8/11/2010

Risoterapia: La terapia menos costosa

Muchos de nosotros nos pasamos parte de la vida previniendo las enfermedades y cuando en algún momento enfermamos, acudimos al médico en busca de un tratamiento eficaz que pueda curarnos. Sin embargo, desde que nacemos aprendemos algunos métodos para aliviar el dolor y prevenir la incidencia de agentes patógenos, pero con el paso del tiempo los vamos olvidando.

La risa es una manifestación que desde niños empleamos para expresar nuestra alegría, pero no es sólo un ejercicio divertido y saludable para el bienestar sino que además se ha convertido en una terapia que puede prevenir y curar disímiles enfermedades.

En la década de los años ‘70, a un importante crítico y editor del Saturday Review de New York, Norman Cousins, le fue diagnosticada espondolitis anquilosante (una especie de artritis espinal sumamente dolorosa) que lo dejó lisiado. En esta época los doctores no conocían la cura para esta enfermedad y ante su estado nada alentador Cousins cayó en una severa depresión. A medida que se deprimía más, más aumentaba su dolor, por lo que los doctores le aconsejaron que riera un poco para mejorar su estado de ánimo. Cousins pidió unas comedias y comenzó entonces a reírse a carcajadas, desde ese momento, Cousins empezó a sentirse mejor.

Así, Cousins descubrió que por cada 10 minutos de carcajadas, lograba eliminar el dolor durante 2 horas. Los médicos le combinaron este tratamiento “de risas” con dosis de vitamina C y Cousins logró curarse completamente de su enfermedad. Luego salió a la luz el libro “Anatomía de la Risa”.

Desde ese momento la risa comenzó a verse desde una perspectiva terapéutica y, aunque existen aún muchos ateos al respecto, el número de científicos que aceptan actualmente esta hipótesis se incrementa.

Según estudios neurológicos, la risa posee una localización específica en el cerebro, ocupando el área pre-frontal conjuntamente con el resto de las emociones y afectos. Los expertos aseguran que la risa inmuniza contra la depresión y la angustia, demostrando que de 5 a 6 minutos de risa actúan como analgésico. Se asevera además que con cada carcajada se activan cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago que sólo se pueden ejercitar de esta forma.

La risa actúa además como un masaje mediante el estiramiento de la columna vertebral y cervical, originando también movimientos del diafragma que facilitan la digestión y ayudan a reducir las sustancias tóxicas y los ácidos grasos. Ejerce también una función limpiadora al lubricar y limpiar los ojos con lágrimas, mientras que la carcajada hace vibrar la cabeza despejando la nariz y los oídos.

A su vez, la risa actúa como oxigenante al llenar de aire doblemente a los pulmones, al oxigenar la piel, mejora la respiración pero también se tonifica el rostro. Por otra parte, la risa favorece la producción de endorfinas y encefalinas que son los neurotransmisores ubicados fundamentalmente en el sistema límbico cuya función es enfrentar el dolor; de esta forma, la risa estimula la producción de endorfinas disminuyendo la intensidad de los estímulos dolorosos.

Partiendo de estos resultados sobre los efectos de la risa en el organismo humano, se han elaborado numerosos proyectos en los que la risa constituye la terapia esencial. Dentro de estos se destaca el programa “Correos reparte sonrisas”, orientado a hacer sonreír a niños hospitalizados; la inclusión de la asignatura “El humor como herramienta terapéutica” en la Facultad de Medicina de la Universidad de Lleida y la fundación de la Escuela de la Risa y la Asociación Mundial de la Risa en España.

De esta manera, se patentiza que la risa no es sólo una expresión de felicidad, sino que además posee efectos beneficiosos para los que ríen; sin embargo, cada día la risa se hace más difícil. Manejemos la risa como cualquier otro ejercicio, aprendamos como cuando éramos niños a reír a carcajadas.

Para facilitarles la dosis diaria de risa les dejo con estas viñetas ;-)
 
Imagen tomada de: Alberto Montt


Imagen tomada de: Alberto Montt

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Risoterapia: La terapia menos costosa
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

4 opiniones... Comparte tus ideas

Coincido plenamente. A mi me encanta reir, con todo el alma y despues uno se siente relajado, tranquilo y feliz.
Interesante saber el por que. Gracias por el articulo y por los comics, mi primera sonrisa del dia.

Me ha gustado muchisimo este post. Tambien me ha brindado mi primera dosis de humor diario.
Hoy por hoy es dificil hallar un humor reflexivo.
Mis saludos, Mario

Muy cierto reir nos da buena salud, caundo reimos nos sentimos mas tranquilos! así que nunca dejemos de reir durante el dia eso nos matendra bastante bien!! saludos ...... Tratamientodepresion7 :)

Gracias a todos por su retroalimentación.

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones