7/09/2009

Trastorno de Personalidad Esquizoide

El trastorno de personalidad esquizoide se caracteriza principalmente por dos rasgos: hay una carencia en las relaciones interpersonales pero la persona prefiere no tenerlas. El esquizoide es una persona tímida e introvertida, da la impresión de estar ensimismada en sí misma, como si estuviese ausente. Por ello, tiene serios problemas para mantener relaciones familiares, de pareja y amistades. Básicamente, se trata de una persona que no tiene los recursos suficientes como para enfrentarse a la vida, tanto en el aspecto relacional como en el laboral o estudiantil.

El esquizoide es una persona solitaria; una de las claves de su aislamiento es que tiene una escasa capacidad para aceptar y dar afecto. No son capaces de sentir gozo. Así, cuando reciben afecto, sienten poca emoción y a su vez devuelven poco afecto.

El esquizoide es el típico pariente ausente; es el que siempre falta a las comidas familiares, que no acude a los funerales, al que no se le ve en las fiestas del pueblo y trata de escabullirse en las fiestas de Navidad. Y claro, después la familia y amigos contestan de la misma forma: le dejan de lado. El problema, difícil de comprender, es que a la persona esquizoide el tener que pensar en actos públicos le supera, le sobrepasa: no es que no quiera ir, es que no puede.

El escritor checo Frank Kafka, de quien se dice que sufría este trastorno de personalidad, deja muy clara esta sensación en una carta que le escribió a su novia, con quien desea acabar la relación: "No puedo hacerte comprender, ni a ti ni a nadie, lo que pasa en mi interior ¿Cómo explicarte por qué me ocurre todo esto? Ni siquiera puedo explicármelo a mí mismo. Pero tampoco esto es lo principal, lo principal es muy claro: me es imposible vivir una vida humana entre los hombres".

Uno de los criterios diagnósticos consiste en que la persona esquizoide no tiene deseos de relacionarse con los demás pero lo curioso es que eso les hace sentir mal. Es decir, no se apartan porque quieren estar solos sino porque no saben cómo reaccionar. Se muestran independientes y despegados pero en realidad no soportan la soledad, necesitan afecto pero cuando éste aparece, les genera genera ansiedad. Y esta ansiedad les lleva a evitar de nuevo el trato social. Es un círculo vicioso. 

Una de las mayores dificultades del esquizoide es la ansiedad. De hecho, se trata de una persona propensa a sufrir cuadros ansiógenos ya que está sometida a muchísimo estrés, sobre todo cuando tiene que enfrentarse a algún tipo de relación social. Por ello, es muy frecuente que cruce de acera para evitar tropezar con un compañero de la oficina o que pasee solo por un barrio que no sea el suyo para no encontrarse con nadie conocido. Se evidencia un verdadero temor a la intimidad y al contacto personal. 

Esta ansiedad, este estrés, este temor, afectan negativamente a la persona tanto desde el punto de vista psíquico como físico. Su incapacidad para relacionarse a menudo puede ir acompañada de interpretaciones autorreferenciales, fobias, mecanismos de evitación y disconformidad con la autoimagen. Esto hace que los esquizoides tiendan a estados distímicos, a consumir drogas y alcohol e incluso pueden aparecer episodios delirantes de corta duración. 

Una característica relevante de la persona con trastorno de personalidad esquizoide es la forma que tiene de mostrar, mejor dicho, contener, su ira o agresividad. Si tiene problemas para sentir placer, también lo tiene para sentir cólera. Cuando se sienten molestos o desafiados, su forma de manifestarlo es con gestos, con desdenes posturales, aguantando la mirada del otro... podría decirse que se trata de una agresividad latente, educada. En los casos más extremos del trastorno, la persona no es capaz de sentir ira debido al fuerte embotamiento afectivo. 

Con este cuadro, es obvio que las probabilidades de mantener una relación personal de pareja o de amistad son escasas. Aunque pueden mantenerse, siempre y cuando el otro ponga interés y se esfuerce por mantener la relación.

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Trastorno de Personalidad Esquizoide
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones