11/09/2009

Los Sueños lúcidos

El término Sueño Lúcido fue usado por primera vez por el psiquiatra holandés Van Eeden en un estudio realizado en el 1913. Sin embargo, el primer estudio moderno data del 1867 titulado: "Los sueños y cómo controlarlos". En la actualidad se acepta como un hecho científicamente comprobado que se incluye dentro de los sueños elaborados de manera simbólica en los cuales se representa e intenta resolver algún conflicto o problema que posee la persona. Estos sueños están cargados de contenidos simbólicos que normalmente son específicos para cada persona.

Durante un sueño lúcido la persona se da cuenta que está soñando e incluso puede interferir en el curso del sueño sin llegar a interrumpir la actividad onírica o despertarse.

Algunos científicos aseveran que la mayoría de las personas han tenido uno o más sueños lúcidos en algún momento de su vida aunque algunas veces son olvidados al igual que los sueños comunes. Sin embargo, lo usual es que los sueños lúcidos perduren en el recuerdo ya que son descritos como más excitantes, fantásticos y llenos de color. Además, algunos sueños transcurren en una especie de hiperrealidad donde los elementos están amplificados por lo cual la experiencia se siente más real que los estados cotidianos de vigilia. A menudo se comparan con experiencias místicas o espirituales.

Probablemente por sus peculiaridades el sueño lúcido más antiguo data del 415 D. C. cuando San Agustín de Hipona cuenta que un ángel lo "despertó" en un sueño para mostrarle que la percepción no dependía del cuerpo sino del espíritu o la conciencia, demostrándole que podía experimentar la realidad que le mostraban mientras su cuerpo yacía dormido con los ojos cerrados en su cama.

Ya para el siglo octavo, los monjes tibetanos practicaban una forma de yoga basada en la mantención de la conciencia durante las diversas fases del sueño; a esta práctica la llamaban el yoga del sueño. Uno de sus fines era el reconocimiento de la naturaleza ilusoria de todos los fenómenos.

Durante los años '50 se conoció que los integrantes de la tribu de los Senoi en Malasia usaban los sueños lúcidos como una forma de integración y crecimiento psicológico y espiritual. Creían que el mundo espiritual estaba íntimamente unido al mundo de los sueños y les enseñaban a los más jóvenes a conquistar el peligro y enfrentar a los enemigos en un estado de sueño lúcido.

En otros lugares, los chamanes utilizaban ampliamente estos sueños para establecer contacto con los espíritus guías. Por su parte, en Australia, los aborígenes viajaban al mundo de los sueños creyendo que se encontraban con los espíritus de los ancestros y los creadores del mundo. Sus representaciones incluían puntos y rayas de colores con intrincados patrones, precisamente como aquellos que se pueden observar al quedarnos dormidos de manera consciente.

Este tipo de sueño se produce en la fase REM pero se corresponde con un contenido de ondas alfa muy superior a lo habitual en esta fase.

Algunas personas presentan una mayor disposición a vivenciar los sueños lúcidos aunque hay quienes afirman que con un poco de entrenamiento todos podríamos soñar estando semidormidos. Los soñadores más experimentados pueden llegar a controlar sus sueños a voluntad llevando a cabo sus deseos en los mismos. Las habilidades más comunes están en poder cambiar el lugar donde se encuentra en el sueño, visitar sitios conocidos o imaginarios, volar o cambiar de forma. Se dice que este tipo de sueños intensifican y destacan la auto reflexión.

Es una realidad paradójica ya que exigen una activación del sistema nervioso central propia de la vigilia pero sin duda alguna es un fenómeno del sueño. Las personas que vivencian este fenómeno poseen buenas habilidades viso-espaciales, bajos niveles de estrés y un excelente equilibrio físico. Sin embargo, también presentan una mayor imaginación que el resto de las personas que no vivencian este fenómeno y reportan experiencias místicas estando en vigilia.

Fuente:
González de Rivera, J. L. (1993) Psicopatología del sueño. Focus on Psychiatry; 4: 76-87.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Los Sueños lúcidos
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

2 opiniones... Comparte tus ideas

es primera vez que leo algo relacionado con los sueños elaborados, personalmente he experimentado este tipo de sueños desde que soy niño, puedo recordar muchos sueños de mi infancia. Regularmente tengo estos sueños y no se a que se debe.

Anónimo,
Si estos sueños no te causan ningún tipo de problemas, ni siquiera deberías preocuparte por ellos visto que se ha demostrado que quienes los tienen están menos estresados que el resto de las personas y poseen mejores habilidades viso-espaciales.

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones