23 de julio de 2010

La dermatilomanía: cuando hacerse daño se convierte en compulsión

Comparte
La dermatilomanía, también conocida en inglés como: “compulsive skin-picking” (CSP), es un desorden del control de los impulsos que mueve a la persona a tocarse, rascarse, pellizcarse o cortarse la piel, ya sea del rostro o del cuerpo. Muchas veces en el intento de eliminar pequeñas irregularidades o imperfecciones cutáneas que pueden ser reales o imaginarias. En una investigación reciente realizada en 2 530 adultos norteamericanos se observó que el 1.4% de ellos satisfacía los criterios diagnósticos de la dermotilomanía.

Vale aclarar que este comportamiento, que podemos poner en práctica de forma cotidiana y de manera un tanto automática, se convierte en patológico cuando asume el carácter de compulsión, cuando la persona lo vive como una necesidad imperiosa que no puede frenar y que, repitiéndose en el tiempo, aumenta su intensidad y frecuencia hasta provocar lesiones cutáneas visibles y permanentes.

Generalmente el rostro es la parte del cuerpo que suele ser centro de la dermatilomanía aunque otras áreas como los labios, el cuero cabelludo, las manos y los brazos también suelen verse afectadas.

La persona afectada por la dermatilomanía en sus inicios suele mostrar una atracción poco común y persistente hacia alteraciones cutáneas tan normales como el acné, las manchas, las picaduras de insectos o las costras que suelen salir en las pequeñas heridas. Cuando llega a un punto patológico, la persona incluso comienza a dañarse partes de la piel totalmente sanas pues según su percepción tienen un defecto, aunque nadie más lo puede observar.

Usualmente estas personas se dañan la piel con los propios dedos aunque también pueden usar pinzas, palillos o cualquier otro utensilio que tengan a mano.

Esta patología puede hacer su aparición a cualquier edad, lo mismo en la adolescencia que en la tercera edad y puede extenderse durante meses o años. En algunos casos las personas refieren un evento particularmente estresante como factor desencadenante. Así, la ansiedad, el estrés, el miedo, la excitación o el aburrimiento son los principales factores que dan pie a la dermatilomanía.


Como en la mayoría de las compulsiones, una vez que la persona ha satisfecho su necesidad, experimenta cierto grado de placer y gratificación por el simple hecho de que ha liberado una tensión que lo compulsaba a hacerse daño en la piel. De esta forma, este comportamiento funge a la misma vez como excitante y calmante. Vale aclarar que para algunas personas este comportamiento resulta una suerte de "hechizo mental" ya que pueden pasarse minutos u horas totalmente ensimismados en esta tarea y ajenas al mundo que le rodea.

No obstante, uno de los factores que se ha relacionado con la dermatilomanía es el perfeccionismo pues inicialmente el acto aparece bajo la forma de eliminar las imperfecciones cutáneas aunque con posterioridad el "remedio sea peor que la enfermedad".

Al final, este trastorno resulta altamente discapacitante a nivel social ya que en sus inicios la persona puede esconder sus cicatrices con el maquillaje pero con el curso del tiempo, si no se solicita ayuda especializada, las marcas se acrecientan y la persona tiende a evitar el contacto social para no ser observada y descubierta.

Con fines eminentemente diagnósticos, debe puntualizarse que los especialistas aún discuten si la dermatilomanía debe encuadrarse como un trastorno del control de los impulsos o como un trastorno del espectro obsesivo-compulsivo, sobre todo porque aproximadamente el 15% de los pacientes que sufren un trastorno obsesivo-compulsivo también presentan la dermatilomanía.

Sin lugar a dudas la dermatilomanía tiene elevados índices de comorbilidad con la tricotilomanía (arrancarse el cabello) y la onicofagia (comerse las uñas), 36.7% y 26.7% respectivamente. Estas relaciones hacen que otros psicólogos encuadren la dermatilomanía dentro de los “comportamientos repetitivos focalizados sobre el cuerpo” y abogan porque ésta sea una categoría diagnóstica independiente.

Como puede presuponerse, la terapia cognitivo-conductual, específicamente el Habit Reversal Training, suele ser muy eficaz para controlar esta patología aunque también se suele utilizar con excelentes resultados las terapias basadas en el Mindfulness.



Fuentes:
Hayes, S. L.; Storch, E. A. & Berlanga, L. (2009) Skin picking behaviors: An examination of the prevalence and severity in a community sample. Journal of Anxiety Disorders; 23(3): 314-319.
Odlaug, B. L. & Grant, J. E. (2008) Clinical characteristics and medical complications of pathologic skin picking. General Hospital Psychiatry; 30(1): 61-66.

62 opiniones... Comparte tus ideas:

eLLa dijo...

hola, me gustaría que en algún post se hablara de la TRICOTILOMANIA.

Gracias y enhorabuena por el blog!

Anónimo dijo...

Pensar, actuar sobre síntomas es empobrecedor, pero fácil y útil. Desde que esquirol en el 1838 conceptualizo delirios y alucinaciones han creado síntomas y síntomas, y los psiquiatras y psciologos contagiados de la visión médica han creado síndromes: si existen los sintomas a, b y c tenemos el problema d. a+b+c=d. Pero esto genera pensamiento del tipo a= d o en el psicólogo acrítico: tiene a, seguro que tiene/le haré confesar que existen b y c y así sera d. siendo d la enfermedad que se puede tratar con las técnicas actuales.
Cada nueva clasificación DSM más enfermedades, ¿la ciencia avanza o es que se fragmenta?
Esta dermato...lo que sea, tiene criterios vagos, basados en la observación sin tener en cuenta la aquiscencia, los bromistas, la ten dencia a decir si... ¿alguna vez te has arrancadouna imperfección? a los 16 me explote una espinilla...

Nos sobran los pacientes, no crfeemos más.

opor lo demás enhorabuena por el blog. Algunos artículos son muy agradables.

Jennifer dijo...

Anonimo, tambien creo que pensar en sintomas o enfermedades en vez de hablar de pacientes es empobrecedor, siempre y cuando nos encontremos en la práctoca clínica. Al contrario, con fines didácticos el conocimiento se fragmenta en aras de hacerlo llegar con más facilidad al estudiante.
Creo que la ciencia sigue más o menos el mismo camino del pensamiento donde los fenómenos son analizados, descompuestos en partes que son comparadas, se abstraen las características esenciales y después se vuelve a recomponer como un todo cualitativamente superior.
Independientemente de esto, el nuevo DSM ya está siendo muy criticado, precisamente por la descomposición cada vez mayor que propicia de las patologías.
Otra de las cuestiones que me preocupa de la Psicología es esa tendencia casi compulsiva que tenemos a cambiarle el nombre a todos los fenómenos, en ocasiones pareciera que los profesionales se preocupasen más por la forma que por el contenido y la esencia de la patología.
Pero en fin, creo que son errores o traspies propios de una ciencia muy joven a la cual le queda mucho por andar.
Un saludo y gracias por tus reflexiones

Jennifer dijo...

eLLa, me solicitaste un post sobre la tricotilomanía, acá va: http://rincon-psicologia.blogspot.com/2010/08/la-tricotilomania-sintomas-causas-y.html
Espero sacie tus dudas.

who is it girl dijo...

poco se habla de la mania por arrancarse las costras y comerselas eso para mi es un problema de años el cual no he podido solucionar incluso he estado grave de salus por que un virus o bacterias entro en mi sangre a pesar de que sane de la infeccion que tuve hace casi como 18 años despues aun sigo con ese problema de las costras ahora tengo 27 años y aun no consigo librarme de esto yo no ne desfiguro la cara ni nada de eso pero es comun que me arranque costras de la cara y otras partes del cuerpo no me provocvo heridas nuevas para arrancar las costras sino que simplemente me suelo arrancar las costras que ya tengo en la cabeza si lacabeza es mi mayor problema gran parte de las costras que tengo estan en la cabeza por lo tanto no se me notan y aparentemente no tengo problema alguno pero esto sigue preocupandome y empeora aun mas cuando estoy en situaciones de estres el problema es que cuando arranco una costra siento algo de paz es algo casi placentero a la vez es preocupante y es un impulso incontrolable desde que tengo 8 años hasta la fecha no hay dia en el que no me haya arrancado por lo menos yunas 10 veces una misma costra y mis dedos siempre estan buscando una nueva para arrancarla in cluso me ha pasado que por epocas cuando me arranco las costras siento un olor extaño pero nada desagrtadable claro un olor que solamente yo puedo olersi bien es un olor agradable muchas veces mwe ha llegado a molestar por que aveces es execivo he tratado de combatir la mania por muchos años pero no he podido aun no he podidi y no saben con que tristeza me puedo dar cuenta de la poca informacvion que hay al respecto este articulo eslo que mas se parece a lo que me pasa ojala en el futuro publiquen algo sobre este problema que me aqueja
gracias
disculpen por las faltas de ortografia que p¡ueda tener pero estoy muy aapurada

Jennifer dijo...

Who is it girl,
Te comprendo perfectamente. Tal y como dice el artículo, sufres de un comportamiento compulsivo que se te hace extremadamente difícil controlar y sientes cierto grado de "satisfacción" cuando logras dar rienda suelta a ese impulso.
Conscientemente sabes que debes controlar tu comportamiento pero en la práctica no puedes hacerlo y caes una y otra vez en el mismo círculo vicioso.
Debo comentarte que, dermatológicamente hablando, eliminar las costras no es muy saludable para la salud de tu piel ya que la estás forzando una y otra vez a regenerar tejidos en un proceso de regeneración que no es normal.
Por este motivo, y también por tu equilibrio psicológico, debieras buscar una ayuda especializada que determine cuál es la terapia más adecuada para tu situación o que quizás incluso pueda recetarse alguna terapia medicamentosa que te impulse en los primeros momentos.
Te prometo que en cuanto tenga un tiempo libre escribo un artículo sobre las compulsiones y brindo algunos tips sobre cómo lidiar con ellas.
Mucha suerte y bienvenida al blog.

maryr-33@hotmail.com dijo...

Hola, leí tu publicación y acabo de entender que estoy padeciendo presisamente este trastorno. Tengo 36 años y hace aproximadamente 2 años he comenzado a rascar cualquier poro, costra, espinilla, en fin cualquier tippo de imperfección que siento en la piel. Siempre he tenido una piel muy saludable y cicatrizo muy bien al punto de no crear cicatrices. Pero hace como casi 2 años he comenzado a hacerme yaguitas en los gluteos y paso horas en la noche acostada escarbando esas yaguitas o costras y llego a desvelarme porque haciéndolo, no puedo conciliar el sueño. Soy una persona muy saludable y no tengo ninguna enfermedad física, pero ésto se ha convertido en un problema para mí, al punto de que no deseo tener intimidad alguna con nadie, para que no puedan ver mis gluteos mutilados. se que si desisto de esta práctica, mi piel volverá a tener una buena apariencia, porque como te dije siempre he cicatrizado muy bien y nunca me quedan marcas de cicatrices, pero es muy desesperante porque no puedo dejar de escarbar la piel. Qué hago?

Jennifer dijo...

Maryr,
La dermatilomanía es un trastorno en el control de los impulsos donde la persona se da perfecta cuenta de su problemática pero se siente incapaz de hacer nada al respecto ya que la compulsión parece ser más fuerte que ella misma.
Cuando se llega al punto en que el trastorno provoca dificultades en las relaciones interpersonales y gran malestar emocional (como parece ser tu caso), es imprescindible buscar ayuda especializada para aprender a controlar estas compulsiones.
Las terapéuticas son muy variadas, moviéndose desde aquellas que utilizan la hipnosis hasta las que prefieren hallar los factores desencadenantes (estresantes, causales) y enseñar a la persona a manejarlos de una forma asertiva. No obstante, hay quienes apuestan por una combinación de terapia psicológica y medicamentación.
Como estos comportamientos suelen acrecentarse en época de crisis o tensión, considero que la Relajación Progresiva es muy apropiada (puedes aprender los pasos básicos acá: http://rincon-psicologia.blogspot.com/2010/03/tecnica-de-relajacion-muscular.html) al igual que el aprendizaje de técnicas de resolución de conflictos con los cuales se puede minimizar el estrés del medio.
Si necesitas más información siempre puedes contactarme vía email: rincon.psicologia@gmail.com

Ceci dijo...

Yo tuve ese problema, no sé si ese era el nombre pero me lastimaba los brazos hasta que la gente me comenzó a preguntar que me había pasado en la piel y avergonzada fui a una dermatóloga. Ella me dijo que debía hacer terapia y me dio unos antibióticos y cremas para la parte estética.
Hoy un año después ya solo me quedaron cicatrices y deje la terapia, a veces me dan ganas de volverme a lastimar pero recuerdo todo lo que me costó salir de esto que decido seguir cuidándome la piel. Y descubrí que mi problema se debía a que me guardaba todo adentro, no exteriorizaba lo que sentía y yo sufrí mucho. Asique mi forma de aliviar la presión era lastimándome....y ahora recurro a la escritura, escribo todo lo que siento y así hago mi descarga con mis brazos sanos.
Súper interesante post!!!

Jennifer dijo...

Ceci, me alegra que hayas dejado atrás esta problemática. Tu ejemplo puede ayudar a muchas personas que padecen de este trastorno y se siente descorazonadas.
Las causas de la dermatilomanía son variadas pero efectivamente, no expresar los sentimientos puede ser muy dañino, por eso escribir puede convertirse en una saludable vía para liberar las tensiones.
Acá te dejo un pequeño artículo sobre El poder terapéutico de un lápiz
Un saludo y gracias por dejarme siempre tus impresiones.

Andrea dijo...

Tengo una sensacion extraña al leer este artículo, ya que siento que al fin puedo darle un nombre a lo que tengo de sierta forma me tranquiliza saber que no soy la única que hace este tipo de cosas, pero a la vez me alarma saber que pueda traerme consecuencias más graves.

Creo que desde los 7 u 8 años que me saco las costras de la cabeza, y todo empezo cuando me dio peste cristal y me llene de costras, por curiosidad me las empecé a sacar y al poco tiempo comencé a comermelas hasta hoy que tengo 23 años y también me dio un tiempo por hacerme heridas en las orejas y comerme esas costras pero cuando me empezaron a preguntar que me pasaba lo deje de hacer quedando sólo con las heridas de la cabeza, suena asqueroso y creo que lo es pero es algo que no puedo evitar, muchas veces ni si quiera me doy cuenta cuando lo hago si no hasta depues de 5 min. en que me busco costras en la cabeza.
Hay gente que sabe que me hago heridas (no que me las como) como mi pololo y cuando se da cuanta de que me estoy rascando la cabeza me reta y dejo de hacerlo, pero me deja de mirar y sigo haciendolo.

Tengo claro que esto no me hace bien, pero no puedo dejar de hacerlo por mi misma y me gustaria saber a que especialista debo ver.
Disculpen lo largo del comentario, pero esto es algo que nunca hablo mucho con las personas y necesitaba un desahogo. Gracias

Jennifer dijo...

Andrea,
Muchas gracias a ti por compartir tus experiencias. De esta forma otras personas sabrán que no están solas en su problema.
El psicólogo es el profesional que te podrá ayudar a solucionar este problema. Cuanto antes contactes uno, mejor. Lo ideal sería que visitarás a uno especializado en el tratamiento de la asniedad, las fobias y las compulsiones.
Suerte!

Anónimo dijo...

Hola estaba buscando info y me tope con este blog, y queria exponer mi caso porque me preocupa. Mi mujer sufre de esta enfermedad desde que la conoci, se arranca la piel de la cabeza, mi miedo es que le pueda causar algun tipo de cancer en el cuero cabelludo porque permanentemente tiene heridas abiertas. Es esto posible o no?

bueno muchisimas gracias y saludos.

Jennifer dijo...

Anónimo,
Hasta el momento, yo no conozco ningún estudio científico que relacione la dermatilomanía con el cáncer.
Sin embargo, en una oportunidad al hacerle la misma pregunta a una dermatóloga, esta me respondió lo siguiente: "el cáncer no es sino el desarrollo anómalo de algunas células. Por ende, cada vez que nuestras células se dañan y vuelven a regenerarse, aumentan nuestras probabilidades de desarrollar cáncer. Eso sí, solo si tienes otros factores en tu contra: como una alimentación inadecuada o una predisposición genética".
Espero haber dado respuesta a tu pregunta.

Anónimo dijo...

Aveces, es algo muy vergonzoso hablar acerca de esto, pero.... Por anciedad, me como los pellejitos o padrastros de los dedos. Si encuentro costras en mi cuero cabelludo comienzo arrancarlas una y otra vez sin parar y como me sangra pues se me hacen aun mas costras y me las vuelvo a arrancar, si tengo acné no para hasta que me arranco el granito o lo exploto despues cuando se hace costra me la arranco, y lo que es peor, si tengo costras en otra parte del cuerpo, me las arranco y me las como :( en realidad es muy vergonozoso pero llevo años asi, tengo 16 y creo que desde que tengo memoria lo hago. No se que hacer... y tambien, me gusta mucho arrancarme las costras y ver como mi herida sangra y sangra una y otra vez, la sangre tambien me la trago, cuando estoy nerviosa me muerdo en interior de la boca y los labios sacandome sangre y disfruto de el sabor creo que estoy loca

Jennifer dijo...

No estás loca, solo tienes un problema que debes solucionar pero para ello necesitas ayuda especializada.
Pide cita con un psicólogo cercano que esté especializado en trastornos obsesivo-compulsivos. El tratamiento probablemente será largo y tendrás que esforzarte mucho pero los resultados valen la pena.
Mucha suerte!

Andrea dijo...

Hola, yo escribi hace unos meses sobre mi problema y creo que de alguna manera me ayudó.

No he ido a ningún psicólogo, sin embargo, he pasado por cambios en mi vida (de crecimiento personal y madurez) que me ayudaron a superar en gran medida mi ansiedad por decirlo asi. Hace unos meses (3 o 4) que no me hago heridas en la cabeza, lo que me hace sentir mucho mejor. Creo que el darme cuenta que no soy la única y sentir que yo puedo controlar mi vida me ayudo enormemente con todo esto.

Espero que esto insentive y/o ayude a otras personas, ya que yo llevaba muchos años haciendome esto (por lo menos 16 años) y como manifeste en un post anterior sentía que era mucho más fuerte que yo, cuando en realidad no lo era.

Saludos,
Andrea.

Anónimo dijo...

hola,

a lo mejor es tarde... pero querría escribir mi problema...

hace unos años q sufro esta patologia... tmb tengo transtornos de miedos y ansiedad. hace un tiempo que me medico y con sertralina 100, estoy mucho mejor de los miedos, pero lo de los dedos va a peor. me arranco la punta de los dedos, alrededor de las uñas y voy bajando hacia la palma hasta que no puedo más. me hago lo mismo en los pies pero ademas me arranco las uñas y arranco la piel de la planta de los pies, se me ha ido tanto la olla que a veves he llegado a tener que ir cojeando. No se como parar. Coincido con todo lo que dices en este post, creo que ha faltado poner(aunque es bastante lógico) que en el momento.te sientes.muy bien, pero luego cuando ves.el.estropicio te sientes fatal, y si, como bien has dicho, no kieres q nadie se fije en las heridas.

No.se que hacer ya.cn esto... la verdad es que m gustahacerlo... me quedo tan a gusto.

gracias por.escucharme

sandra

Jennifer dijo...

Sandra,
Si estás medicándote con sertralina, supongo que tendrás a algún psiquiatra que te atienda. Quizás, junto con la medicación, deberías someterte a un tratamiento cognitivo-conductual. La terapia farmacológica y la conductual han demostrado muy buenos resultados cuando se aplican juntas.
Suerte!

Anónimo dijo...

Hola yo lo hago desde que tengo uso de razon!! Ya tengo el dedo indice casi deformado y los otros con heridas!!! Mi boca siempre esta sangrante no lo puedo evitar a veces me mantengo activa para no pensar en hacerlo pero luego llega la noche y no puedo dormir y pues lo hago :( haa tambien me quito todo el cuerito de la planta del pie ahorita mismo tengo muchas heridas y casi no puedo caminar mi esposo se enfada pero que puedo hacer :(

Jennifer dijo...

Hola a todos,
Acabo de publicar un eBook sobre la Tricotilomanía. Como se trata de un problema muy similar al de la dermatilomanía, las explicaciones y las técnicas que allí aparecen les pueden ser muy útiles.

Alicia dijo...

Hola, ya sé que esta entrada es de hace mucho tiempo pero creo que tengo esta manía; a todas horas estoy rascándome la cabeza con el dedo índice, ya sea de la mano derecha o izquierda, y no sólo me estoy haciendo heridas, sino que por ejemplo a la hora de estudiar me molesta mucho porque me impide concentrarme. ¿Qué puedo hacer? Llega un momento en que ya es desesperante, por más que intente no puedo evitarlo :S no creo que sea ansiedad, no tengo ninguna preocupación importante o algo parecido...

Sara Blanco Peña dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jennifer dijo...

Alicia y Sara,
Hace poco he escrito un Ebook en colaboración con otra psicóloga que aborda el tema de la tricotilomanía (arrancarse los cabellos compulsivamente). Las técnicas para controlar este problema que allí se mencionan también se pueden aplicar a la dermatilomanía. También les será de utilidad las explicaciones sobre por qué surge el trastorno. En realidad, ambos problemas solo difieren en la parte del cuerpo que resulta dañada.
Este es el Ebook: Tricotilomanía.
A este blog llegan cada día miles de personas y yo soy una sola para responder todas sus dudas. Por eso, solo respondo a los comentarios en el blog.
Por el momento no brindo consultas ni orientación vía email. Lo siento.

Anónimo dijo...

HOla...que gusto saber que no soy la única, varias veces he consultado con psiquiatras y psicólogos, pero nadie le da mucha importancia a este problema. Me pellisco los dedos de las manos hasta que sangran, ya voy en la primera falange llegando casi a la palma de la mano, me sangran y ahí paro hasta que sale nuevamente y así todos los días.
Comencé hace muchos años mordiéndome los labios y sacando los cueritos con los dedos, luego me los comía, lo mismo hago con mis dedos, las uñas jamás me crecen porque son mi herramienta para mutilarme los dedos...he intentado ponerme uñas postizas y ahí disminuyo porque estas son gruesas y me dificulta pelliscarme, pero recurro al cortauñas para continuar con mi manía...espero me puedas ayudar, ya que estoy desesperada...tengo 41 años y lo peor es que mi hija mayor, ya me copia y tiene sus dedos imposibles, mi bebita ya se está llevando los dedos a la boca...
Espero ansiosa tu comentario y ayuda, por favorrrr!!!!

Jennifer dijo...

Hola,
De hecho, muchas veces los niños copian este tipo de comportamiento de sus padres.
Debido a la cantidad de personas que llegaban al blog con problemas para controlar sus impulsos, he creado un Ebook que aborda este tema.
Está dirigido específicamente a la tricotilomanía (arrancarse los cabellos) pero considero que es totalmente válido para combatir la dermatilomanía puesto que la explicación y las técnicas son aplicables.
Te dejo el enlace: Tricotilomanía.

Anónimo dijo...

Hola,
Uf! leer esto fue como un balde de agua fría. Además de este trastorno, pude darme cuanta que tengo tricotilomanía y anteriormente sufrí de onicofagia (recuperada en un 90% de manera súbita.
Me alivia de alguna manera saber que puede ser tratadas ya que son trastornos. Mi madre siempre me reta cuando me ve sacarme las costras o tirando de mi cabello. Quizás ya va siendo hora de que visite al psicólogo por ayuda.

Anónimo dijo...

que fuerte! yo llevo un monton de tiempo arrancandome costras de la cabeza ,aunque me haga daño, granos de la cara, quitandome los pellejos de los labios hasta qe sangro y comiendome la piel d alrededor de los dedos. pero sobretodo cn las costras y cuando me vuelve a salir me la vuelvo a arrancar..
se que es manía y obsesion pero asi me paso el dia.

Jennifer dijo...

En realidad, la tricotilomanía, la onicofagia y otros trastornos de este tipo suelen pasar desapercibidos, a no ser que adquieran proporciones mayores. Normalmente los asumimos como "comportamientos obsesivos" y no les damos mayor importancia.
No obstante, es importante atajarlos a tiempo antes de que se escapen de nuestro control.

Anónimo dijo...

Hola,me gustaria que me ayuden o nose,solamente saber si es ''comun'' o a que se debe,no lose.pero osea,yo me hago heridas en el cuero cabelludo con las uñas,desde hace bastante tiempo,creo que dos o tres años,no estoy segura como empezo,creo que con la excusa de que tenia caspa y entonces quise quitarla,lo hise fuerte y se me hiso una pequeña herida y desde ahi segui y segui hasta ahora,yo intente muchas veces dejar de hacermelo,pero nose,no es facil,SIEMPRE TODO EL TIEMPO TODO EL DIA,EN CUALQUIER MOMENTO(cuando estoy sola)lo hago.todo el tiempo tengo los dedos en la boca,para sentir el gustito de la sangre que me quedo,xq cuando me hago esas heridas sangra y si lo se es asqueroso pero no puedo parar.

Jennifer dijo...

En el Ebook sobre la Tricotilomanía menciono numerosas técnicas que también pueden ser útiles para la dermatilomanía ya que son dos problemas prácticamente idénticos. Te lo recomiendo.

Anónimo dijo...

Hola, tengo un problema que no se si será esta enfermedad. Lo que pasa es que yo tengo la piel muy sensible, y extremadamente seca (problemas dermatologicos) lo que hace que en la mano tenga mucha piel blanca (muerta) y vivo arrancandola porque es una manía, todo el tiempo, a veces es hasta inconsciente. Tendré esto también?

Jennifer dijo...

En tu caso, aún no puede hablarse de dermatilomanía en el sentido más estricto del término pero si no atajas a tiempo esta compulsión, podría convertirse en un problema.
De hecho, la mayoría de los casos de dermatilomanía comienzan a partir de una zona de su piel con la cual no se sienten satisfechos.

Anónimo dijo...

tengo el mismo problema, antes tenia la mania de herirme ls dedos, ahora ya no lo hago, pero tengo otra mamia la de hacerme herids en l cabeza y luegosacar las costras ya no se que hacer es horrible pero se volvio addiccion como puedo sejar.de hacerlo?

Jennifer dijo...

Este Ebook tiene algunas técnicas para aprender a manejar ese tipo de impulsos.
Espero te sea útil.

Anónimo dijo...

DIOS! pensaba que solo me sucedia a mi nunca pense encontrar que la idea que me pasaba por la mente hace años era cierta.
creo que lo he hecho desde muy pequeña ,pero desde los 15 me saco las imperfecciones de la cara,ahora me saco costras de las orejas,de la espelda.
En la universidad mis compañeros me decian espejito.
Evito los espejos y hago promesas pero es mas fuerte que yo, uso tratamientos para imperfecciones solo por mejorar lo que destrullo porque mi piel es normal, casi todas las personas me dicen que deje y me dicen es una mania que no me ven nada,mi hermana menor,mi mamá todos en casa me pegan en la mano me dicen que me paresco a cosas a ver si dejo, cuando estoy en reuniones mi hermana me dice deja pero al poco tiempo...
una tia dice que estimulo la salida de espinillas con mi tocadera.
me asusta pensar que pueda ser peor .

Jennifer dijo...

No es mi intención asustarte pero estos problemas suelen ir a peor si no buscas ayuda. Te recomiendo que pidas cita con un psicólogo cercano.
Caso contrario, este ebook tiene técnicas que te pueden ser de ayuda.
Suerte!

CRISTINA dijo...

Lo que me pasa a mi es curiosisimo. Tengo 33 años y desde que tengo uso de razon me muerdo las uñas. Asi ha sido hasta abril del año pasado, en un momento en el que buscando trabajo al entregar un curriculum en una tienda, la dependienta me miro las uñas y desde ese momento decidi dejar el vicio y.consigo lo que nunca pense que podia conseguir...uñas largas y bonitas. Pero que pasa?? Pues que al empezar a tener esas uñas, empiezo con otro vicio nuevo,las postillas en la cabeza y la cara. Y esq es horroroso...no puedo dejar de tocarme. Me quito las q tengo y.si no tengo de tanto q me toco me las hago. Mi madre y mi novio no paran de llamarme la atencion, pero es incontrolable y hasta que no lo hago no paro. Resulta entonces que si tengo manos bonitas tengo la cabeza y cara fata. Y cuando me muerdo las uñas, al tenerlas minusculas y no poder radcarme me desaparecen las postillas de la cara y cabeza. Entonces que hago???

Jennifer dijo...

Hola Cristina,
No es extraño que las personas que tienen comportamientos obsesivos abandonen uno para caer en otro. Esto se debe a que este comportamiento es como una válvula de escape para el estrés y, además, provoca cierto grado de satisfacción en el momento en el que lo estás haciendo. Aunque después, obviamente, te arrepientes.
Te recomiendo leas este Ebook puesto que trata sobre un problema similar: la tricotilomanía, analiza sus causas y brinda técnicas prácticas para aprender a controlar este tipo de comportamientos.

Anónimo dijo...

Hola, después de mucho tiempo he encontrado este artículo que da perfectamente con lo que me pasa. En mi caso concreto sé que es por estrés y ansiedad, ya que desde hace algo más de 4 años, tengo este problema por cuestiones complicadas en la familia. He estado mejor y he tenido rachas en que no he tocado para nada mis brazos, pero estoy otra vez igual y con sentimiento de culpabilidad, porque sé que no debo y ahora con este tiempo, no puedo ponerme manga corta, ni tirantes, me siento avergonzada y quiero cambiar este mal hábito que tengo. Por favor, ¿alguien podría decirme qué puedo hacer?

Gracias.

Jennifer dijo...

Si tu problema no es tan grave, te aconsejo este Ebook que hace referencia a la tricotilomanía pero en la base, ambos problemas son casi idénticos.
Podrás comprender de qué se trata y así eliminar el sentido de culpa. Además, encontrarás técnicas prácticas que te ayudarán a tener un mayor autocontrol.
Por otra parte, también puedes pedir cita con un psicólogo. Este valorará tu caso y determinará cuál es el tipo de terapia más adecuada.

Anónimo dijo...

hola! me gustaraia compartir mi caso, ya que no tiene que ver con las uñas ni con el cabello solo con costras me pica algun insecto o simplemente algun granito que me sale y me lo arranco varias veces y sin darme cuenta llego a tenner unas megallagas de una simple granito o picadura nose si se le llame de igualmanera a este transtorno pero si me gustaria encontrar ayuda mis mayores problemas es en el cuero cabelludo mis brazos mis piernas y mis nalgas. y en mi cara lo hago ya por las noches ya que estoy acostada pensando para dormirme. saludos!

Jennifer dijo...

Hola,
Normalmente la dermatilomanía comienza arrancándose las costras. La persona se siente incómoda con estas irregularidades en su piel y experimenta un deseo compulsivo de eliminarlas.
Probablemente te encuentras en el primer estadio de esta patología por lo que si asumes técnicas de autocontrol tienes excelentes probabilidades de lograr que el trastorno no degenere.

Anónimo dijo...

Hola...estoy impresionada soy mamá de una adolescente que se pellizca la piel...y tiene mucho tiempo haciéndolo nadie daba con el diagnostico se le hicieron un poco de exámenes médicos y todos salían bien...hasta que un dermatologo le dijo lo que tenia...es difícil para mi ver a mi hija en esta situación sufro mucho estamos apenas comenzando ya la estaré llevando a un siquiatra para que la ayude...Estoy leyendo información en Internet y me encontré con esta pagina...tomare nota de las cosa tan importantes que dicen gracias... :)

Jennifer dijo...

Me alegra muchísimo que hasta el sitio haya llegado una madre comprensiva porque para salir de este problema las personas necesitan del apoyo y la comprensión de quienes le rodean, que a menudo minimizan el problema puesto que ni siquiera conocen que se trata de una patología.
Te adelanto que el proceso de sanación no será rápido y quizás habrán periodos de recaída pero vale la pena emprender este camino.

Anónimo dijo...

Hola tengo 21 años y 3 hijos al igual q todos yo pensba ser la unica llevo desd los 7 me rasco y como lsd costras de brazos cara y todo
Mi preocupacion se presento hasta q mis hijos empesaron a hacer lo mismo necesito buscar ayuda ya es un trauma el no podet usar vestidos o shorts no se con kien buscar ayuda ya mo kiero haverlo

Jennifer dijo...

Los niños aprenden mucho por imitación, puede ser que al ver tu hábito, lo hayan adquirido ellos también.
Este ebook hace referencia a la tricotilomanía, que es arrancarse el cabello pero como se trata de un problema casi idéntico a la dermatilomanía, creo que podría serte de ayuda. Además, contiene algunas técnicas prácticas.
Suerte!

Vania dijo...

Hola al fina ya no me siento un bicho raro mi problema es que tengo casi 33 años y desde los 10 aprox me rasco la cabeza me hago heridas y las costras las arranco y me las como es terriblemente vergonzoso reconocerlo pero es algo que vengo haciendo desde siempre y tengo un hijo de 6 años muy inteligente que ya se esta dando centa ademas ahora me salieron costras en la espalda nose que hacer he ido a varios dermatologos y nada me funciona .... Gracias de antemano

Anónimo dijo...

hola tengo 18 años y desde que tengo uso de razón tengo este desorden quiero parar pero no lo logro. en mi caso me quito las costras y las sigo rascando aunque ya estén sangrando no pensaba que era un problema serio o que esto afecte mi salud pero las uñas tienen germenes que pasan a las heridas y se pueden infectar, mi vida social no es muy social pues cuando quiero salir no puedo por que tengo que cubrir mis cicatrices y heridas o la ropa que me gusta ya no me la puedo poner por el mismo motivo. siento satisfacción cuando me las quito y no me importa el dolor pero cuando se me ha pasado soy consciente y me arrepiento he tratado de dejarlo pero no lo logro no se por que lo hago. creo que es momento de solicitar ayuda de alguien que sepa de este tema por que ya no puedo sola y los testimonios me dan fuerza para poder hacer algo en contra de este padecimiento gracias por su blog ayuda a muchas personas a darles fuerza y a saber a que se enfrentan.

Jennifer dijo...

Vania,
La dermatilomanía no es un problema dermatológico sino psicológico, por eso es el psicólogo el profesional más capacitado para tratarlo.

Anónimo dijo...

hola me gusto mucho el informe tengo 25 años de los cuales llevo 15 pellizcandome los lavios es una adiccion me lastimo me duele y sin embargo el dolor es placentero es como q si me doliera y no me importa no se como sacarme esta mania es muy feo incluso en verano tengo los lavios resecos y es presa facil para mis uñas necesito un consejo una ayuda besoossss

Jennifer dijo...

Considero que este libro sobre la tricotilomanía te puede ser útil porque es un problema bastante similar. Contiene algunas técnicas prácticas.

Anónimo dijo...

hola... antes me arrancaba solo las uñas... he conseguido dejar ese vicio. desde hace unos años me arranco pieles en manos, pies y dedos de ambos. Me rasco y me arranco las costras de cualquier cosa y de cualquier lado... me estoy volviendo loca.. ya estoy tratada por síndrome del pánico y me medico. no puedo dejar de hacerlo.. me hago sangre y sigo.. me duele y sigo.. se enfada conmigo la gente de mi alrededor, me dan el toque.. y sigo.. estoy que no se que hacer..

Jennifer dijo...

Si has tenido ataques de pánico en el pasado y tienes tratamiento, supongo que habrás visto a un psicólogo o psiquiatra, te aconsejaría que le pidieses cita y le comentases tu problema. Seguramente podrá ayudarte.

Anónimo dijo...

Hola,pensé que a mí sola me pasaba esto. Yo empecé a los 8 años con el cortauñas arrancaba toda mi piel de la planta de los pies,algunas heridas eran profundas,sangraban y a veces no podía caminar. Luego empecé a comerme las uñas de las manos y ahora que tengo 26 tras haber dejado de hacer esas cosas,ahora se me dió por arrancarme la piel de la boca con una pinza hasta sangrar y casi no puedo esperar a que me vuelva a crecer para volvérmela a arrancar..ayuda!!

Jennifer dijo...

Te recomiendo que visites a un psiquiatra cuanto antes, verás que mejoras con un tratamiento.

REFLEXIONES Y AYUDA dijo...

Hoy ha sido uno de esos días y me he puesto a reflexionar una vez más sobre este trastorno. Me gustaría compartir con ustedes algunas de las cosas que considero relacionadas y que pueden ayudar:

- Creo que el valorar tu autoestima conforme a la bello que se vea tu rostro hace que te obsesiones con él, y por tanto que busques su perfección intentando "aniquilar" imperfecciones.

Lo que también explica lo terriblemente mal que nos sentimos después de hacerlo, ya que en esos momentos ponemos nuestra valía en cómo luzca nuestro rostro. Aunque reconozco que al ser heridas que se hace una misma la dosis de culpabilidad y malestar es todavía mayor.

Relacionado con esto he leído que una buena solución sería eliminar todos los espejos de la casa (quizá dejar el del baño como máximo, y si es de pequeño tamaño mejor). Tener muchos espejos en casa hace que nos miremos demasiado y demos excesiva importancia a nuestro aspecto. Y si justamente lo que te trae problemas es tu aspecto (por ejemplo tu piel), te ayudaría mucho a valorar y sentir sin condicionarlo tanto a cómo te ves o a cómo te ven.

- Desde el tema de la culpa psicológicamente, creo que ya me suelo sentir culpable, y ansiosa, antes de ponerme a la acción y descontrolarme haciéndome heridas. Creo que a veces es, inconscientemente, una búsqueda de castigo por la culpa que ya sientes.

- Puede ser útil analizar en frío en que situaciones estresantes (qué tenían en común?) sueles hacerte esas heridas. Pueden darte información de un conflicto especial que te genera especial estrés, y cómo abordar ese conflicto o relación de manera más sana para ti, más acorde con tu manera de ser...

- Me parece interesante la conexión entre la piel, sus marcas, y el contacto con los demás. Puesto que justamente lo que solemos evitar cuando nos hacemos un estropicio en la piel es el contacto con los demás durante varios días. He llegado a pensar en alguna ocasión que era la manera más fácil de dejar de ir a una cita que no me apetecía de antemano, pero que me veía obligada a ir por cuestiones de tradición familiar... al hacerme el destrozo en la cara desvié inconscientemente la culpa y duda ante la cita a la culpa y preocupación por el estado de mi cara. Evidentemente no fui.

-Hoy he llegado a pensar que es una manera inconsciente de desviar la atención de algo que te agovia a la preocupación por tus marcas. Estaría bien otra manera de afrontar esta ansiedad sin llegar a la herida y a la autocompasión.

-Hace varios años dejé de fumar. También dejé de arrancarme el pelo, tuve este transtorno durante un tiempo más reducido y una solución muy eficaz fue cortarme el pelo bastante corto. Cuando me veo tirando un poco de él vuelvo a cortarlo, aunque ahora no haga falta que sea tan corto, pero me funciona. He decidido utilizar herramientas similares a las que utilicé para dejar el tabaco para dejar la dermatilomanía. Una de ellas es apuntar en mi agenda, cada día, una razón por la que no hacerlo. Así el triunfo es cada día que consigo no tocar los poros.

En momentos en que me veo tentada (o ya te has hecho la primera herida) creo que una gran solución es irse a otro lugar, hacer otra cosa, abandonar el dichoso espejo y evitar examinarse, como es mi caso, los poros de la pierna como con lupa. Dejar de mirarse tanto de esa manera exhaustiva y descorazonada, suele ser la antesala del pellizco.

- Eso sí, si es que recaes, no te culpes ni pases demasiado tiempo machacándote, lo estás intentando y eso es una clave de que lo vas a conseguir. Ámate, trátate con ternura, has conseguido muchas cosas en esta vida con paciencia y sin rendirte, y esto puedes conseguirlo. Date tiempo. Trátate con mucho cariño. Puedes ir sustituyendo todas esas heridas por abrazos, caricias y piropos!!!

Muchas gracias por este espacio de expresión. Me ha alegrado ver que no era la única y ojalá alguna de mis reflexiones puedan ayudarles

brenita dijo...

Hola mi nombre es brenda lo que pasa conmigo es que no puedo dejar de pellizcarme la cara y la cabeza me sangro y despues de que tengo costras me las quito y me las como al tenerlas en mi boca me siento bien, mi familia dice que me veo fea y que deje de hacerlo pero no entienden que no puedo pero si quisiera dejar de hacerlo me podrian ayudar soy de queretaro gracias

Jennifer Delgado dijo...

Hola Brenda,
La dermatilomanía es un trastorno y, como tal, no basta con la fuerza de voluntad, se necesita ayuda especializada. En este libro, por ejemplo, podrás encontrar estrtegias prácticas para controlar el problema. Está dirigido a las personas con tricotilomanía pero es aplicable también a la dermatilomanía.
También deberías considerar acudir a un psicólogo que valore tu caso y te ofrezca un tratamiento personalizado.

marianela dijo...

Hola,yo también padezco esto, por mucho tiempo me comi la piel de las yemas de los dedos hasta a veces lastimarme mucho , luego comemerme la piel interna de los labios , y ahora me pasa que hace mas de un año tengo una costra en mi cabeza que no puedo dejar de sacar y se ha hecho mas grande, me preocupa que se infecte o pase algo, asi que voy a tratar de juntar voluntad para dejar de hacerlo, gracias por la info!!

Vere Cuga dijo...

Hola

Yo también tengo la manía de las costras y quisiera informacion de ello, desde pequeña siento un placer enorme de quitarme las costras ahora tengo 25 años y sigo con lo mismo es algo entre placer y ansiedad siempre he pensado que no es nada bueno, incluso mis piernas están llenas de cicatrices horrbles lo cual al parecer no me interesa demasiado, no solo quito las costras si no q también me gusta morderlas y una vez q las quité y comienzo a sangrar me gusta comer mi sangre hoy en día soy mamá de un peque de 2 años y la historia en vez de mejorar empeora pues ahora también arranco las de él y una q otra también me he comido, algunas veces el se ha quejado pero parece q el amor de madre desaparece por inntantes y continuo con lo mío hasta lograr lo que tanto quiero.

De verdad agradecería mucho el que brinden mas información respecto al tema ya que de verdad me parece que es algo preocupante.

Gracias!!

Jennifer Delgado dijo...

Vere,
Este ebook sobre la tricotilomanía puede serte de ayuda ya que se trata de un trastorno muy similar.
No obstante, si llevas tanto tiempo con este problema, lo ideal es que te sometas a terapia con un psicólogo, de forma presencial.