12 de octubre de 2009

Los mensajes subliminales: ¿cómo afectan nuestro comportamiento?

Comparte
Los mensajes subliminales son procesados a nivel cerebral pero no llegan a hacerse conscientes.

El cómo podrían afectar nuestros comportamientos y decisiones es un tema poco investigado y aunque las opiniones de los psicólogos al respecto están muy divididas; las creencias populares establecen una relación lineal causa-efecto entre la emisión del mensaje y el comportamiento de la persona. No obstante, la incidencia de los mensajes subliminales resulta más extraña de lo que sus mismos creadores pueden imaginar y en algunas ocasiones pueden generar efectos contrarios.

El por qué del desconocimiento sobre el fenómeno subliminal se puede comprender acercándonos a su historia, la primera investigación realmente rigurosa en este campo fue llevada a cabo en el 1919 por Poetzle al establecer una relación entre los estímulos subliminales, la sugestión poshipnótica y la neurosis compulsiva. Luego, el estudio de la percepción subliminal no volvió a llamar la atención hasta finales de la década del 1950 porque en el 1957 Vicary, investigador del mercado norteamericano, mostró un taquistoscopio (una máquina que proyectaba en la pantalla mensajes invisibles que pueden ser captados pero que no llegan a la consciencia).

Durante la proyección de esta película aparecía un fotograma extra con el siguiente mensaje: "Tienes hambre, come palomitas. Tienes sed, bebe Coca-cola". El resultado fue asombroso: La venta de palomitas se disparó un 70%, mientras que la de la bebida tan sólo un 20%. El escaso aumento de la bebida los condujo a una investigación más a fondo descubriendo que en los días del experimento habían bajas temperaturas por lo cual las personas no tenían la necesidad de beber.

Siguiendo esta idea el alemán Martijn Veltkamp asevera que los mensajes subliminales solo actúan como “priming”, es decir, plantan determinada idea en nuestras mentes que fructifica o no en dependencia de la necesidad que experimentemos por el objeto en cuestión. En otras palabras, muchos de nosotros verdaderamente sentimos el deseo de beber, comprar, adquirir tal o cual marca pero muchas veces este impulso se mantiene reprimido hasta que los mensajes subliminales actúan como un disparador, convierten ese deseo en necesidad.

Por otra parte, en las investigaciones que ha desarrollado se demostró que la información subliminal que envía mensajes positivos es mucho más efectiva que aquella que envía mensajes de carencia, al contrario de lo que se pensaba históricamente.

No obstante, los resultados controvertidos acerca de la incidencia de los mensajes subliminales continúan apareciendo.

Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén han realizado un curioso experimento con 300 israelitas. Se formaron dos grupos al azar, solo a uno de ellos les mostraron la imagen de su bandera. ¿Los resultados? Al preguntarle sus ideas sobre el conflicto israelí-palestino, las personas que “vieron” la bandera eran más moderados en sus opiniones, el mismo experimento se repitió pero esta vez los días anteriores a las elecciones. Las personas sometidas a las imágenes subliminales de la bandera mostraron más intenciones de votar por el centro.

En resumen, era de esperarse que someter a las personas a la imagen subliminal de un símbolo patrio hiciese que sus opiniones fueran más extremas pero los resultados fueron radicalmente opuestos. Las explicaciones al por qué de estas actitudes aún no han sido esclarecidas.

Otro estudio desarrollado en la Universidad de Illionis sugiere que las campañas publicitarias para promocionar los ejercicios físicos tienen resultados opuestos: las personas tienden a comer más. El secreto parece estar en el mensaje subliminal que llega a las personas a través de las palabras ya que idénticos pósters con los mensajes: “has amigos” o “comparte en grupo” no produjeron estos comportamientos mientras que aquellos cuyas imágenes iban acompañadas con las frases “únete al gimnasio” o “da un paseo” provocaron que las personas comieran 1/3 más.

Así, las nuevas investigaciones en este campo están reconstruyendo toda la teoría existente sobre los mensajes subliminales. Particularmente considero que independientemente de la calidad de las imágenes subliminales o su contenido lo consciente siempre desempeñará un papel decisivo. Como personas tenemos determinadas necesidades e impulsos pero somos capaces de controlar los mismos y darle preferencia a otras actividades. Donde existan fuertes convicciones, ideas y pensamientos bien fundamentados poco podrá incidir la publicidad subliminal.


Fuentes:

NWO (Netherlands Organization for Scientific Research) (2009, Julio). Subliminal Messages Motivate People To Actually Do Things They Already Wanted To Do. ScienceDaily. En: http://www.sciencedaily.com­ /releases/2009/06/090630163523.htm

University of Illinois at Urbana-Champaign (2009, Marzo). Health Campaigns That Promote Exercise May Cause People To Eat More. ScienceDaily. En: http://www.sciencedaily.com­ /releases/2009/02/090227112305.htm

Hebrew University of Jerusalem (2008, Enero). Subliminal Messages Can Influence People In Surprising Ways. ScienceDaily. En: http://www.sciencedaily.com­ /releases/2007/12/071227183859.htm

0 opiniones... Comparte tus ideas: