11/03/2010

La locura y la luna llena: La realidad detrás del mito

La frase “debe haber luna llena”, se ha mantenido extemporánea a través de los siglos en un intento de explicar la ocurrencia de hechos extraños durante la noche e incluso, para sobresaltar los periodos de locura que se apoderan de las personas. De hecho, no es casual que la palabra "lunático" (utilizada para indicar a la persona que padece la locura) se entronque en una misma raíz etimológica con luna.

En la antigüedad Aristóteles había sugerido que, siendo el cerebro uno de los órganos más “húmedos” del cuerpo, no era de extrañar que fuera más susceptible a la influencia de la luna, que a la misma vez disparaba las mareas.

Esta creencia se mantuvo a través del tiempo, consolidándose en la Edad Media cuando se creía que existían determinadas personas que se transformaban en hombres lobos o vampiros durante el periodo de luna llena.

Pero esta creencia no se ha extinguido sino que ha llegado con su carga de misticismo hasta nuestros días, creyéndose que durante la luna llena aumentan los comportamientos erráticos que conducen al suicidio, el homicidio o a una recaída psicótica. De hecho, se han realizado numerosas encuestas entre estudiantes universitarios y profesionales de la salud donde se ha hallado que más del 40% de ellos cree en el "hechizo de la luna" sobre el comportamiento humano.

Siguiendo las ideas aristotélicas Arnold Lieber, un psiquiatra de Miami conjetura que, como nuestro cuerpo está formado por agua en el 80%, quizás la luna actuaría como un disruptor del equilibrio de las moléculas de agua que componen nuestro sistema nervioso.

Pero existen algunas razones por las cuales esta teoría no puede sostenerse:

1. El efecto gravitacional que ejerce la luna es tan pequeño que sería incapaz de generar cambios en la actividad cerebral, y por ende, en el comportamiento. El astrónomo George Abell de la Universidad de California afirma que un mosquito en nuestro brazo ejerce una fuerza más grande que la que posee la luna sobre nosotros.

2. La fuerza gravitacional de la luna afecta cuerpos de agua abiertos como el mar o los lagos, no cuerpos encerrados que contengan agua.

3. El efecto gravitacional de la luna es más potente, precisamente, durante la luna nueva y no durante la luna llena.

En la revista Psychological Bulletin, en el 1985, ya los investigadores Rotton y Kelly habían realizado un análisis profundo a un total de 37 estudios donde se intentaba correlacionar los efectos de la luna y los comportamientos erráticos y concluyeron que no eran necesarias más investigaciones: la pretendida relación es inexistente.

No obstante, también existen investigaciones que afirman lo contrario, como la realizada en el año 1982 por investigadores de la Universidad de Sao Paolo, donde estadísticamente se evidenció que durante el periodo de luna llena también ocurría un mayor número de accidentes de coche. Lo curioso es que los científicos no contaron con que la mayoría de los periodos de luna llena coincidieron con los fines de semana, por lo cual, cuando cotejaron nuevamente los datos, esta correlación desapareció. Idénticos resultados se evidenciaron en una investigación desarrollada por científicos de Irán en el reciente 2004.

Pero… si el efecto realmente no existe, ¿por qué se ha mantenido hasta nuestros días?

En este punto comienza un análisis meramente cultural donde los medios de difusión y los filmes de horror también desempeñan su papel. Los investigadores Loren y Jean Chapman de la Universidad de Wisconsin-Madison nos dan una posible pista a través de su concepto de “correlaciones ilusorias”; un fenómeno mediante el cual, estamos tan convencidos de la existencia de una relación, que la tomamos por cierta y, finalmente, se convierte en una profecía que termina por cumplirse. Un tema que ya he tratado profundamente en lo tocante al Viernes 13.

A validar esta teoría viene el hecho de que las enfermeras de los hospitales psiquiátricos que creen en el efecto de la luna llena escriben durante este periodo un mayor número de notas a sus pacientes, en comparación con las enfermeras que no creen en este efecto. Así, la creencia nos hace mantener una actitud de hipervigilancia que a la larga, utilizamos para confirmar nuestras ideas.

No obstante, otra explicación bastante pausible del mito de la luna llena viene de la mano del psiquiatra Charles L. Raison, de la Universidad de Emory. Según este especialista el efecto de la luna podría haber tenido un núcleo verdadero. La razón sería muy simple: antiguamente las personas dormían en sitios donde se colaba la luz del exterior; así, la luz producida por la luna llena les privaría del sueño, una de las razones por las cuales se suelen desencadenar los comportamientos erráticos (sobre todo en personas con un antecedente previo).

La explicación en sí es muy sencilla pero a veces la simplicidad se halla en la base de muchos mitos. Probablemente también de éste.



Fuentes:
Lilienfeld, S. O. & Arkowitz, H. (2009) Lunacy and the Full Moon. Does a full moon really trigger strange behavior? Scientific American Mind; 20(1); 64-65.
Zargar, M. et. Al. (2004) The full moon and admission to emergency rooms. Indian Journal of Medical Science; 58(5): 191-195.
Raison, C. L.; Klein, H. M. & Steckler, M. (1999) The Moon and Madness Reconsidered. Journal of Affective Disorders; 53(1): 99–106.
Rotton, J. & Kelly, I. W. (1985) Much Ado about the Full Moon: A Meta-analysis of Lunar-Lunacy Research. Psychological Bulletin; 97(2): 286–306.
Nogueria, D. P. (1982) Effect of lunar cycle on human behaviour. Journal of the Royal Society of Medicine; 75: 753-754.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

La locura y la luna llena: La realidad detrás del mito
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

9 opiniones... Comparte tus ideas

Muy interesante!
Nos demuestra como un hecho real, si no es bien comprendido, puede pasar a la historia en forma de mito que al final, también termina incidiendo en nuestros comportamientos.

Bueno, a pesar de toda la evidencia científica que niega este "mito" creo que mucho tiene de cierto, y precisaría mejores y distintos estudios para probarse.

Como dato interesante he registrado por meses la cantidad de accidentes automovilísticos que ocurren solo en mi calle y en el 90 por ciento de los casos sucedieron en luna llena.

Es extraño, porque con la luna llena se puede apreciar mejor la carretera pero quizás precisamente el tener una mejor visibilidad hace que las personas se confíen más y por ello tienen accidentes más a menudo.
Es muy difícil poder achacar a un solo factor los accidentes si bien, estadísticamente hablando, no dejan de sorprendernos algunas coincidencias. El problema está en la explicación que le damos las mismas.
Gracias por dejarnos tus impresiones empíricas.

¿Por qué si la Luna tiene un efecto en un cuerpo de agua enorme como los océanos, no iba a mover "el agua" del cerebro?

Para eso hay que tener una cabeza con un cerebro del tamaño del Mar Mediterráneo.

Djlennerdyds,
En la Historia de la Psicología hay muchas teorías que hoy nos suenan muy descabelladas, coincido contigo. Pero han sido parte del decursar de la ciencia.

soy una persona que padece epilepsia por mas de 20 anos y a lo largo de los aÑos he experimentado que durante los menguantes de la luna, mi enfermedad se agrava y una y otra vez durante el dia que esta el menguante, y hasta las doce de la noche se termina . he explicado esto alos medicos y ellos son escepticos pero la luna tiene influencia en mi lo puedo demostrar.............

Anónimo,
Gracias por compartir tus experiencias.
Sin lugar a dudas, el mito de la luna llena no convence a todos los psiquiatras pero es que estos no se percatan que basta que una persona crea a pies juntillas un mito popular para sufrir sus efectos.

Yo desde antes que supiera que la luna tenia influencia en mi cuerpo siendo muy pequeña la luz de la lunar me despertava con una sensacion de miedo anciedad tristesa rabia y dolor ala ves y nadie me abia comentado nada sobre el efecto lunar.si me gustaria saver por que!!

Existen muchas teorías. Yo considero que la luna en sí no tiene ningún efecto sino que todo depende del significado cultural que le hemos dado, un significado que está muy arraigado en las diferentes culturas y del cual es muy difícil desprenderse.

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones