11/01/2009

¿Por qué reímos cuando nos sentimos incómodos?

Probablemente a muchos les ha sucedido: están inmersos en una situación comprometida donde se sienten muy incómodos pero no pueden evitar la risa, aún cuando saben que es una respuesta totalmente inapropiada. ¿Por qué sucede esto? ¿Es una estrategia automática dirigida a los otros para esconder nuestro desagrado o es una estrategia dirigida a nosotros mismos en un intento de reconfortarnos?

En la Universidad Lawrence registraron videos de 89 hombres y mujeres mientras observaban filmes de contenidos: desagradable, divertido o neutro. Las personas disfrutaban de los filmes en compañía de otros o solos frente a la pantalla.

Se pudo observar que mientras más desagradable era el contenido del filme proyectado más incómodos se sentían los participantes y más reían.

Al finalizar la prueba, las personas que más habían reído se sentían menos incómodas en comparación con las que controlaron la risa.

En este punto de la investigación se ha demostrado que reír es una estrategia personal para controlar la incomodidad propia pero… esto no es todo...

Los que asistían a las proyecciones en compañía de otras personas reían más que aquellos que veían los filmes solos. Por lo cual, reír también podría ser una estrategia para esconder los sentimientos propios.

Así, los investigadores indagaron sobre los criterios y juicios de los participantes en relación con sus compañeros de proyección. Las personas más risueñas eran enjuiciadas como menos agradables y con un comportamiento inapropiado. ¿Qué nos indican estas valoraciones? Todos sabemos perfectamente que reír en situaciones de incomodidad no es adecuado, no obstante, no lo podemos evitar porque es una estrategia que se activa de manera semiautomática para contrarrestar el estado de ánimo individual.

De esta forma, la risa embarazosa tiene una función eminentemente autorreguladora. Cuando estamos frente a las personas la necesidad de reír para contrarrestar estas emociones se hace mayor porque, a la incomodidad intrínseca de la situación, se le suma la incomodidad de develar públicamente nuestras emociones.

Conociendo esto, quizás la próxima vez que veamos reír a alguien en una situación embarazosa podremos ser más indulgentes en su valoración.

Fuente:
Ansfield, M. E. (2007) Smiling When Distressed: When a Smile Is a Frown Turned Upside Down. Personality and Social Psychology Bulletin; 33(6): 763-775.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

¿Por qué reímos cuando nos sentimos incómodos?
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones