días le diagnosticaron TOD. Comence con él hace 4 años, con varias psicólogas y 01 neurólogo y siempre afirmaron que tiene HIPERACTIVIDAD, IMPULSIVIDAD Y DEFICIT ATENCIONAL. Hoy en día lo ve una psicóloga, psiquiatra y un nuevo neurólogo, quien le receto Aradix (Metilfenidato Clorhidrato) y la psiquiatra le receto tratamiento homeopático. Ha sido un largo camino, muy pesado, sin saber como actuar, que pensar, cuestionarse como padres, pero ahora ya tenemos un diagnóstico, y con tu artículo puedo creer que tengo esperanzas en "tener un niño de bien". La psicóloga nos dará las pautas para comenzar a trabajar con él, como guiarlo, como tratarlo, pero reitero mis agradecimientos por que ya tengo nociones y me da esperanzas. sólo le pido a los padres, a pesar de que a mi a veces me falta, paciencia, oren, ruegen, que nuestros niños se sanarán. Tengo un hijo maravilloso, muy inteligente, muy amoroso, pero hay días en que se me vuelve un tormento, pero vuelvo a mirar el cielo y a comenzar de nuevo. Nuevamente gracias y ojalá pudieras pblicar otros artículos de similares características.

Jennifer 17 de mayo de 2013, 10:18  

Hola Patricia,
En efecto, el trastorno oposicionista desafiante no significa que el niño vaya a ser una persona asocial. En realidad, en muchos casos los síntomas van menguando según pasan los años.
Mucha suerte y paciencia

Anónimo 17 de junio de 2013, 22:54  

Carmen... como e entiendo... la primera vez que acudi a un siquiatra mi hijo tenia 3 años y medio, pense que yo estaba mal.. me dijo .. es oposicionista desafiante pero acudiste muy bien a temprana edad sino en la adolescencia es terrible.... desde ese dia ya han pasado 10 años tiene 13 años y medio y ya no se que hacer, he pasado desde terapia familiar a todo tipo de médicos, alternativos y no... nada sirve.. la edad los empodera... y me hablan siempre de limites y amor...que mas quisisera no tener que preocuparme de los limites y amor tiene de sobremanera pero es imposible convivir... pelea con todos, se rebela a todo sin embargo en el Colegio es un encanto aunque desafia a todas las ordenes impuestas... pase años siendo cuestionada como la madre estricta y yo proteguia a mi niño en el nucleo familiar... ya no doy mas ... tengo mas hijos que sufren mucho por esto... me han recomendado a los mejores doctores y nadie logra un avance en el... rezar nada mas me queda

Anónimo 28 de junio de 2013, 20:24  

hola, quisiera compratir mi esperiencia,tengo una hija adoptiva de 9 años,hemos recorrido 5 psicologos, con diferentes terapias, solo la terapeuta cognitiva conductual nos hablo de este trastorno, pero el tto de basaba en premios,lo cual dio resultado solo un tiempo, mi hija no tiene problemas en la escuela, es querida por sus pares y docentes,el problema es en casa con migo, y en menor medida con sus hnos y su padre,ante cualquier pedido la respuesta en no, desde levantarse a la mañana, lavarse lods dientes, y las cosas de rutina causan irritacion en ella, y mas en mi, ya que recibir tantas rtas negativas desgasta, siempre llega al limite,y me expresa abieratmente que no me quiere porq la reto.quisiera saber si esto puede deberse al abandono de su madre bilogica cdo ella tenia 1 año. Solo la vio 2 veces pero es igual a su madre bilogica en sus comportamientos, tambien en oportunidades roba y miente.gracias!

Jennifer 30 de junio de 2013, 9:54  

La terapia cognitivo-conductual suele ser muy eficaz, de hecho, es la más recomendada en estos casos. Eso sí, las orientaciones no deben ser fijas sino ir variando en la misma medida en que se realicen progresos.
sobre tu pregunta, lo que puede haber heredado la chica es el temperamento de la madre, con tendencia a la irritabilidad y la impulsividad, pero no el trastorno en sí.

Teresa Paladino 5 de agosto de 2013, 1:20  

Jennifer
muy bueno el artículo.necesito comentarte y compartir con todos que yo sé lo que es tener un niño con estos trastornos. Mi hija de 8 años hace 4 que padece hiperactividad con déficit de atención y dislalia. ya siendo muy chiquita me dí cuenta de que algo no estaba bien. hoy su problemática esta muy acrecentada porque cursa 2do grado y le va pésimo. la llevo a varias terapias tales como: foniatría, psicopedagoga y maestros particulares pero la verdad es que estoy muy preocupada y no sé bien qué más hacer. su actitud es de enojo e ira en algunas ocasiones. siempre está irritable, no escucha, no acata órdenes etc

Jennifer 5 de agosto de 2013, 10:04  

Hola Teresa,
¿Has considerado llevar a tu pequeña a un psicólogo? Porque por lo que comentas, te has preocupado por su evolución en la escuela pero con el trastorno oposicionista desafiante es importante que la niña aprenda a controlar sus ataques de ira. Y para ello nada mejor que la ayuda de un psicólogo. Hay muchos centros que tienen todos estos especialistas, así te ofrecen un tratamiento integral.

ELSA 26 de agosto de 2013, 0:10  

mi hijo de 4 años no obedece siempre hay que amenazarlo con un castigo si no obedece y en la guarderia es el mas juicioso, este comportamiento lo tiene solo ante las personas que le demostramos afecto y principalmente si esta la mamá, el papá o el hermanito mayor presente, me saca de casillas con facilidad porque me averguenza frente a todo mundo con sus actitudes desafiantes. le encanta buscar situaciones de peligro para que yo me desconponga.......

Anónimo 26 de agosto de 2013, 20:03  

Hola, mi hijo tiene apenas 5 años- Estubo en evaluacion Psicologica por 2 meses, obteniendo un diagnostico de Trastorno de la Conducta. Lo lleve con el psiquiatra lo diagnostico con deficit y trastorno oposicionista desafiante, tiene ya un mes con su medicamento. y a comenzado a manifestar depresion x lo q le agrego un mediamento mas, ya que mi hijo a dejado de comer, de jugar, y se le mira pensativo. Esta recien entrado en 1er grado de primaria. esta entusiasmado, le gusta hacer Tarea, pero se siente mal, x q no tiene amigos, ya que le cuesta mucho trabajo socializar, tiene mucho temor a ser la burla, a q se rian de el; ya q siempre esta temeroso de eso, de q no lo vean llorar, de q no lo vean cuando se cae, o algo asi.
A una semana de clases, ya recibi hoy la primera llamada, por parte de la escuela,. diciendome q mi hija esta mal portado. :( en verdad q dificil es esto, y me pregunto q espacio existe para ellos, sin q sean fichados. Ya en el kinder lo tenian etiquetado, y la maestra en vez de ayudarlo, lo agredia fisica y emocionalmente.

Jennifer 29 de agosto de 2013, 12:01  

Elsa,
Por lo que cuentas, me inclino a pensar que tu hijo está demandando atención, quizás porque se siente celoso o necesita más cariño.
Comportarse mal es una de las estrategias que usan los niños cuando quieren expresar que algo no funciona.

Jennifer 29 de agosto de 2013, 12:03  

Anónimo #59,
Como apuntas, es difícil que las personas no etiqueten al niño. En ese caso solo podemos elegir una buena maestra que comprenda que un trastorno no define al niño en su totalidad, simplemente implica que necesita métodos diferentes para aprender.
Si ya estás yendo al psiquiatra, conversa con este tus dudas y temores. No obstante, también te recomiendo que pidas una segunda opinión porque medicar a un niño tan pequeño no siempre es la mejor solución.

anna hatake 25 de septiembre de 2013, 8:18  

gracias, esto me sirvió mucho, justamente estoy haciendo una investigación sobre el tema!!

ANDRES ALEXIS RUBIO GONZALEZ 19 de febrero de 2014, 3:23  

Hola, te felicito por tu artículo, muy interesante y educativo, te comento algo que le pasa a mi sobrina política de 3 años, ella sufre enuresis voluntaria diurna, no quiere acatar el habito de miccionar en su pelela, a veces logra, pero la mayoría de las veces lo hace en la ropa, a veces también defeca en cualquier parte, incluso la calle, es desobediente, desafiante, terca, impulsiva, no mide los riesgos, para la familia se ha transformado en un problema de dififcil manejo, que aconsejas?
Saluda y agradece ANDREW.

Jennifer Delgado 19 de febrero de 2014, 11:59  

Andres,
Te aconsejo que le lleven a un psicólogo para que pueda evaluar su comportamiento y daros un diagnóstico más preciso e indicaciones personalizadas sobre cómo lidiar con esos problemas.

Amparo Borrego 14 de marzo de 2014, 16:51  

Hola Jennifer, mi hijo padece nf1, con dificultades en el lenguaje oral y escrito, dificultades de atención, dificultades en memoria... fue diagnosticado de tod en salud mental donde más se evidencia es en la escuela y en casa del padre del que estoy divorciada. En casa desde el divorcio hay un ambiente de paz y tengo muy buen trato con mi hijo, es difícil que me desobedezca, ayuda en casa, cuida de su hermana... nada que ver con lo que me cuentan en el colegio, aquí hace las tareas que no hace en el colegio y es cierto que hay que buscar muchas veces metodologías alternativas como montessori, apoyo visual...pero hace todo de buen agrado. En el cole piensan que es un malcriado y no creen que la situación en casa pueda ser así , cómo puede ser esto posible? Mi intuición de madre me dice que el niño tiene unas necesidades a nivel cognitivo que no están satisfechas porque realmente en el cole muy buenos propósitos pero a la hora de la verdad tu hijo es uno más en una clase y los métodos son estos de toda la vida y si no los acata es que es un maleducado. No sé qué enfoque puedo darle para ayudar a mi hijo a una integración escolar y que paren sus disrupciones en clase. Con su porfesora de pt al principio también había problemas pero desde que cambiaron el método de lectura tradicional por uno global ha dado un cambio muy positivo. Se muestra colaborador, con entusiasmo... Así que me hace pensar que un trastorno en el aprendizaje y unas medidas poco acertadas en su aula de origen pueden que estén haciendo mella. Qué opinas sobre esto? su edad es de 9 años

Jennifer Delgado 16 de marzo de 2014, 8:52  

Amparo,
Los curriculos están hechos para la media, todo lo que esté por encima o por debajo, queda excluido automáticamente. Por desgracia, en ocasiones las maestras tienen muchos estudiantes que atender o no tienen la preparación adecuada para hacerle frente a determinadas necesidades especiales de los niños.
Si dices que el problema se encuentra solo en la escuela, lo mejor es que lo valorase un psicopedagogo. A raíz de los resultados, este te dará las pautas a seguir y te dirá si es más conveniente que continúe en esa escuela o si es necesario trasladarlo. A veces, con la opinión del psicopedagogo en mano, los profesores pueden trabajar mejor con el niño.

Amparo Borrego 6 de abril de 2014, 14:39  

Hola jennifer, quería saber cómo podemos diferenciar un tod de un síndrome de asperger. Porque realmente en el tod un niño se niega a hacer x cosas y un asperger tiene una rigidez mental por la que también puede decidir que no quiere hacer algo que le demanden, los niños con tod no suelen tener amistades por su comportamiento y los asperger porque lo ven raro, incluso también por sus conductas disruptivas en un ambiente de frustración como puede ser el educativo, un tod perfectamente se puede tapar los oidos y decirte que te calles y un asperger podría decirte algo similar por su hipersensibilidad... llegados a este punto yo me encuentro algo perdida porque si lo piensas ambos carecen de pocas habilidades sociales y no sé si aludir aquí que un tod es consciente de una intencionalidad ya que puede existir impulsividad y no tener un control o dominio a menos que se trabaje como en un asperger.
podemos mirar aspectos cognitivos, desarrollo del lenguaje... pero y si el niño tiene una enfermedad neurogenética como neurofibromatosis y estás áreas se ven comprometidas en alguna medida? supongo que debe haber mucha sutileza y gran profesionalidad para distinguir bien y hacer un buen diagnóstico diferencial pero la realidad es que llegas a una consulta donde nosotros como padres sabemos más que el profesional de la enfermedad rara que padece y en tres sesiones cómo se puede diagnosticar a un niño de tod y no diagnosticarlo con déficit del aprendizaje, evaluar si hay una adaptación curricular efectiva y acorde a las necesidades de nuestro hijo pq de lo contrario la frustación podría irrumpir en rabietas y baja autoestima? y desde dónde controlar todo esto a dónde dirigirnos? porque yo, al menos yo como madre no tengo respuestas para esto y no será por no haber llamado a puertas. Gracias

Jennifer Delgado 8 de abril de 2014, 12:40  

Amparo,
Un buen psicopedagogo, psicólogo o psiquiatra es capaz de distinguir entre el TOD y el Síndrome de Asperger en tres sesiones intensas de trabajo con el niño.
Ante todo, el niño con síndrome de asperger tiene problemas en sus relaciones sociales prácticamente desde el nacimiento, si bien es cierto que se hacen más evidentes a medida que crece. Sin embargo, en el TOD casi siempre hay un antes y un después.
Por otra parte, en el síndrome de Asperger se presentan dificultades en las relaciones interpersonales pero en el TOD es casi siempre con las figuras de poder.
Además, el niño con TOD no tiene un patrón restringido de intereses y disfruta espontáneamente de muchas actividades.
Es obvio que al presentar una enfermedad que puede provocar problemas de aprendizaje y alteraciones en el habla, el diagnóstico se complejiza.
Mi consejo es que pidas una segunda opinión. Si otro profesional lo valora y llega al mismo diagnóstico, entonces quedarán pocas dudas.

Los contenidos de este blog no son una verdad absoluta y no suplantan el ejercicio profesional. Algunas realidades personales pueden no verse reflejadas.

  © Intextos 2009-2014 | Diseño de F. Ruini | Aviso Legal | Publicidad

Back to TOP