9/29/2009

El suicidio: ¡No quiero vivir!

Desgraciadamente existen algunas personas que han llegado a un punto en sus vidas donde creen que no pueden más y desean abandonarlo todo. Los ejemplos de personas famosas a través de la historia lamentablemente son numerosísimos: Hemingway, Cleopatra, Séneca, Alfonsina Storni…

Permítaseme entonces comenzar este reflexión con unas estrofas de Benedetti:

Cómo voy a creer/ dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea.

Cómo voy a creer/ dijo el fulano
que la utopía ya no existe
si vos/ mengana dulce
osada/ eterna
si vos/ sos mi utopía.

¿Qué nos desea transmitir este poema? En primer lugar nos ubica en la realidad de la vida, esa cruda realidad que golpea a las personas que piensan en el suicidio: el mundo es una ruina y la muerte puede ser un fin simple sin más adornos que la inexistencia en la nada pero...

Existe una utopía, una esperanza que nos mantiene viviendo, un sentido que puede estar oculto en cualquier persona o hecho y que basta para embellecer la visión del mundo. Precisamente esta ilusión es la que han perdido las personas que piensan en el suicidio, se hallan sin más soluciones y sin motivaciones para seguir su vida.

¿Cuáles son las causas esenciales que conducen al suicidio?

Suelen ser muy diversas pero las más comunes son: la pérdida de un ser querido, la existencia de trastornos psicológicos anteriores como la depresión mayor, enfrentar un problema altamente significativo para la persona pero no tener los recursos psicológicos para hallarle solución; pero sobre todo: tener un sentido de vida muy limitado. Aquellas personas cuyo motor impulsor es su pareja o su trabajo cuando se encuentran sin ese aliciente sienten que el mundo se les viene encima y no son capaces de reestructurar su vida para encontrar nuevos sentidos, nuevos intereses, nuevas motivaciones. Entonces comienza a rondar un intento de solución equivocado: el suicidio.

Victor Frankl en su maravilloso libro: El hombre en busca de sentido al hacer referencia a la superviviencia en los campos de concentración nazis aseveraba que las personas que tenían más posibilidades de sobrevivir a la experiencia eran aquellos para los cuales la vida continuaba teniendo un sentido, eran personas con una razón para vivir y a ésta se aferraban.

Lo cierto es que la mejor prevención para el suicidio es tener bien claro que terminar con la vida nunca es una solución, luego, debemos centrarnos en evaluar nuestro rango de intereses y motivaciones ¿es suficientemente amplio o resulta tan estrecho que nos sentimos ahogados en nuestra propia tela de araña? También debemos potenciarnos como personas: aprender a pedir consejos y solicitar ayuda, comenzar a tolerar las frustraciones con la óptica de sacar de cada derrota un aprendizaje, saber discernir cuando es el momento de perseverar y cuando es necesario centrar nuestros esfuerzos en otras tareas, pero sobre todo, aprender a amarse y valorarse a sí mismo.

La vida siempre merece vivirla y a veces al suicidio, aunque es un tema bien complejo y serio, también hay que enfrentarlo con un tanto de humor positivo, pequeñas dosis de humor ayudan a enfrentar cualquier situación y distienden las tensiones; así se los muestra la imagen del artículo.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

El suicidio: ¡No quiero vivir!
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones