18 de octubre de 2010

Perfil psicológico de Hitler: Los datos develados de su historia clínica

Comparte
En el año 2005 un informe particularmente interesante recorrió el mundo: el primer perfil psicológico de Hitler realizado por Henry A. Murray, psiquiatra de la Universidad de Harvard que antes de la Segunda Guerra Mundial ejercía como director de la Clínica Psicológica de Harvard y que durante la guerra se puso al servicio de la Office of Strategic Services. El estudio en cuestión contaba con un total de 250 páginas y fue realizado expresamente para comprender no solo por qué Hitler actuaba de cierta manera sino también para preveer cuáles serían sus próximos pasos y establecer una posible estrategia de negociación.

Este informe, denominado “Analysis of the Personality of Adolph Hitler: With Predictions of His Future Behavior and Suggestions for Dealing with Him Now and After Germany's Surrender” puede consultarse en la Universidad de Cornell y en el mismo son comunes los apelativos de: neurosis, paranoia, histeria y esquizofrenia.

Así, aunque el lenguaje nos puede resultar un tanto extraño debido a que la teoría de la personalidad ha variado muchísimo desde entonces, algunas de las caracterizaciones realizadas afirman que Hitler era: “una persona rencorosa y vengativa, poco tolerante con las críticas y con tendencia a menospreciar a las personas”; pero además, “tenía una gran confianza en sí mismo y era altamente perseverante frente a la derrota”. El análisis también afirmaba que Hitler terminaría suicidándose de forma dramática.

Pero para conocer estos detalles no se necesita ser un psicólogo especialmente dotado; así, Murray, añadió otros toques afirmando que era un masoquista pasivo con tendencias homosexuales reprimidas pero que la raíz de su violencia provenía de los abusos y humillaciones que sufrió cuando era niño y adolescente.

Al final, este estudio no pasa de ser una conjunción de teorías psicoanalíticas con especulaciones y algún que otro detalle real sobre la vida de Hitler. El principal problema de este perfil radica en que Murray lo realizó utilizando información de segunda mano (recuperando datos provenientes de la prensa, documentales, la historia escolar y alguna que otra información brindada por los servicios secretos).

Así, hoy por hoy los expertos afirman que el informe no pasa de ser un curioso intento de comprender la personalidad de Hitler que verdaderamente se encuentra plagado de mal interpretaciones (de las cuales Murray no podía desligarse ya que eran propias de la Psiquiatría de la época).

No obstante, una información aún más interesante proviene de la mano de la European Archives of Psychiatry and Clinical Neuroscience en la cual se develan algunos fragmentos de la historia clínica perdida de Hitler; un documento que se remonta al 14 de Octubre de 1918, cuando fue admitido en el Hospital Militar en Pasewalk, después de haber sobrevivido a un ataque de gas mostaza (si bien vale puntualizar que Hitler nunca estuvo en la primera fila del campo de batalla). Allí le trató el profesor Forster (el entonces encargado de la clínica psiquiátrica), utilizando la hipnosis. Estos datos fueron confirmados con posterioridad por el doctor Karl Kroner, quien algún tiempo después se puso en contacto con la ya mencionada Office of Strategic Services.

En este artículo se reporta que Hitler fue diagnosticado con histeria y ceguera no orgánica (un trastorno bastante usual en las personas que sufren la histeria pero que ahora se catalogaría como un trastorno de conversión). El trastorno de conversión es una patología de origen eminentemente psicológico donde la persona presenta síntomas físicos que generalmente son típicos de algunas enfermedades neurológicas (como las convulsiones, estados catapléjicos, ceguera, parálisis, sordera, parestesias o incluso, estados comatosos). Estos síntomas se manifiestan después de eventos estresantes y no son simulados por el paciente si bien no tienen ninguna causa orgánica.

Cuando el trastorno de conversión afecta a los hombres, en muchas ocasiones se halla de base un trastorno antisocial de la personalidad; siendo usual en los contextos militares. Si bien, los síntomas remiten a las pocas semanas de su presentación, estos suelen aparecer nuevamente con mayor intensidad; aunque la ceguera, la parálisis y las afonías son los síntomas que presentan una mejor evolución.

La explicación más usual para este trastorno indica que nuestra mente somatiza la presión psicológica en un intento de protegernos a nosotros mismos del estrés. Así, no es de extrañar que tal documento desapareciese y que todas las personas que estuvieron implicadas en el diagnóstico y el tratamiento de Hitler “desaparecieran” o se “suicidaran”; con una misteriosa implicación de las SS.

No obstante, hace poco la BBC rodó un documental titulado: “Inside the mind of Adolf Hitler” donde se brindan perspectivas más modernas que intentan comprender qué sucedía en aquella mente. Una de las personas que revisa a la luz de los descubrimientos actuales en materia de Psicología los datos históricos que se poseen sobre Hitler es Jerrold Post, famoso por sus investigaciones sobre las personalidades dictatoriales y que además funge como profesor de Psicología Política en la Universidad de Washington.

Según este documental el principal problema de Hitler giraría entorno a lo que hoy denominamos el “Complejo de Mesías”. Este trastorno (no reconocido oficialmente en el Manual Diagnóstico DSM-IV) haría referencia a que la persona cree firmemente que su misión es salvar el mundo (aunque a veces lo destruya ya que asume el papel del "Mesías luchador" y no el Mesías que se sacrifica por la humanidad). Según los especialistas esta creencia delirante proviene del hecho de que la mayoría de los hermanos de Hitler murieron cuando éste era pequeño; así, para lidiar con el dolor de la pérdida, Hitler pensaba que él había sobrevivido por un motivo particular: salvar Alemania y después al mundo entero.

Como puede apreciarse, las explicaciones para el comportamiento de Hitler son muchas y muy diversas; aunque particularmente considero que lo más probable es que no exista una patología única sino que estemos en presencia de un verdadero buffet psicopatológico que fue desarrollándose a lo largo de la vida del Führer. 

No obstante, más allá de las posibles explicaciones psicopatologizantes; lo cierto es que estas peculiaridades personológicas no hubiesen hallado un terreno fértil de haberse encontrado en una época histórica diversa. Así, más allá de cuanto podamos inculpar a Hitler por los horrores y el genocidio cometido, lo cierto es que detrás de la figura del dictador, existían miles de personas que lo sostenían. Y precisamente eso es lo alarmante.


Fuentes:
Koepf, G. & Soyka, M. (2007) Hitler’s missing psychiatric file. European Archives of Psychiatry and Clinical Neuroscience; 257(4): 245.Myers, L. (2005) 1943 psychological profile of Hitler accessible on CU Law Library site. En: Cornell University News.

Stewart, D. (2005) Inside the mind of Adolf Hitler. En: BBC.

21 opiniones... Comparte tus ideas:

Adri dijo...

Tremendisimamente interesante el articulo. Y todo la razón en el que la sintomatología de Hitler no sería tan ''aclamada'' en otra época, pero, ¿cómo y por qué llegó hasta dónde llegó? ¿Tanto apoyo recibia este enfermo mental? Porque al fin y al cabo es lo que era, un enfermo mental.

Anónimo dijo...

Tambien se dice que a Hitler le faltaba un testiculo; supongo que algun impacto tendria eso en su personalidad.
Lo que siempre me he preguntado es como una persona con esas ideas recibio tanto apoyo por parte de la sociedad.
¡Interesantisimo el articulo!
Manuel

Anónimo dijo...

Siempre hemos sabido que Hitler estaba un poco loco. Lo que me impresiona, al igual que a todos los demas; es cómo pudo manipular a tantas personas.
Si era histérico ya se puede comprender mejor porque estas personas tienen un don particular para manipular a los demás.
Quería puntualizar que Hitler nunca estuvo en primera línea de batalla no por la suerte sino porque siempre lo evitó, todo indica que no era muy valiente que digamos.
Saludos y felicitaciones por este escelente post
Oscar García

Amalia dijo...

Interesante.
Saludos de una futura psicóloga :)

Jennifer dijo...

Creo que más allá de lo interesante que pueda ser desde el punto de vista psicopatológico analizar las problemáticas de Hitler, lo que más me sorprende (y asusta) de este capítulo de la historia es como miles de personas siguieron estas ideas. ¿Un ejemplo del Efecto Bandwagon? ¿Contagio de masas? Probablemente un poco lo uno y lo otro...
Así, desearía puntualizar que yo no considero que una patología mental sea una "excusa" para explicar los crímenes cometidos (para ellos no hay excusa posible) pero sin lugar a dudas nos ayuda a comprender cómo se desarrollaron los acontecimientos y sobre todo, a evitar situaciones de este tipo en un futuro.
Considero que acusar de todos los crímenes a un solo hombre es querer tapar el sol con un dedo. Es asumir una postura simplista y no comprometida con la realidad. Es esconder la cabeza para no asumir que todas las personas en aquel momento tuvieron su cuota de responsabilidad (quienes más y quienes menos).
Así, el perfil psicológico de Hitler es solo la punta de un iceberg social.
Espero estas ideas les brinden nuevos horizontes para reflexionar, que es al final el objetivo del blog.

Leo dijo...

Hitler hizo lo que hizo en Alemania, por las condiciones que vivía el país en ese momento histórico, y la facilidad verbal que poseía aunado a una campaña publicitaria inteligente, rodeándose de gente muy bien preparada y de incondicionales de oficio.

Anónimo dijo...

Esta es una opinion muy personal de alguien que no conoce nada de psicologia. Venezuela es gobernada actualmente por un hombre lleno de rencor y que vive en una continua "lucha", batalla, guerra.
Bastantes de las caracteristicas resaltadas de Hitler, parecen repetirse en este personaje tropical cantiflesco, llamado Hugo Chavez.
Sin necesidad de una guerra, le ha hecho un gran daño a Venezuela, del que le tomara mucho tiempo para recuperarse. Con su poder economico y complicidad implicita, otros paises como Bolivia, Nicaragua y Ecuador lo siguen como modelo, sembrando odio en estas sociedades.
Que tan lejos llegara? Ojala y no tanto como Hitler, pero ha estado cerca, buscando cristalizar su guerra con el "imperio", entiendase, Estados Unidos, a taves de su aliado principal en Sur America: Colombia.
Finalizo mi opinion repitiendo lo mismo que dice el final de este interesante articulo: "lo cierto es que detrás de la figura del dictador, existían miles de personas que lo sostenían. Y precisamente eso es lo alarmante".

Jennifer dijo...

Leo, tal como dices, el poder de Hitler y de otros tantos dictadores que han existido y existen se debe en gran parte a una serie de condiciones sociales que propiciaron y sustentaron su llegada al poder. Luego todo depende de la capacidad del dirigente para manipular las masas.
El miedo es una de las emociones màas fuertes que se ha utilizado durante siglos para manejar los pueblos. Si al miedo se le une la distracción (un elemento probablemente inventado por los romanos con sus atracciones en los coliseos para desvirtuar al pueblo de los manejos políticos y hoy desarrollado de la mano de los medios de comunicación), entonces el dueto está cocinado: miedo y distracción en pequeñas dosis para hacer de cada una de las personas una masa no pensante.
Debo apuntar que a lo largo de la historia el miedo en las masas se ha propiciado a partir de la creación (real o no) de un enemigo. Este enemigo puede encarnarse en el antiguo imperio ruso, en el capitalismo norteamericano o como ahora en Europa, en el miedo a los inmigrantes.
Creo que en momentos de crisis es cuando más es necesario el pensamiento lógico; sin embargo, precisamente en esos momentos es cuando mostramos lo más primitivo del ser humano.
Una triste realidad que se ha repetido por los siglos de los siglos :-(

Anónimo dijo...

Me dieron ganas de comentar el absurdo "analisis" politico del ultimo anonimo pero en vista de que es "el rincon de la psicologia" y no de la poltica lo dejo pasar Ja!
Muy bueno el articulo. Para quienes comentaron al principio como es posible que tanta gente haya seguido a Hitler, a parte de las conyunturas politias y sociales, hay una mirada muy interesante en la pelicula "La Ola" que trata el tema. La pelicula es alemana y no tiene ningun desperdicio, la recomiendo porque realmente es exelente ;) Saludos!

- Manu -

Jennifer dijo...

Manu,
Te agradezco el detalle, como bien dices el objetivo de este sitio es centrarse en los comportamientos de las personas y ahondar en sus causas psicológicas. ¡No se hace política! Si bien a veces es difícil separar una cosa de la otra ;-)
Exactamente, siempre que surgen personas que abusan del poder es porque existen una serie de coyunturas de la más diversa índole detrás de esto que lo permiten. Inlcuidos cada uno de nosotros como individuos que forman parte de la sociedad.

Esmeralda dijo...

Para aquellos que quieran saber: el por qué, los alemanes corrientes siguieron a Hitler en sus ideas, les recomiendo el libro: "Los verdugos voluntarios de Hitler" Daniel Goldhagen. Verán que esto tiene unos antecedentes de siglos atras. Es sorprendente.

Jennifer dijo...

Esmeralda,
Gracias por tu recomendación. Buscaré el libro y apenas tenga un chance comenzaré a leerlo.
Sin lugar a dudas cuando un pueblo llega a esos extremos es porque detrás estaban las condiciones creadas.
Cuando el pueblo no encuentra una posible salida a sus problemas está dispuesto a culpabilizar a cualquiera y a tomar las medidas más extremas para eliminar ese posible "mal". Una situación de violencia que a lo largo de la historia se ha repetido con muchísimas etnias o grupos sociales.

Anónimo dijo...

una mente brillante

Ezra dijo...

Para el comentario numero 13: Eso es tan subjetivo que sobra como comentario. Habra que hacerte un examen psicologico antes de que sea demasiado tarde. En cuanto a los que se preguntan por que la gente apoyo a Hittler hay muchos factores que estan involucrados. Pondre los mas importantes en lista:
*Alemania estaba en una crisis politica despues de la primera Guerra Mundial, siendo ofendidos y tachados de malos por paises como francia e inglaterra, y la oveja negra de europa con el tratado de Versalles
*Hittler llega con sus ideas nacionalistas y radicales (aun asi peleo mucho por llegar al poder)
*Hugo boss disena sus uniformes y su campana publicitaria subliminal resulta un exito.

Jennifer dijo...

En efecto, como señalo al final del artículo, personas con problemas psicopatológicos existen muchas en el mundo. El problema está cuando se crean las coyunturas sociales para darles el poder.
Por eso, en vez de pensar en Hitler como un malvado (que lo era) es mucho más productivo reflexionar sobre cómo una nación entera llegó a estos extremos. E incluso, como muchas de las naciones vecinas se lo permitieron.

dsds dijo...

no hay que olvidar la crisis del 29 y el odio al capitalismo y al comunismo,mucha gente no veia otra salida
en cuanto a hitler creo que tiene muchas caracteristicas de lo que siqiatras llamas psicopata ,creo que lo que mas le gustava era la sensacion de control totallo que se ve tambien en asesinos cereales,asi como el carisma la extraversiony claro la crueldad extrema,creo que eltipo nacio con estas caracteristicas primarias y alemana postguerra le dio el terreno ideal para hacer lo que se le cantara,esto sucede todos los dias pero a menor escala y en otras condiciones ej charles manson y la familiao unos comunes pandilleros debiles neuroticos provenientes de hogares desectructurados en barrios miseria que son liderados por un antisocial frio y manipulador

Gabriel dijo...

Puede ser muy cierto todo lo que se habla desde la perspectiva psicológica cuando se comienza a rotular tecnicamente a un determinado personaje que pasó hace tiempo por la historia. A decir verdad, creo que se dirán muchas cosas a travez de décadas acerca de Adolf Hitler. No creo que nadie pueda psicoanalizar mucho, estudiando su mente tan solo mediante datos históricos, o por alguien que le contó al otro y asi sucesivamente, perdiéndose seguramente muchísimos datos en el camino. Datos que serían de sustancial importancia mirando en retrospectiva a travez de un lente cada vez mas alejado. Creo que alguno puede hablar desde una idilatría hacia él y otros pueden hacerlo con el mas profundo de los desprecios y hasta el odio contra este personaje.
Podría ser enfermo, si...pero estúpido no era. Podia ser un megalómano enfermizo para algunos y un genio que buscaba sus objetivos para otros. De hecho, logró sus objetivos de manera imparable en 1933 al subir al primer escaño del REICHTAG (la Cancillería alemana). Logró formar las divisiones deseadas en tiempo casi record al igual que su apreciada Luftwaffe. Se devoró mas de la mitad de Europa con la excepción de Rusia (donde lo intentó desde 1941). Tenía increible magnetismo y supo muy bien de quien rodearse e incluso sabiendo quitar oportunamente del podio a otros que lo antecedían con mas trayectoria. Un tipo así...asesorado y todo, tonto no era y no sé si tan psicótico tampoco. Su perdición fué sin duda alguna, no ver la realidad unos años mas tarde y observar con amplitud de visión a tiempo la realidad militar que tenía ya encima. Ahí si, se dejó llevar por meras fantasias estratégicas ventajosas..que de hecho no existian. Ahí si, desde lo político-militar no quiso escuchar las advertencias y consejos de verdaderos estrategas. Ahí si..la ceguera se hizo presente por no aceptar lo provocado contra otros poderes. AHÍ LE LLEGÓ LA RUINA que bien todos conocemos hoy. Pero no sé si a cada hecho del que fué protagonista podemos atribuirle "la respuesta, el diagnóstico y el rótulo correspondiente desde la psicología". Me parece muy dificil, sumamente dificil hacerlo sin que, quienes lo hagan, no tienen frente a si mismo, con muchas entrevistas y viéndole a los ojos, mas la kinestesia por medio del mensaje corporal, etc...al propio Hitler. A veces pienso que con personajes del pasado, tales cosas pueden ser poco mas que un intento donde además se suele deducir desde lo subjetivo mas que siendo objetivo, sobre todo porque hablamos de personajes muy controversiales y con ideas preestablecidas poco mas a favor o poco mas en contra, también leyes interpuestas sobre este tema, existentes hoy en medio de todo y además como ya mencioné el innegable paso del tiempo.

Jennifer dijo...

Gabriel,
Siempre que se hace un análisis psicológico de un personaje del pasado, no podemos sino presuponer y, en base a ello, se sacan conclusiones que pueden ser más o menos reales.
Además, tampoco podemos perder de vista que los propios investigadores tienen su subjetividad y, sin lugar a dudas, resulta más tranquilizador patologizar a una persona que ha cometido actos horribles porque eso nos aleja de nosotros, establece una barrera, nos hace sentir más seguros.
No obstante, quiero puntualizar que el hecho de que alguien padezca de un trastorno de personalidad o de psicosis, no implica que no tenga un elevado coeficiente intelectual.
Muchas gracias por tus aportes.

Anónimo dijo...

hay que entender la mente, analizarla, puesto que siempre se juzga a la persona por sus crímenes pero detrás de aquello se esconden problemas emocionales, que repercuten de por vida a la persona.

Jose García Carrera dijo...

Este post es de 2010, pero hace un par de meses se publicó que se habían hecho públicos más documentos clínicos que explicaban que en un análisis psicológico previo a la guerra se había visto que estaba algo loco, y se habían ocultado.

Jennifer dijo...

Gracias por la actualización.
En cuanto tenga un chance reviso los nuevos descubrimientos.