7/09/2009

Trastorno de Ansiedad Generalizada: Sus síntomas

La característica clave del Trastorno de Ansiedad Generalizada es una preocupación excesiva. Vale aclarar que todos nos preocupamos en algún que otro grado pero las personas ansiosas lo hacen de forma desmedida, su respuesta es desproporcionada y su preocupación se mantiene a lo largo del tiempo.

Los temas de preocupación más comunes incluyen la salud, las finanzas, las responsabilidades del trabajo, la seguridad de los niños o incluso llegar tarde a las citas. La preocupación es tan difícil de controlar que incluso llega a interferir con la tarea en cuestión. Por ejemplo, los estudiantes pueden tener dificultades para terminar su trabajo escolar y las personas adultas en realizar su trabajo. Estos sentimientos de preocupación y el temor que acarrean se acompañan de síntomas físicos como tensión muscular, dolor de cabeza, ganas frecuentes de orinar, dificultad para tragar, la sensación de tener un "nudo en la garganta" o respuestas exageradas de sobresalto ante estímulos irrelevantes.

Cuando la ansiedad y la preocupación se vuelven crónicas, la persona padece lo que se conoce como trastorno de ansiedad generalizada. Su causa exacta no se conoce pero los psicólogos estiman que en su base existe una conjugación de factores biológicos y sociales. De hecho, no es raro que las personas con ansiedad generalizada también experimenten depresión y/o ataques de pánico, problemas que pueden estar determinados por cambios en la bioquímica del cerebro.

Los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada

El primer signo es la preocupación crónica e irracional, que se escapa del control de la persona. Independientemente del tema que haya despertado la preocupación, esta siempre está presente y en ocasiones incluso afecta el desempeño de la persona. Para diagnosticar un trastorno de ansiedad generalizada los síntomas tienen que haber estado presente durante los últimos seis meses.

- Sentirse agitado, inquieto o nervioso
- Fatigarse con facilidad
- Tener dificultad para concentrarse o tener la sensación de que la mente se queda en blanco
- Irritabilidad
- Tensión muscular
- Alteraciones del sueño (dificultad para conciliar o mantener el sueño o tener un sueño inquieto e insatisfactorio)

COMPARTE

Sigue alimentando tus neuronas

Trastorno de Ansiedad Generalizada: Sus síntomas
4/ 5
Oleh
Invert

Jennifer Delgado Suárez

Psicóloga de profesión y por pasión, dedicada a hilvanar palabras. Descubre mis libros

ALIMENTA TUS NEURONAS

La Psicología como nunca te la habían contado...

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines publicitarios.
- Sé conciso, no hagas comentarios demasiado largos.
- Cíñete al tema del artículo.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el idioma español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente, ten un poco de paciencia.
Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados. No se trata de una cuestión personal sino de mantener la lógica del blog y hacer que todo fluya lo mejor posible.
¡Gracias por compartir tus experiencias!
Ver EmoticonesOcultar Emoticones