2/04/2010

La felicidad guía al éxito: 9 ideas que lo sustentan

La literatura psicológica muestra una clara relación entre el éxito y la felicidad pero... ¿el éxito nos hace más felices o más felicidad facilita el camino al éxito?

Tácitamente asumimos que el éxito conduce a la felicidad pero... esta relación podría no ser tan lineal, ser más felices también podría conducir al éxito. O al menos esta es la hipótesis que defiende el profesor Sonja Lyubomirsky y sus colegas de la Universidad de California. La mejor evidencia de que la felicidad puede ser un factor decisivo para el éxito proviene de sus investigaciones científicas experimentales. Estos trabajos inducen en los participantes estados de humos positivos o negativos y posteriormente se evalúan sus comportamientos en situaciones de interacción social. Así, se ha llegado a recopilar suficientes pruebas como para brindarle a la felicidad un lugar privilegiado en aras de alcanzar cierto nivel de éxito. ¿Cuáles son las actividades que favorecen la felicidad?

1. Hablar con los otros. Las personas positivas y felices tienden a hablar con los otros. En este proceso de apertura la persona se libera de muchas de sus tensiones, puede escuchar nuevas perspectivas y reasumir las situaciones desde una actitud diversa. Hablar con los otros tiene cierto parecido con un proceso catártico donde liberamos nuestras emociones y nos impregnamos de nuevos puntos de vista.

2. Interesarse en actividades de ocio. Las personas que suelen tener buen humor no se cierran a las actividades que les permitan desconectarse del estrés cotidiano. Así, asisten a fiestas con cierta asiduidad, salen a cenar con los amigos o se toman unas merecidas vacaciones.

3. Disfrutar de la interacción social. Estas personas hallan placer en relacionarse con los amigos, familiares y compañeros; no asisten a una cita por compromiso sino porque verdaderamente experimentan placer en la compañía y la conversación.

4. Resolver los conflictos de manera efectiva. Las personas con buen humor tienden a colaborar para solucionar los conflictos más que a evitarlos o asumir una posición de ganancia absoluta.

5. Ayudar a los otros. La conducta prosocial suele provocar más efectos positivos en aquel que ayuda que en el ayudado. Los mecanismos que están en la base aún no han sido muy bien explicados pero también se ha reportado sus beneficios para la esperanza de vida y la salud.

6. Sentirse sanos. Aunque esto pueda parecer una perogrullada, lo cierto es que muchas veces estamos sanos pero nos sentimos mal porque no valoramos la importancia de la salud. Las personas felices se levantan cada día sintiéndose positivas por el simple hecho de estar sanas y sin dolor.

7. Ser más creativos. Dejar el espacio para que nuestra creatividad se despliegue sin interponer ninguna barrera es una forma de asegurarnos la satisfacción y la felicidad.

8. Atribuir el éxito a nuestras capacidades. Cuando las personas sienten que sus logros son el resultado de su propio esfuerzo, se sienten mucho más confiados y felices. Aunque esto pueda parecer una tontería, lo cierto es que en muchas ocasiones nosotros no somos capaces de disfrutar del éxito porque lo atribuimos a factores externos minimizando nuestro esfuerzo y participación; esta es una manera de auto negarnos la felicidad que nos corresponde.

9. Tener un sentido de la vida amplio. Las personas felices no se restringen a una meta o deseo, su sentido de la vida es amplio y generador de nuevos sentidos. Esto les permite no anquilosarse, manteniéndose siempre en la búsqueda de nuevas formas de crecimiento personal.

Quizás la aclaración que viene a continuación sea un tanto retórica pero igualmente la comparto: obviamente el éxito no depende únicamente de cuán felices somos sino de otros tantos factores externos pero sin lugar a dudas, nuestra predisposición mental desempeña un papel esencial y dinamizador.

El cómo nosotros pensemos sobre el éxito y la felicidad tiene profundas implicaciones para nuestras vidas. Si pensamos que solo el éxito puede conducirnos a la verdadera felicidad entonces es muy probable que terminemos por excluirla de nuestras vidas a la espera del gran éxito. Al contrario, si dejamos que la felicidad fluya a través de nuestras actividades cotidianas será mucho más fácil acercarnos al éxito o al menos sentirnos satisfechos con nuestros logros. Sentirse feliz es el primer paso.


Fuente:
Lyubomirsky, S. King, L. & Diener, E. (2005) The benefits of frequent positive affect: Does happiness lead to success? Psychological Bulletin; 131(6): 803-855.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

La felicidad guía al éxito: 9 ideas que lo sustentan
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

1 opiniones... Comparte tus ideas

Hola Jennifer,
Me ha gustado mucho esta reflexión. Yo también considero que el éxito es demasiado efímero para que conduzca a la felicidad y que es esta la que ayuda a conseguir el éxito. Para mi es una cuestión de actitud. Todo esto teniendo en cuenta que el éxito es una cosa relativa y que lo que uno considera éxito para otros puede no serlo.
Gracias por tus aportaciones.
Un saludo.

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones